Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El rol protagónico del pago por habilidades en 2022

¿Conocemos realmente cuáles son las habilidades requeridas por nuestro negocio? ¿sabemos qué es lo que necesitaremos para poder afrontar los retos futuros?, plantea Gerardo García Rojas.
mar 04 enero 2022 08:00 AM
El rol protagónico del pago por habilidades en 2022
Hoy en día en todas las organizaciones del mundo, van a requerir un reskilling, es decir, van a tener que des-aprender lo que ya aprendieron para obtener conocimientos nuevos y así poder afrontar los incipientes retos, señala Gerardo García Rojas.

(Expansión) - Hoy en día, para muchas personas hablar del “pago por habilidades” les podrá sonar un enfoque no tan cercano; sin embargo, actualmente se trata de una tendencia que comenzará a tener un rol protagónico dentro de las organizaciones.

Para entrar en materia, lo primero sería definir de qué se trata este concepto. De manera concreta, es aquel pago que se establece con base en las diferentes competencias o habilidades que se requieren para poder desempeñar alguna tarea. Dentro de las muchas ventajas, una de las más importantes es que alienta a los colaboradores a seguir desarrollándose profesionalmente y, de este modo, generar mejores ingresos.

Publicidad

De acuerdo con algunos estudios, para el año 2025 vamos a tener una disminución de 85 millones de puestos de trabajo, derivado principalmente al “híbrido” entre humanos y tecnología, tendencia que estamos viendo cada vez más; sin embargo, también se espera, para ese mismo año, el nacimiento de más de 97 millones de plazas laborales que van a requerir un set completamente nuevo de habilidades que, hoy por hoy, hemos empezado a observar de manera más constante.

Ante este panorama podemos hablar de una necesidad enorme por parte del mercado global, en el que más del 50% de los colaboradores que existen hoy en día en todas las organizaciones del mundo, van a requerir un reskilling, es decir, van a tener que des-aprender lo que ya aprendieron para obtener conocimientos nuevos y así poder afrontar los incipientes retos.

Si bien es cierto que el 64% de las compañías tiene un enfoque para poder clasificar y empiezan a entender sus habilidades, solamente 2 de cada 5 profesionales de Recursos Humanos conoce cuáles son aquellas que requieren dentro de sus organizaciones. Esto pone una gran interrogante sobre la mesa: ¿conocemos realmente cuáles son las habilidades requeridas por nuestro negocio? ¿sabemos qué es lo que necesitaremos para poder afrontar los retos futuros?

No todo son obstáculos en esta tendencia, pero se tiene que empezar a definir un camino a seguir para acercarnos a este nuevo concepto, lo principal será determinar los “niveles de dominio”, es decir, el grado de experiencia que adquieres sobre una nueva habilidad. Muchas empresas ya cuentan con 4 o 5 niveles, otras de 1 a 3, pero la pregunta más importante es si realmente estamos midiendo aquellas habilidades que son necesarias para nuestra corporación.

Una vez identificadas cuáles son las competencias que precisamos dentro, podré establecer los niveles de dominio y así determinar quiénes de mis colaboradores cumplen con ello. Por otra parte, con respecto a quienes no cumplan con lo requerido, no necesariamente tendrán que salir de las filas de nuestras organizaciones, simplemente se deberá saber para que estemos conscientes de no darles a ellos proyectos que no van a poder controlar y que, por ende, cuando midamos sus resultados le estaríamos poniendo una piedra en el camino que no los deje avanzar.

Publicidad

En este punto, seguramente te estarás preguntando, ¿cómo se puede valorar algo tan intangible? La buena noticia es que ya se está trabajando en herramientas que determinen en cuánto se cotizan las habilidades. Hoy en día ya se empieza a ver una prima o bono especial por adquirir nuevas competencias y poco a poco esto irá permeando en las compensaciones a lo largo y ancho de toda nuestra estructura.

Le hago una invitación a cada colaborador de cualquier organización, sin importar la industria, a repensar de qué manera podemos reinventarnos y hacer de estas reflexiones, directrices para afrontar el 2022. Por otra parte, a las empresas las convoco a dar ese salto en el que cada una de las habilidades de nuestros compañeros de trabajo se vea recompensada de manera tangible.

Nota del editor: Gerardo García Rojas es líder de Career para Mercer México. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad