Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: China y Estados Unidos, líderes en crecimiento y en deuda

Gracias a la fuerte apuesta de China por el comercio internacional, el país asiático se ha convertido en el motor de crecimiento mundial, opina Francisco Coll.

Nota del editor: Francisco Coll Morales es Director de Desarrollo Global y Alianzas Estratégicas de HAC L&M School. Economista y Analista económico para el Foro Económico Mundial, Forbes, Huffpost, Economipedia, entre otros. Analista de Mercados en el NASDAQ en Nueva York. Top 10 Blogger mas influyentes en “Economía y Negocios” de España por el periódico 20Minutos. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – La economía China vive una de sus mejores etapas. El crecimiento que está experimentando gracias a su fuerte apuesta por liderar el comercio mundial está surgiendo efecto. A diferencia de su máximo rival, la economía del todo gigante, Estados Unidos, el país asiático apuesta fielmente por continuar con el comercio internacional como motor de su crecimiento.

Así lo pronostican las principales instituciones económicas mundiales. La economía de China, pese a sus problemas de deuda, sigue teniendo grandes problemas de ajuste; sigue creciendo, pronosticando crecimientos cercanos al 6%, muy distantes a la media mundial, la cual se ha fijado por el FMI en el 3.9%.

OPINIÓN: El proteccionismo comercial, la gran amenaza

Esto refleja la gran fuerza que está tomando el gigante asiático, el cual se ha convertido en el motor de crecimiento mundial, pues su fuerte apuesta, como comentábamos, por el comercio internacional, le ha llevado a convertirse en una de las economías punteras del mundo.

Aunque exista una continua polémica con esto, muchos economistas afirman que la economía china sufrirá una recesión por su enorme deuda, así como por la transformación que tiene que sufrir como economía desarrollada, restándole peso a la inversión y fomentando la demanda interna. Esta desaceleración se pronostica, según el Fondo Monetario Internacional, en el 5.5%, una cifra muy superior de la media de crecimiento mundial.

Publicidad

Pese a esa desaceleración, vemos cómo China seguiría liderando el crecimiento económico mundial. Debemos tener en cuenta que el pronóstico del FMI para Estados Unidos, así como el de las principales agencias de rating como Standard & Poors o Moody’s, se sitúa en torno al 3%, por lo que sigue dejando en clara ventaja a China.

Lee: La guerra comercial profundiza el pesimismo de las fábricas chinas

Además, Estados Unidos no es un país que pueda presumir de un crecimiento completamente sano, pues como China, su deuda es extremadamente elevada, que, con una deuda superior al 107.00%, le sitúa como el país más endeudado del mundo. Un grave problema para la economía de Estados Unidos que, pese a ser la economía más rica en materia de PIB, el exceso de deuda amenaza su crecimiento.

Para Donald Trump, el comercio internacional no es la mejor herramienta para continuar el ritmo de crecimiento. Para el presidente estadounidense, la corrección de déficit comercial mediante proteccionismo , así como la reducción de deuda sumergida y repatriación de capital mediante estímulos fiscales, significaría un impulso mayor para la economía estadounidense.

Esta guerra continua de Estados Unidos y China está generando un marcaje de récords en materia de crecimiento económico, lo cual ayuda bastante a los ciudadanos del país, ya que se está experimentando un fuerte crecimiento en ambos países. Sin embargo, los dos países que están liderando el crecimiento, son también los mismos que mayores índices de deuda poseen.

China se podría arrepentir del arancel que impuso a la soya de EU

Muchas instituciones han recalcado el grave problema que sufre la deuda de los países para el crecimiento en el largo plazo, pues la deuda global, al igual que señalamos sobre los crecimientos, también está rompiendo récords. A día de hoy, la deuda global ya ha alcanzado la friolera de los 247 billones de dólares, es decir, el 318% del PIB Mundial. Dicho de otra forma, nuestra deuda es tres veces superior a la producción mundial durante el año.

Lo verdaderamente preocupante de esto ya no es la deuda en sí, sino su ritmo de crecimiento; entre los meses de enero y marzo, la deuda global sumó 8 billones de dólares, un ritmo de crecimiento demasiado acelerado y que pone en entredicho el crecimiento económico mundial.

Como vemos, China le sigue ganando la partida a los Estados Unidos de América, tanto en crecimiento económico, como en materia de comercio. No obstante, debemos mostrar mucha atención a la deuda de estos dos gigantes, pues igual que lideran el crecimiento mundial, también pueden ser los desencadenantes y únicos responsables de una enorme recesión económica.

Lee: China puede arrepentirse de aplicar aranceles a la soya de EU

Esperemos que ante estos crecimientos que se avecinan próximamente, tanto China como Estados Unidos, centren sus esfuerzos en utilizar el crecimiento como herramienta para reducir el enorme agujero de deuda que ambas sufren; de no ser así, una nueva recesión económica podría significar el mayor desastre para muchos países que comenzaban a ver brotes verdes en su economía.

En definitiva y ante la decisión de continuar con políticas que no impliquen una reducción de deuda, países como los anteriormente mencionados, así como muchos otros que poseen altos niveles de endeudamiento, podrían verse muy vulnerables en casos de refinanciación, así como un mayor costo de ésta por el incremento de las primas de riesgo con consecuentes contracciones en el PIB, frenando el buen crecimiento que, por otro lado, se pronostica.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad