Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: El dólar puede ajustar parte de las ganancias desde febrero

Apenas asumió Donald Trump el 20 de enero del 2017, el dollar index hizo un techo muy importante en niveles de 103.80 y comenzó una fuerte tendencia bajista, opina Roberto Ruarte.
jue 23 agosto 2018 08:05 AM
¿Fortaleza? Parece que el ciclo del dólar y en gobiernos republicanos es de debilidad, opina Roberto Ruarte.
¿Fortaleza? Parece que el ciclo del dólar y en gobiernos republicanos es de debilidad, opina Roberto Ruarte.

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es director y editor de Ruarte Reports. Es asesor en mercados financieros y el precursor de Análisis Técnico en Argentina y Latinoamérica. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — El dollar index es una media geométrica que en su composición tiene euro, yen, libra esterlina, dólar canadiense, corona sueca y franco suizo, con diferente participación de estas siete monedas ordenadas de mayor a menor incidencia en el índice.

El euro es el 57.6% del dollar index por lo tanto es el principal componente y es la moneda con la que mayor correlación tiene el dólar index; tomar nota que en este índice no participa ni el yuan, ni el peso mexicano, ni el real, que son monedas emergentes importantes.

Apenas asumió Donald Trump el 20 de enero del 2017, el dollar index hizo un techo muy importante en niveles de 103.80 y comenzó una fuerte tendencia bajista que hizo piso recién en febrero del 2017 en niveles de 88.25, 13 meses de Fibonacci de caída durante el nuevo gobierno republicano.

Lee: El peso retoma la senda de las ganancias a la espera del TLCAN

El súper dólar de Obama (2009/2017), que era tan amado, -algunos llegaron a llamarlo el 'Increíble Hulk' justo en su techo-, sufrió una importante pérdida de valor, mientras que en contraposición, el euro principal componente de la canasta, subió desde niveles de 1.039 a niveles de 1.2550 en esos mismos 13 meses.

Publicidad

En febrero del 2017 la psicología, como siempre ocurre, ya había mutado totalmente. El dólar ya no es lo que era y la gente se puso muy positiva para el euro y negativa para el dólar estadounidense; en dicho momento muchos especuladores largos euros en 1.25 y muchos cortos dollar index en niveles de 88.25.

En soledad desde nuestros reportes financieros, a través de este medio y en contra de la opinión mayoritaria -favoreciendo la debilidad del dólar-, advertimos que el dólar desde febrero y hacia agosto, septiembre, el verano estadounidense preparaba un rebote hacia la zona de 95/98, el dollar index alcanzó 96.98 el 15 de agosto, marcando una recuperación desde los 88.25 de febrero de 9.90 %.

El euro, por su parte, se ajustó desde 1.255 a niveles de 1.13 con una pérdida de un 10% de su valor, colocando su piso el mismo 15 de agosto en dicho nivel.

Lee: La Reserva Federal de EU sugiere que el precio del dinero subirá pronto

Con un dólar index cerca de 97 y un euro cerca de 1.1300, la psicología nuevamente mutó volvieron los titulares favorables al dólar, y los especuladores se pusieron largos en el dollar index y cortos en euros, pero básicamente muy positivos para el dólar en el sentimiento.

Como siempre ocurre, grandes consensos positivos indican techo, grandes consensos negativos indican piso, el mercado se satura de compradores y cambia su tendencia porque todos están comprados, y viceversa, cambia la tendencia porque si todos están negativos la mayoría está vendido, y al ser especuladores, el mercado no va en su dirección, cierran sus posiciones vendiendo lo que habían comprado o comprando lo que habían vendido, produciendo el efecto inverso.

Precisamente esto es lo que está pasando en el dólar y el euro desde el 15 de agosto, el mercado técnicamente en 96.98 terminó 5 ondas alcistas desde 88.25 con un sentimiento alcista para el dólar superior al 90%; el mercado no pudo seguir subiendo y ha generado un fuerte ajuste los últimos 4 días de operaciones.

Este ajuste debe recortar parte de las ganancias desde 88.25 a 96.98, idealmente el 50% de las mismas, y por lo tanto vemos que septiembre y octubre el dollar index regresará a 93/92 para recién allí culminar el ajuste que ha comenzado y retomar la senda alcista hacia el objetivo de 98 que vemos posible para este 2018, para que luego ajuste se termine de desarrollar.

Lee: El optimismo por el TLCAN impulsa las ganancias en la Bolsa Mexicana

Lo contrario es válido para el euro, la caída desde 1.255 a niveles de 1.0301 fue en claros cinco movimientos, y el rebote desde 1.1301 debe recortar el 50% de las pérdidas desde febrero a agosto, y eso debe llevarnos a la zona de 1.185/1.20 para luego intentar en el año ir a la zona de 1.11 de objetivo que venimos proponiendo.

Parece que el ciclo del dólar y en gobiernos republicanos es de debilidad, creemos que la debilidad del dólar será retomada en el 2019, desde niveles de 98 y desde 1.11 el euro, lo que el corto plazo estamos viendo idealmente es un ajuste del dólar a 93/92, y rebote del euro a 1.18/1.20 para limpiar los sentimientos. Luego, un último movimiento en dirección de lo observado desde febrero, subida del dólar a 98 y caída euro a 1.11, y en el 2019, recuperar la tendencia que llegó para quedarse en el gobierno de Trump, que pensamos que será de dólar débil.

En el gráfico que se acompaña se podría ver la progresión ideal del dollar index de acuerdo a nuestra visión. Veremos que, como siempre, el mercado tendrá el veredicto.

Gráfico Ruarte Reports

Publicidad
Publicidad