Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Presidente Trump, Irán no es Corea del Norte

El presidente estadounidense necesita una distracción de las consecuencias de su cumbre en Helsinki con el líder ruso Vladimir Putin, opina Scott Lucas.

Nota del editor: Scott Lucas es profesor de Política Internacional de la Universidad de Birmingham, Reino Unido; es fundador y editor de EA WorldView y miembro de The Trump Project. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - Hay cuatro razones entrelazadas detrás de la advertencia de 276 caracteres que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó a Irán: "NUNCA, NUNCA AMENACE A ESTADOS UNIDOS OTRA VEZ O SUFRIRÁ LAS CONSECUENCIAS".

Publicidad

Para empezar, el gobierno de Trump está buscando un cambio de régimen en esa república islámica y espera que extendiendo las sanciones, la economía iraní se derrumbe. Horas antes del estallido de Trump, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dio un discurso en California en el que proclamó el apoyo de Estados Unidos a las protestas contra los "santos hipócritas".

En segundo lugar, el régimen iraní —el líder supremo y presidente, Hasán Rohaní, a quien los duros obligaron a adoptar un discurso más duro— hizo su propia amenaza: obstaculizar las exportaciones de petróleo de otros países si las sanciones de Estados Unidos reducen considerablemente las ventas de Irán. Esa amenaza podría incluir el bloqueo del estrecho de Ormuz en el norte del golfo Pérsico, ruta vital para los buques petroleros.

OPINIÓN: El acuerdo con Irán o el temor a una guerra

En tercer lugar, el ego de Trump sintió el golpe de Rohaní en su discurso del domingo 22 de julio: "¡Sr. Trump! Hemos sido el pueblo de la dignidad y garante de la seguridad de las vías marítimas de la región a lo largo de la historia. No juegue con la cola del león. Lo lamentará".

Publicidad

Y en cuarto lugar, Trump necesita una distracción de las consecuencias de su cumbre en Helsinki con el líder ruso Vladimir Putin y, lo más importante, la investigación sobre Rusia que está cada vez más cerca.

En los últimos diez días se han presentado denuncias contra 12 oficiales de los servicios de inteligencia rusos; se ha disipado el humo de la cooperación del exabogado de Trump, Michael Cohen, con el fiscal especial Robert Mueller; un documento que salió de reserva puso de relieve las sospechas de que los rusos se coordinaron no solo con Carter Page, sino con otros asesores de la campaña de Trump, y se avecina el juicio del exdirector de campaña de Trump, Paul Manafort.

Lee: EU acusa a 12 rusos por interferir a favor de Trump en elecciones de 2016

¿Hay una quinta razón para el estallido en mayúsculas de Trump? ¿Podría tratarse de una maniobra para amenazar con la guerra con el único fin de sacarse la foto con los líderes de Irán, como ocurrió con Corea del Norte en los pasados 18 meses?

Publicidad

No.

Aunque asumamos que el tuit de Trump se basó en la razón y no en la esperanza del cambio de régimen o en la animosidad personal, la misión trumpiana en Teherán enfrenta una serie de obstáculos.

El cambio de régimen implica que no habrá negociaciones ni se resucitará el tratado nuclear de 2015. Los principales asesores de Trump, Pompeo, y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, son firmes creyentes en el derrocamiento de los líderes de la república islámica. El buen amigo y abogado de Trump, Rudy Giuliani, estuvo en París en junio encabezando una conferencia del Consejo Nacional de Resistencia de Irán, que ha buscado el derrocamiento del régimen iraní por medios violentos y no violentos desde la revolución de 1979.

¿Donald Trump promueve el racismo?
Publicidad

No sorprende que el líder supremo de Irán no esté a favor del cambio de régimen. Aunque el equipo de Trump prediga que las pláticas se basarán en que el ayatolá Jamenei ceda, este nunca aceptará las condiciones. Como dijo el sábado: "Siempre he insistido en que no podemos confiar en las palabras ni en las firmas de las autoridades estadounidenses. Por lo tanto, negociar con Estados Unidos es inútil".

A través de esta declaración imprecisa pero estridente de una economía de resistencia para la autosuficiencia, Jamenei ha marcado su límite. Espera que los iraníes se sacrifiquen desafiando a Estados Unidos. Está apostándole a que su voluntad prevalezca sobre las protestas nacionales: después de todo, sobrevivió a las manifestaciones masivas tras las reñidas elecciones presidenciales de 2009.

Los iraníes duros tienen la sartén por el mango. El discurso duro de Rohaní, con la referencia del domingo a la "madre de todas las guerras", es una capitulación ante facciones como los Guardias Revolucionarios y la oficina del Líder Supremo. El presidente no puede entablar contacto con Estados Unidos. Incluso ha tenido que ceder en su intento de entablar relaciones con la Unión Europea, que está tratando de salvar el tratado nuclear y le cuesta proteger a las empresas europeas del castigo estadounidense.

Lee: Trump declara que la Unión Europea es un enemigo comercial de EU

Publicidad

La experiencia reciente con Corea del Norte va contra toda esperanza de que Trump entable arduas negociaciones con Irán para evitar la guerra y que haya un cambio de régimen. Su idea de llegar a un acuerdo histórico con Kim Jong Un se ha esfumado rápidamente porque el gobierno norcoreano está jugando rudo respecto a cualquier negociación sustancial y ha intensificado su programa nuclear en vez de desmantelarlo.

Es probable que Trump haya pretendido tomarse una foto estrechando la mano de Rohaní en la Asamblea General de la ONU de septiembre pasado; sin embargo, esos días ya quedaron atrás.

No estamos hablando de un salto rápido de una guerra en Twitter a una guerra real. El gobierno de Trump sigue prefiriendo el colapso económico del gobierno iraní.

Sin embargo, el riesgo de conflicto militar es real por la provocación de los tuits y el discurso de ambas partes, la invasión de los egos heridos, los errores de cálculo de los machos alfa y por las consecuencias de una economía de resistencia que ya no resiste más.

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad