Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ya no más de lo mismo sobre política industrial en México

La industria mexicana debe centrarse en la innovación y los productos y servicios de alto valor añadido, incluida la creación de industrias completamente nuevas, opina Juan Alberto González.
mar 02 febrero 2021 05:00 AM

(Expansión) - México requiere una política industrial que genere los incentivos necesarios para lograr una mayor aplicación del conocimiento científico, hacia la atención de los grandes retos tecnológicos y de competitividad que presentan las empresas nacionales.

En el país, a lo largo de los últimos 30 años, el promedio anual de incremento de la producción total de fue de 2%, cifra mínima si se compara con la obtenida entre 1946 y 1981, que en promedio fue de 6%. Al no crecer a tasas elevadas y sostenidas, el desarrollo del país se posterga y se vuelve difícil generar empleos e ingresos, lo que trae como consecuencia un menor bienestar para la población.

Publicidad

Hoy solo existe una política industrial insinuada, con bajo impacto, en donde la tarea de desarrollo industrial nacional sigue sujetándose al factor exportador de la manufactura mexicana, con un evidente daño al mercado interno, lo cual se suma al creciente dominio de las empresas trasnacionales en el desarrollo de nuevos mercados, factores que someten a la industria nacional a fuertes presiones; las cuales, sin embargo, pueden ser aprovechadas por las empresas mexicanas para impulsar un cambio en sus prácticas comerciales.

En principio, la industria mexicana debe centrarse en la innovación y los productos y servicios de alto valor añadido, incluida la creación de industrias completamente nuevas.

Por esta razón, al Gobierno Federal le conviene seguir mejorando los vínculos entre ciencia e industria, a través de facilitar los intercambios entre universidades, instituciones de investigación y empresas para fortalecer la transferencia de conocimiento y tecnología; de esta manera, los resultados de la investigación pueden desembocar en innovaciones puestas a disposición de los usuarios finales, de forma inmediata.

Una vía para lograrlo puede ser el establecimiento de un programa para la validación técnica y comercial de resultados de la investigación, cuyo objetivo sea mejorar la adopción y asimilación de nuevas tecnologías clave, que se conviertan en la base de nuevos productos, procesos y servicios.

Importantes son los beneficios que se obtienen del uso del conocimiento y de los resultados de investigación científica; no solo se puede hablar de las mejoras en la calidad de vida, pues también existe impacto positivo en la prosperidad económica.

A nivel industrial una de las vías más efectivas para impulsar el uso del conocimiento son las patentes, ya que desempeñan un invaluable papel práctico, pues fomentan la creación de innovaciones y nuevas tecnologías en todos los campos.

Diversos son los caminos que van desde la generación del conocimiento, su materialización en soluciones tecnológicas de producto o servicio, hasta su comercialización; sin embargo, conviene preguntarse; ¿existe un óptimo camino hacia el mercado?

La respuesta a esta pregunta no es simple, pues la adopción de una nueva solución tecnológica requiere de una adecuada justificación en su fase de implementación, así como de la cuantificación de los posibles beneficios tangibles e intangibles que se pudieran alcanzar o generar.

Publicidad
¿Cómo será viajar tras el Covid? Turismo sustentable y tecnología

No obstante, existen elementos comunes para lograr una transición acertada desde los resultados de la investigación hasta un producto o servicio aceptado por el mercado. Por lo general, tales elementos comunes incluyen:

- Una tecnología protegida adecuadamente mediante derechos de propiedad,
- Una adecuada valuación tecnológica,
- Un mercado existente o en desarrollo,
- Un modelo de negocio atractivo y rentable, e
- Inversión de capital en etapas de validación temprana.

En México las empresas, las universidades y el gobierno deben prestar cada vez mayor atención al proceso general de gestión de la propiedad intelectual; una vía puede ser a través de la comercialización de productos derivados de la investigación, en donde las universidades elaboren un programa de auditoría de propiedad intelectual, orientado a detectar y difundir la oferta tecnológica desarrollada por sus investigadores, hacia los sectores industrial, gubernamental y social.

La viabilidad futura de la economía mexicana dependerá de un cambio radical en el paradigma productivo, en donde se habrá de asumir al conocimiento como el verdadero activo tecnológico con el que cuenta el país para resolver los problemas complejos del presente y del futuro.

En ello el impulso al talento humano y el conocimiento generado por la investigación debe ayudar a resolver problemas de interés público en el campo de la salud, el medio ambiente, la seguridad, el desarrollo sustentable, entre otros temas.

El desarrollo de una adecuada política industrial debe de alejarse radicalmente de los programas convencionales de promoción dirigidos por el Gobierno y pasar a un modelo de cooperación entre el sector público y el sector privado en materia de I+D, con el objetivo de mejorar el rendimiento de la innovación.

Se requiere establecer lazos de cooperación mediante la investigación conjunta, intercambios de personal, acuerdos de patentes o bien licencias de tecnología, ello demanda que el gobierno sepa responder a la rápida evolución del proceso de innovación y a las necesidades empresariales.

La apropiación social del conocimiento a través de la educación y la divulgación, hará que la sociedad mexicana sea más crítica e informada y reconozca al conocimiento como medio para un desarrollo integral de las personas.

Nota del editor: Juan Alberto González Piñón es director de Spark UP y académico de la Facultad de Empresariales de la Universidad Panamericana. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad