Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Modelo de inversión de riesgo, ¿el fin de la exuberancia?

El dinero del capital de riesgo debe de ser utilizado para crear valor y eso está basado en que el modelo fundamental de generar negocio de las empresas funcione, opina Jorge González Gasque.
vie 18 octubre 2019 09:01 AM
Recursos.
El modelo de capital de riesgo se basa en aumentar la disponibilidad de dinero en las empresas para hacer frente a las inversiones que les van a permitir crecer, apunta Jorge González Gasque.

(Expansión) – Después del fiasco de la oferta pública de WeWork, se multiplican los comentarios de los detractores del modelo de inversión de riesgo, capital emprendedor o Venture Capital, como quieras llamarle.

Ahora están con todo, hablando de lo sobrevaluadas que están estas empresas, del mal aprovechamiento de los recursos que tienen, de las pérdidas millonarias que arrastran y de todos los vicios que genera el alimentar con capital en gran escala a empresas que nunca han hecho un centavo de utilidad.

Publicidad

El desempeño de Uber desde que se hizo pública será un argumento adicional para sus argumentos. Hoy cotiza alrededor de los 30 dólares, después de que en su oferta pública inicial saliera al mercado en 42 dólares. El anuncio del despido de 450 personas (el 8% de su fuerza laboral) parece ser el inicio de la cordura financiera como parte de su práctica corporativa.

Los excesos en The We Company están ampliamente documentados. Conflictos de interés demasiado obvios con su fundador, como pagarle casi 6 millones de dólares por cambiarse de marca a una que Mr. Neumann tenía previamente registrada parecen irracionales.

Niveles de gasto que crecen incluso más rápido que los ingresos y otras cosas absurdas que se hacen públicas con la oferta han destruido más del 50% del valor que Softbank y otros inversionistas habían creado – o por lo menos nos habían hecho creer que habían creado. Ahora el fundador pretende devolver ese dinero, pero el daño está hecho.

Con algunas compañías que nos son familiares recibiendo inversiones muy cuantiosas, como Rappi y Konfio, la pregunta surge de si esta exuberancia se extiende a los mercados latinoamericanos y las valuaciones artificialmente altas pueden afectar a inversionistas que hoy compran caro y mañana quizá no tengan retorno.

Publicidad

Como en todas las cosas, creo que hay que ver las cosas caso por caso y que los inversionistas deben abstenerse de generalizar sobre las estrategias de los expertos en capital de riesgo, porque cada uno de ellos opera de manera diferente.

El modelo de capital de riesgo se basa en aumentar la disponibilidad de dinero en las empresas para hacer frente a las inversiones que les van a permitir crecer. Adquirir clientes, expandir mercados, lanzar productos, mejorar sus capacidades. Hecho de una manera inteligente, el resultado es impresionante y se han creado algunas de las más importantes empresas del mundo con ese modelo.

Por otra parte, saturar de capital empresas que difícilmente tienen la capacidad de asimilarlo, lo que crea es una cultura de gasto como motor del crecimiento. Generar más cupones, hacer más promociones, comprar más publicidad y todo tipo de gastos, se convierte en la prioridad de las empresas. De ahí al exceso en gastos superfluos hay un paso y, más tarde, quitar esos gastos puede ser complicado.

El dinero del capital de riesgo debe de ser utilizado para crear valor y eso está basado en que el modelo fundamental de generar negocio de las empresas funcione. Si la empresa tiene una gran rentabilidad por cada cliente que genera, entonces invertir mucho dinero para generar clientes tiene mucho sentido.

Publicidad

Son inversiones que la práctica contable nos hará ver como gastos y terminarán en pérdidas, pero en el mediano y largo plazo las pérdidas se revertirán como resultado de esas inversiones y el modelo será rentable. Si no fuera el caso, ¿por qué valen lo que valen empresas que se listaron con pérdidas, como Amazon o Facebook?

No todas las inversiones son iguales. No se puede juzgar el modelo por algunos que han hecho cosas cuestionables. Hay que ser inteligente como inversionista y también hay que ser inteligente como emprendedor y utilizar el dinero para lo que sirve: generar más dinero.

Nota del editor: Jorge González Gasque está detrás de la consultora G2 Consultores, y los fondos de inversión G2 Momentum Capital y On Ventures. Programador desde los 13 años, consolidó su carrera creando software especializado para empresas. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad