Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: El Doctor Ludd contra la Inteligencia Artificial médica

Hay demasiados indicios razonables que la Inteligencia Artificial (IA) está en la medicina para quedarse, opina Frederic Llordachs.
Inteligencia Artificial

Nota del editor: Frederic Lordachs es cofundador de Doctoralia. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Estamos en los tiempos de la llamada Cuarta Revolución Industrial , la de la automatización, la inteligencia artificial y la robótica. La Tercera, la de la ecología y los vehículos eléctricos, nos la han ido frenando tanto que parece que la Cuarta tira de ella, tras quedarse embarrada en la realidad de los países emergentes y tantos intereses creados.

Creo que es justo recordar que hubo un tiempo, en la Primera Revolución Industrial, allá por 1800, en que se quemaron telares en Inglaterra en nombre de mantener el puesto de los trabajadores. Los luditas tomaron el nombre de Ned Ludd, el ficticio personaje que firmaba las amenazantes notas a los patronos que osaban mecanizar sus máquinas tejedoras para que en dos semanas desmontaran el tinglado.

OPINIÓN: El futuro del Doctor Duplex

Se quemaron decenas de telares, hasta que el gobierno tomó cartas en el asunto y destinó más efectivos a ir contra los luditas que los que envió a España a luchar contra las huestes de Napoleón. Decenas de luditas ahorcados y bastante gente en la cárcel, pero, aun así, los problemas siguieron durante 10 años. Ese fue el tiempo que tardó el sector de los tejidos en considerar indispensable tener los telares mecanizados.

Esta historia sobre los luditas me viene a la memoria al ver recientemente en Twitter cómo muchos médicos británicos (y unos cuantos de alrededor del mundo) hacen mofa pública de la inefectividad del chatbot del NHS (fabricado por Babylon Health) para diagnosticar un simple dolor de barriga. Es fácil dar por acabado un producto que en efecto peca de simple, y pensar que todo quedará ahí. En realidad, este es el principio del uso de la Inteligencia Artificial en medicina. Nadie de los que atacan cree que podrá interactuar directamente con el paciente con efectividad, pero me temo que se equivocan.

Publicidad

OPINIÓN: La Medicina del mañana se programa hoy

Hay demasiados indicios razonables que la Inteligencia Artificial (IA) está en la medicina para quedarse. El diagnóstico clínico está basado en algoritmos de decisión: seguramente les suena la palabra algoritmo relacionada a Google, a Amazon y a empresas de internet y tecnología, pero yo la escuché por primera vez en la facultad de Medicina. La capacidad de aprendizaje o, mejor dicho, entrenamiento, de la IA está empezando. Aun así, la cosa promete. Por lo pronto, ya se ha graduado en un entorno de prueba. La IA de Babylon Health ha sacado este año mejor nota en un simulacro de habilidad diagnóstica que los propios médicos británicos, en el mismísmo Royal College of Phisicians de Londres. Diez puntos porcentuales más. Oh my God!

Sistema de inteligencia artificial detecta tumores y hematomas

En 2016, en Silicon Valley un robot autónomo guiado por Inteligencia Artificial opera mejor que un robot guiado por un cirujano o que un cirujano humano . Los sujetos eran cerdos (siempre se ha dicho que la anatomía del cerdo era tremendamente similar al ser humano, por lo que muchos entrenamientos quirúrgicos se hacen con cerdos), pero el órgano podría haber sido perfectamente humano.

En 2017, aprobó la cardiología: Un estudio retrospectivo inglés empleando IA y métodos de machine learning para detectar y aprender patrones añadiendo otros aspectos frente a las tradicionales Guías Clínicas de Cardiología. El resultado sobre 83,000 historiales de pacientes ingleses detectó que 355 podrían haber sido tratados precozmente y por tanto salvados.

Lee: Google propone los 7 mandamientos de la Inteligencia Artificial

Este 2018, aprobó radiología en China: Un sistema de IA surgido de la colaboración del Centro de Investigación en IA del Hospital Beijing Tiantan y la Capital Medical University diagnosticó un 21% mejor que 15 especialistas de élite 225 casos de tumores cerebrales y crecimientos de hematomas intracraneales en 15 minutos. El 66% de exactitud se considera normal para humanos, por lo que la IA saca una matrícula de honor.

Así que, en todo caso, y si realmente queremos lo mejor para el paciente, para esto de la Inteligencia Artificial y la Medicina deberíamos aplicar un dicho de la esposa de un buen amigo: O aportas, o apartas. La tecnología es joven, un joven que está aprendiendo, y que cuanto antes aprenda, antes se pondrá a trabajar en serio.

OPINIÓN: Pulmones en un chip y corazones en 3D, el futuro de la medicina

La IA será una gran herramienta para paliar el déficit crónico de médicos que se vive a nivel global, no solo en el Tercer Mundo (y si no pregúntele a su médico de cabecera o en urgencias si no le iría bien un poco de ayuda inteligente). Y mientras, la IA se acabará convirtiendo en una herramienta de mejora de la salud global, los Doctores Ludd, que primero la ignoraron, después se rieron de ella, después la atacaron, entonces ya habían perdido. Y la humanidad había ganado.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad