Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: El FMI otorga el préstamo más grande de la historia argentina

En Argentina lo que hay que mirar son sus variables financieras, su Bolsa en dólares, su riesgo país, su moneda y su tasa de interés local, destaca Roberto Ruarte.
mar 02 octubre 2018 08:06 AM

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es director y editor de Ruarte Reports. Es asesor en mercados financieros y el precursor de Análisis Técnico en Argentina y Latinoamérica. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – La semana pasada se anunció por la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, el préstamo más grande de la historia del organismo para intentar blindar la crisis de Argentina.

El acuerdo fue de 57,000 millones de dólares (mdd), con lo que se garantizaría el pago de los servicios de la deuda argentina y también podría ser usado para el presupuesto, infraestructura y protección social. Obviamente el organismo estará monitoreando las diferentes variables de Argentina para que las metas propuestas se vayan cumpliendo e ir liberando los recursos en consecuencia.

Lee: Ayuda de FMI respaldará gran parte del financiamiento a Argentina, dice Moody's

En la historia ya ha ocurrido que el no cumplimiento de metas ha producido el retiro del apoyo del FMI. Este fenómeno lo observamos en 1958, 1976, 1989 y 2001, hechos que terminaron recrudeciendo las crisis con espiral inflacionaria en 1976, 1989, deflacionaria en el 2001 y en todos los casos devaluación por el gobierno o depreciación por el mercado de la moneda local contra el dólar y la caída de los activos financieros tanto bonos como acciones.

Argentina es el segundo país de América Latina con mayor inflación, y también el segundo mayor riesgo país (plus de tasa que pagan sus bonos para tomar deuda), solo superado en ambos aspectos por Venezuela; su moneda, el peso argentino, también es la segunda de mayor depreciación contra el dólar estadounidense en lo que va del año 2018, solo superado por el bolívar.

Publicidad

En este 2018 terminó el romance del mercado financiero con el gobierno del presidente Mauricio Macri. El mes de enero marcó un gran punto de inflexión y cambio de humor, de positivo a negativo en los activos financieros argentinos.

Este año el dólar subió más del 100% de su valor en pesos argentinos, su Bolsa en término de dólares perdió más de la mitad de su valor, alcanzando minusvalías del 62% de su índice accionario, con acciones bancarias emblemáticas como Banco de Galicia y Banco Macro que llevaron a perder más de 2/3 de su valor en cuestión de meses, y su riesgo país llegó a superar los 730 puntos el mayor crecimiento de riesgo en bonos de toda la región.

Lee: Con apoyo del FMI Argentina crecerá 5.2% para fines de 2019, dice ministro

Para muchos es sorprendente este comportamiento, Macri recibió el dólar oficial en niveles de 9.75 pesos, el conocido como dólar blue en niveles superiores a 13.30, el riesgo país en 480 puntos y la Bolsa en término de dólares en 842 dólares.

El dólar oficial, muy similar al blue, escaló a niveles récord de 42 pesos. El último viernes, más del 100% de su subida lo hizo en este 2018, la Bolsa en dólares que ajustó a enero del 2016 a 677 dólares produjo una meteórica subida en 2 años a niveles de 1810 dólares (merval medido contra dólar de contado con liquidación), esto fue una subida casi del 200% en dólares.

Dicha euforia encontró su punto de inflexión en enero del 2018 en 1810 dólares y en agosto vimos niveles mínimos de 630 dólares para cerrar el último viernes arriba de los 800 dólares.

Ruarte reports

A muchos mexicanos se les debe venir en la mente el gigantesco apoyo del gobierno de Bill Clinton a Ernesto Zedillo en enero de 1995, en plena crisis del efecto tequila; sin embargo, a los mercados financieros, el dólar peso mexicano, a la Bolsa mexicana le tomó dos o tres meses para alcanzar su peor valor y torcer una de las crisis más importantes de la historia de México. A la economía le tomó más de año y medio recuperarse de la recesión que se había producido por el tequila para salir a finales de 1996.

Argentina actualmente está en un proceso de estancamiento con inflación, este año se prevé un decrecimiento de su PIB y una inflación que algunos estiman que puede llegar arriba de las metas fijadas a niveles del 40%.

Como ocurrió en México con el tequila, el que primero se saturará y encontrará su piso será el mercado financiero, y a la economía le tomará más tiempo evidenciar su recuperación.

La ayuda del FMI es positiva en cuanto el gobierno pueda cumplir sus metas, en el caso de México le llevó dos meses después del anuncio de Clinton de su apoyo encontrar su piso y empezar su recuperación, a caer la tasa de sus cetes que subieron del 9 al 65% y estabilizarse el dólar en los 8 pesos.

Lee: El rescate de Argentina es el mayor que ha hecho el FMI en su historia

Por lo tanto, en Argentina lo que hay que mirar son sus variables financieras, su Bolsa en dólares, su riesgo país, su moneda y su tasa de interés local.

El gobierno y el FMI han acordado una banda de flotación libre sin intervención del dólar entre 44 y 34 pesos para la moneda argentina, que terminó en 42 pesos el pasado viernes, y esta banda se iría ajustando porcentualmente con el paso del tiempo.

Los mercados atraviesan una prueba de fuego. Si miramos la Bolsa en dólares, los 630 dólares observados pueden marcar un piso intermedio pero no definitivo, el rebote puede ser menor o mayor tanto en precios como en tiempos, pero creemos que como ocurrió con México, el anuncio no debe generar el peor momento financiero, sino que el mismo debe llegar después, para empezar una gran recuperación y anticipar con ello un año antes la recuperación de la economía argentina.

Lee: Argentina amplía en 7100 mdd su programa con el FMI

Si el rebote es mayor, el mismo puede volver a los 1200/1300 para después en el 2019/2020 descender debajo de los 630 dólares para buscar la oportunidad histórica de compra; si el rebote fuera menor, los tiempos se acelerarán y este 2018 o primer trimestre del 2019 tendremos el piso de la Bolsa, el techo del riesgo país y el techo del dólar medida contra tasa de interés e inflación, convirtiéndose en un país para monitorear de cerca.

Lamentablemente para los argentinos la economía que tiene un efecto rezago deberá esperar un tiempo para girar de negativa a positiva. Ello puede ocurrir en promedio un año después que las variables financieras hayan encontrado su peor valor y evidencien una gran recuperación habrá que esperar, toda vez que llovió, pero no significa que si nos dan un paraguas gigante la lluvia cederá automáticamente; habrá que esperar.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad