Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Priyanka Chopra, ¿una feminista complicada?

El feminismo de las famosas, relacionado como está al feminismo corporativo (la compra de esto o aquello en nombre del empoderamiento), es un animal frágil, opina Rafia Zakaria.
Priyanka Chopra
La actriz de Bollywood Priyanka Chopra y su esposo, el cantante Nick Jonas, posan durante una foto en la recepción de su boda en Nueva Delhi, India.

Nota del editor: Rafia Zakaria es la autora de los libros "The Upstairs Wife: An Intimate History of Pakistan" (Ed. Beacon, 2015) y "Veil" (Ed. Bloomsbury, 2017). Es columnista del periódico Dawn en Pakistán y The Baffler. Las opiniones aquí expresadas son exclusivamente suyas.

(CNN) – "El feminismo es solo decir, dame oportunidades sin juzgarme por las decisiones que tomo, la misma libertad que los hombres han disfrutado durante tantos siglos", explicó Priyanka Chopra en una entrevista en octubre pasado.

Y en su mayor parte, Chopra ha hecho precisamente eso, utilizando su fama para pasar de estrella de cine de Bollywood a ícono internacional, un ascenso que algunos llamarían arribista y otros calificarían de feminista.

Parte de esta polémica se deriva del hecho de que Chopra, una actriz poderosa, está llena de todas las complicaciones y contradicciones que rodean a las mujeres ambiciosas. Ella ha defendido el feminismo por un lado, pero también ha censurado la quema de brasieres. Ha hablado sobre la necesidad de diversidad cuando se trata de su propia carrera en Estados Unidos y, sin embargo, ha celebrado al hombre cuyo partido nacionalista hindú está acusado de permitir la transformación de la India de un estado laico a uno hindú.

OPINIÓN: Beyoncé y Adele muestran el futuro del feminismo

Y estas mismas divisiones parecen existir con respecto a su último proyecto: el matrimonio. Hace unos días, la actriz de más de 50 películas y estrella de la serie recientemente cancelada "Quantico", se casó con Nick Jonas en una boda de varios capítulos, que incluyó un velo de 21 metros y ceremonias en un palacio en Jaipur y en otros lugares en la India.

Publicidad

Para muchos, fue el matrimonio feminista de sueños globalistas. En un momento en que las voces xenófobas de Estados Unidos son más fuertes, Chopra apareció como la brillante excepción de la retórica nacionalista que impregna la política por doquier. Después de todo, las estrellas indias con un patrimonio neto de 28 millones de dólares no siempre se casan con superestrellas de bandas masculinas, pero eso es lo que ocurrió el 1 de diciembre de 2018.

Todo comenzó en Twitter, él le envió un mensaje y ella le dio un número de teléfono, no quería comunicarse por allí porque "su equipo" podía ver los mensajes. Fue un movimiento de poder, del tipo que se esperaría de una celebridad masculina cuyo séquito pasa por el cedazo a las mujeres que podrían llamar su atención, a excepción de que había sido ejecutado por una mujer y por una mujer morena.

Hay muchos más detalles de este tipo: los cinco minutos que otorgó para tomar una primera copa con Jonas mientras un coche y un vuelo esperaban para llevarla a la India, todo ello estableciendo su dominio y la devoción de él.

OPINIÓN: ¿Se convertirá Meghan Markle en la feminista silenciosa de la realeza?

En Chopra tenemos, entonces, el amor empoderado. Una mujer india, una de las primeras en haber exportado su estrellato por el mundo, de la India a Estados Unidos, se compromete con un cantante de una banda juvenil en un cortejo cinematográfico, y nunca se disculpa por ello. Por tanto, se esperaba que la boda fuera triunfal y lujosa, ajustándose a la confesión de Priyanka de trabajar duro para "mimarse".

Defender esta ética de “ve y consigue lo que quieres en el amor” no es solo una lectura especulativa de los juegos maritales de Chopra; es una filosofía en la que está invirtiendo. El año que viene dice que ayudará a lanzar Bumble, la aplicación de citas en línea, en el mercado indio porque "es por lo mismo por lo que amo a la India", dijo a Vogue. "Empodera a las chicas, les permite tomar el control de sus futuros. Busca a la persona que deseas conocer, elige el tipo de persona que te guste".

Publicidad

Pero para otros, incluso para algunas mujeres, el feminismo de “avanza como puedas” de Chopra, es inaceptable. Días después de la boda, The Cut publicó un artículo (que luego retiró) donde calificaba a la actriz de "fraude global" y alegaba que el joven Jonas estaba "atrapado" en el matrimonio, como víctima involuntaria de una estratégica maniobra que hacía pasar el matrimonio y la ambición como amor. El texto también criticaba la duración y exuberancia de las celebraciones, diciendo que fueron hechas especialmente para Chopra en lugar de ser las cosas tradicionales habituales que eran. La virulencia del artículo provocó enojadas respuestas del hermano Joe Jonas y su novia, la estrella Sophie Turner.

Ese tipo de crítica al feminismo marca Chopra está fuera de lugar, porque no logra desvelar las lagunas reales de su historia feminista. Una mejor crítica podría centrarse, por ejemplo, en el papel que interpretó en "Quantico". Alex Parrish, la agente del FBI, pudo haber sido morena, pero su agenda, atrapar terroristas que a menudo eran extranjeros, era un caso clásico de la heroína excepcional estadounidense: el poder feminista unido a la seguridad nacional.

OPINIÓN: 'Mujer Maravilla', ¿icono feminista o voluptuoso personaje fantástico?

De hecho, el papel puede considerarse un emblema de la lealtad que Estados Unidos ahora exige a cualquiera que quiera tener éxito en esta tierra de Trump, una interpretación del mantra estadounidense que considera el poder estatal como siempre bueno y las amenazas como (casi siempre) extranjeras. La actriz de la "diversidad" puede saltar al establishment si canta fuerte ese mantra, y Chopra ha hecho eso y ha sido recompensada.

El feminismo de las famosas, relacionado como está al feminismo corporativo (la compra de esto o aquello en nombre del empoderamiento), es un animal frágil. Su interior hueco contradice su énfasis en sentirse bien sobre hacer el bien y en el empoderamiento femenino. Chopra siguió sus reglas; en una de las primeras entrevistas acerca de "Quantico", ella insistió en que la serie tenía que ver con el "empoderamiento", aunque no en el "sentido de quemar brasieres" dado el fracaso de esa estrategia en el marketing de íconos feministas.

Chopra no es perfecta, y tampoco su feminismo. Con todo, es un ejemplo de lo que es posible para las mujeres si deciden usar todo lo que tienen para obtener todo lo que desean. Chopra ha hecho justamente eso, poniendo todo, la apariencia y el amor, el posicionamiento estratégico y la inventiva creación de sí misma, al servicio de la meta de convertirse en una estrella que brilla no solo en India sino también en Estados Unidos.

Publicidad

Lee: Anne Hathaway promueve la igualdad de género en un auditorio lleno de hombres

En su esencia, el suyo es un feminismo del ‘no me importa’, ‘tomo todo el poder que puedo’, ‘me caso con un hombre más joven’, ‘uso este absurdo velo y lo muestro para que todo el mundo lo vea’. En este momento global en materia de los derechos de las mujeres, una audacia tan fantástica es bienvenida.

“Es un momento poderoso para ser un artista”, dijo este año. No sé si para los artistas, pero ciertamente es un momento poderoso para ser Chopra.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad