Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La importancia del buen liderazgo en situaciones de crisis

Un líder en tiempos de crisis debe hacer que los grandes debates con otros líderes se realicen a puerta cerrada para alinear pensamientos, decisiones y acciones, apunta Gabriel Aparicio.
mar 20 abril 2021 12:00 AM

(Expansión) - Para cualquier líder la capacidad de estar perceptivamente en sintonía consigo mismo y sus emociones, así como tener una sólida conciencia situacional, puede ser una herramienta poderosa para liderar un equipo en situaciones de crisis y entornos volátiles, inciertos, complejos y ambiguos.

Dicha herramienta es un componente clave para un líder cuando se navega dentro aguas turbias, ya que lo ayudará conocer, comprender y responder a las emociones, superar el estrés en el momento y ser consciente de cómo sus palabras y acciones afectan a los demás y se distinguen de la de los integrantes de cualquier miembro del equipo de trabajo en una organización.

Publicidad

Al hablar de crisis un líder tiene que considerar cómo mantener alejado el miedo, en la media de lo posible, de los integrantes de cualquier equipo de trabajo dentro de una organización y basar su liderazgo en confianza, responsabilidad y agilidad para generar un sentido de unidad de equipo, para poder fomentar la adecuada actitud para pensar y desear, a pesar de las circunstancias, seguir creciendo y ser competitivos, así como encontrar nuevas formas de gestionar e involucrar a la fuerza laboral.

La forma más efectiva de hacerlo es, en primera instancia, reconocer que el miedo existe. La empatía es un factor clave y debe ser imprescindible para un liderazgo eficaz en tiempos de crisis. Tener en cuenta los sentimientos del equipo, especialmente a la hora de tomar decisiones, y comunicar el progreso, juegan un papel importante en la gestión del miedo.

Hay que reconocer activamente que existe el miedo y dejar que el equipo sepa qué medidas se están tomando, los hará sentir seguros. Si se sienten seguros se mantendrán enfocados en sus objetivos.

Esto ayuda a cualquier líder a ser fuerte para el equipo, claro, no se tiene que actuar como un robot, pero definitivamente guardar la calma bajo presión supera al pánico en todo momento. El pánico es tremendamente contagioso y muestra inmadurez en el liderazgo.

Un líder en tiempos de crisis debe hacer que los grandes debates con otros líderes se realicen a puerta cerrada para alinear pensamientos, decisiones y acciones, para luego comunicar lo que debe decirse de manera positiva, generar confianza es clave.

Es muy importante reconocer que liderar una empresa en tiempos de crisis puede ser largo y arduo, y como cualquier otro plan, las cosas pueden cambiar. Es un hecho que no se hará todo bien la primera vez, pero crear un entorno donde la comunicación fluya en ambos sentidos ayudará siempre a mantener el enfoque adecuado y resaltar los aspectos positivos. El negocio debe continuar y se debe recompensar al equipo por sus logros.

Un líder en tiempos de crisis debe asegurarse de que los integrantes de su equipo de trabajo estén preparados y disciplinados, así como desarrollar equipos valientes que adoptan el cambio y tienen coraje frente a obstáculos inimaginables, además obtienen participación y aceptación de todos los niveles de la organización. Prosperan en la adversidad y nunca se dejan vencer.

Publicidad
La nueva generación de líderes frente a la crisis | Expansión Live

Sin importar el tipo o magnitud de crisis ni la oscuridad de los tiempos a los que una empresa esté haciendo frente, es muy importante tener un liderazgo firme y seguro, teniendo como una de sus metas más importantes, preparar a la organización para que a largo plazo sea más fuerte y ágil.

La meta no es simplemente navegar durante el tiempo que dure una crisis sino tener al timón del barco a alguien que lo dirija al mejor puerto, creando una organización integrada por personas preparadas y listas para manejar cualquier tipo de crisis, guiándolas para alcanzar los mejores objetivos, a pesar de las circunstancias, y hacer a la organización sustentable en el tiempo.

Nota del editor: Gabriel Aparicio es Country Manager de Kelly México. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el desarrollo e implementación de soluciones globales y nacionales. Fue Director Nacional para México, liderando la función de Soluciones de Cadena de Suministro para México en UPS. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad