Síguenos en nuestras redes sociales:

header Roma
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: ¿Por qué 'Roma' no podía ganar el Oscar para Mejor Película?

La industria global de medios no tiene los brazos cruzados frente a la posibilidad de disrupción, ha tomado ya acciones estratégicas, opina Marco A. Morales.

Nota del editor: Marco A. Morales es Investigador Afiliado al Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(Expansión) - Más allá de los efectos sociales que pueda tener una película en México, un Oscar como Mejor Película para una producción que no proviene de un estudio tradicional implicaría una disrupción completa a la industria cinematográfica global, por tres razones:

Primera, porque validaría la viabilidad de un nuevo modelo de negocios basado no en el número de personas que ven una película o compran un DVD o los derechos de retransmisión, sino en suscripciones a un servicio.

El modelo de negocios actual en los estudios de cine es invertir en hacer una película y promoverla. Las ganancias se generan en la taquilla, en derechos de transmisión en TV, en derechos de uso en servicios de video bajo demanda por suscripción (SVOD) o en ventas de DVDs.

OPINIÓN. #Oscars2019: El cambio en Hollywood no siempre se ve a simple vista

El modelo de negocios de Netflix (y otros SVOD, como Amazon Prime Video o Hulu) es completamente distinto. Su objetivo es generar contenido nuevo que retenga a sus suscriptores. No dependen del número de personas que vean una película, sino del número de suscriptores al servicio. Para motivar su diferenciación, licencian su contenido y distribuyen DVDs en cantidades muy limitadas.

Publicidad
Estos son los mexicanos que han ganado el Oscar

Segunda, porque cambiaría la lógica para elegir las películas que se producen. Al no tener que maximizar el tamaño de la audiencia, los estudios no tradicionales adquieren una ventaja al experimentar produciendo películas de nicho que son preferidas por minorías de cinéfilos.

Lee: Por qué Netflix y Roma se quedaron a un paso de la gloria en los Oscar

Tercera, porque validaría que producciones de bajo costo son viables como negocio. “Roma” costó 15 millones de dólares en rodaje y 30 millones en promoción. Una fracción del costo de otras películas que han ganado un Oscar a la mejor película.

La industria global de medios no tiene los brazos cruzados frente a la posibilidad de disrupción. Ha tomado ya acciones estratégicas:

Primero

Cambiando el entorno de la competencia. Cada vez menos gente ve televisión en su televisión y cada vez menos gente se suscribe por cable. El mercado candente es el de Servicios de Transmisión Independiente (OTT), para acceder a contenidos a través de un app y con una suscripción, como HBO Go.

Lee: La audiencia del Oscar sube a comparación de 2018

Los grandes conglomerados de medios están haciendo apuestas globales para volverse dominantes en OTT. Apple y Disney (con contenido de Fox) lanzarán nuevos servicios mundiales en 2019, y NBCUniversal (con contenido de SKY) en 2020.

Para hacer sus ofertas más atractivas por contenido exclusivo, Disney, Fox, NBCUniversal y otros han comenzado a retirar sus películas de las bibliotecas de Netflix, Amazon Prime Video y Hulu.

Yalitza Aparicio confía en que motiva a otros a “alcanzar sus sueños”

Segundo

Apostando contra la viabilidad en el largo plazo de SVOD. En la medida en que los principales dueños de películas retiren su contenido para ponerlo en sus propios OTTs, crece la presión para que los SVODs generen más contenido original. Eso implica que tendrían que aumentar sus niveles de deuda.

Lee: Alfonso Cuarón y 'Roma' hacen historia en los Oscar

Para dar un ejemplo de la importancia de este punto, Netflix tiene hoy alrededor de 8,000 millones de dólares en deuda sin generar ganancias. Gasta anualmente entre 6,000 y 8,000 millones de dólares para generar contenido. Netflix tiene que duplicar el número de suscriptores para poder volverse viable como negocio en el largo plazo.

El apoyo a ‘Roma’ llegó a través de las redes sociales, vía memes

Más interesante es que Netflix y otros SVODs no tienen aún estudios propios y tienen que contratar a los estudios tradicionales (e.g. Paramount, Disney, Universal, 20th Century Fox) para hacer sus películas “originales”.

Lee: Los agradecimientos de 'Roma' por el Oscar

En ese contexto, un Oscar como Mejor Película para Roma hubiera marcado el principio del cambio. La industria cinematográfica global no está lista para el cambio; tiene demasiado en juego.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad