Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Segundo semestre de 2022: así se mueven talento y empresas

Los líderes de RH han estado muy cerca del cambio y, aunque a principios de la pandemia eran los que se estaban adaptando, a estas alturas son los que deben dirigir hacia dónde va esta renovación.
vie 29 julio 2022 12:00 AM
Segundo semestre de 2022: así se mueven talento y empresas
Como líderes de Recursos Humanos tenemos la gran oportunidad de transformar nuestro lugar de trabajo, no se trata de hacer “una nueva camiseta”, se trata de crear un lugar apto y adecuado para lo que tu gente necesita hoy, señala Claudia Rodríguez.

(Expansión) - ¿Alguna vez has escuchado la frase: “los empleados no quieren trabajar para ti, quieren que trabajes con ellos”?

A principios de este año se habló mucho de cómo se percibían las tendencias en capital humano y, si bien fueron muy acertadas, el impacto que tuvo cada una, así como la implementación y el valor, ha ido cambiando y sin duda, repensar la frase con la que inicié este artículo, nos deja entrever cómo se está moviendo el talento y las mismas organizaciones este segundo semestre del 2022.

Publicidad

Los líderes de Recursos Humanos han tenido que estar muy cerca del cambio y, aunque a principios de la pandemia eran los que se estaban adaptando, a estas alturas son los que deben dirigir hacia dónde va esta renovación. Es decir, mucho se ha comentado sobre cómo esta crisis de salud modificó, entre muchos otros aspectos, la forma de trabajar, y es que los colaboradores tuvieron oportunidad de replantear sus prioridades e ignorar esto sería un gravísimo error.

Asimismo, en este segundo semestre no podemos obviar el impacto que tendrá la inflación, que, aunque estemos “acostumbrados”, tendrá un efecto directo en el poder adquisitivo de los trabajadores. De acuerdo con la Encuesta de Remuneración Total (TRS), el incremento salarial, en promedio, que otorgaron las organizaciones osciló entre el 5.6% y el 5.8%, cuando la inflación del año pasado cerró en 7%; sin embargo, si continúa al alza no habrá presupuesto que aguante.

Con lo anterior no quiero decir que todo esté perdido, más bien, dejar claro que no se trata de un solo camino para estar a la vanguardia del cambio. Si eres una firma que no tiene la capacidad para incrementar salarios, tenemos que pensar de qué manera seguir siendo relevantes para el talento.

Por ejemplo, enfatizar el tema de flexibilidad, que no solo se trata de dónde laboras, sino de cómo lo haces. Y es que a pesar de que arriba del 40 % de las corporaciones en México se están moviendo hacia modelos híbridos, para aquellas en las que el trabajo remoto no es posible, tendremos que reconsiderar de qué manera flexibilizarlo apoyándonos en temas tecnológicos.

Otra línea que observamos es el surgimiento de la “organización que conecta”. El 82% de los colaboradores confía en que su empresa va a hacer lo que le corresponde, es decir, comienza a ver a la corporación como un ente capaz de poder transformar el entorno. En este punto es importante apostar por una marca empleadora alineada a la visión, misión y valores.

Darle a tu organización un sentido en el que se fomente la diversidad, equidad, inclusión y que se preocupe por el impacto que tiene: el famoso ESG (que hace referencia a los factores que convierten a una compañía en sostenible a través de su compromiso social, ambiental y de buen gobierno sin descuidar los aspectos financieros).

Con lo anterior se busca que las firmas puedan tener un impacto que represente una base para la construcción de una sociedad en donde brillarán aquellas organizaciones que se involucren con el cambio, que tengan un diálogo genuino con los colaboradores, en el que los inviten a compartir la responsabilidad de crear el futuro del trabajo.

 

Por último, pero no menos importante, enfocar el esfuerzo en el bienestar total para los trabajadores, ya que se puede prever que generará un mejor retorno sobre la inversión en los próximos dos años. Este aspecto integra la parte mental, física, social y financiera, creando propuestas de valor interesantes al momento de decidir como individuo en dónde quieres trabajar.

Cabe destacar que Recursos Humanos no puede ignorar este aspecto, ya que si lo hace no garantizará que la gente se concentre en ver los resultados que como compañía estás esperando, porque estará más preocupada por algún tema mental, financiero o físico, entre otros.

Queda sentado que el camino para continuar siendo relevante ante los ojos del talento tiene muchas vertientes y que la orientación de este segundo semestre no solo vemos incrementos salariales, también podemos observar flexibilidad, transformación digital, compromiso con la sociedad y el entorno, así como diálogo activo con los colaboradores en torno al futuro laboral.

Como líderes de Recursos Humanos tenemos la gran oportunidad de transformar nuestro lugar de trabajo, no se trata de hacer “una nueva camiseta”, se trata de crear un lugar apto y adecuado para lo que tu gente necesita hoy, y sobre todo, para los resultados que estás esperando.

Estamos en un momento inmejorable en el que si logramos el “engranaje perfecto” de estas tendencias podemos ser la punta de lanza que dirija la remodelación, siempre teniendo presente que los colaboradores no quieren trabajar para ti, quieren que trabajes con ellos.

Nota del editor: Claudia Rodríguez es Principal Career Products Leader de Mercer México. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad