Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El trabajo a distancia: antes, durante y después de la pandemia

Algo que es importante no perder de vista es apoyar el equilibrio entre vida y trabajo, opina Gerardo García Rojas.
mar 31 agosto 2021 12:07 AM

(Expansión) - Estas últimas semanas hemos escuchado diversas posturas sobre el regreso a clases, así como el retorno a los espacios de trabajo. Sin duda, si algo tenemos seguro es que será una decisión que debe ser tomada considerando diversos factores.

En el caso del tema laboral, es definitivo que la pandemia forzó el cierre de un capítulo, o de varios, en las organizaciones. Nos hemos dado cuenta que algunas de las actividades que hacíamos antes no necesariamente son las mismas que vamos a hacer en un futuro.

Publicidad

En el tiempo que lleva la pandemia se han observado tres formas de trabajo: home office, modelo híbrido y flex time, motivo por el cual hemos podido ver que las empresas hoy en día están analizando sobre a quiénes van a elegir para el trabajo a distancia, a qué roles van a ofrecer la modalidad híbrida o cuáles son las “nuevas prestaciones” que se deberían otorgar a los trabajadores de tiempo flexible.

Con respecto a qué lugar ocupaba el home office antes de la pandemia, encontramos que el 30% de las organizaciones tenía una política en la que se otorgaba uno o dos días por semana; sin embargo, una de las mayores dudas era ¿cómo monitorear que los colaboradores realmente estaban trabajando?

Durante el 2020, el 74% de las firmas se movió a un esquema de teletrabajo completo mientras que, de ese porcentaje, el 53% otorgó un esquema llamado “flex time” o “tiempo flexible”. Por otra parte, el 10% no implementó ninguna política al respecto, esto derivado a que sus actividades esenciales no les permitían llevar a cabo esta modalidad.

De acuerdo a la Encuesta de Remuneración Total del 2020 (TRS) el panorama muestra que una vez que pase la pandemia se tomarán acciones con respecto a los esquemas laborales: el 46% de las empresas ya están desarrollando activamente una estrategia de trabajo flexible a largo plazo; el 34% sigue evaluando la posibilidad de incrementar el esquema flex time también en un futuro, mientras que el 20% ya está implementado una de estas políticas y la está comunicando a los empleados.

Lo anterior refleja que del 30 % de corporaciones que contaban con un esquema diferente en el horario laboral pre pandemia, ahora tenemos un 54% que se “movió” a un esquema home office, mientras que el 46 % continúa analizando la viabilidad de estas implementaciones.

Para aquellas firmas que siguen dudando sobre poner en marcha o no dichos planteamientos, cuando revisamos qué impacto tuvo en la productividad encontramos que, si bien, el 55% de las compañías tuvo un efecto positivo, el 41% tuvo un incremento importante. En la parte de la colaboración, el 68% afirma que la participación entre equipos ha sido consistente, mientras que el 24% destaca que hubo un incremento en la misma.

Publicidad
Conoce las estrategias de home office que usan Facebook, Google y Linkedin

Como conclusión, cualquiera que sea la modalidad que se maneje en cada organización, hay diversos pilares y aspectos remarcables que atender. El primero es generar un cambio en las políticas y comunicarlas internamente para impulsar la cultura organizacional en estos nuevos esquemas; el segundo, enfocarse en la comunicación y mantener la escucha activa, es decir, que el personal se sienta acompañado en el asesoramiento de sus funciones; y tercero, capacitarlos continuamente en temas de gestión y de tecnologías que sean necesarias para sus roles.

Por último, algo que es importante no perder de vista es apoyar el equilibrio entre vida y trabajo. Si bien, la pandemia vino a hacer muchas modificaciones, debemos darnos cuenta que mucho del talento que ya “conoció” el esquema de teletrabajo estará buscando a aquellas empresas que les brinde este tipo de “nuevas prestaciones”.

Nota del editor: Gerardo García Rojas es Director de Consultoría en Mercer México. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad