Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nueva Zelandia otorga libertad bajo fianza a 2 colaboradores de Megaupload

La defensa de Bram van der Kolk y Finn Batato argumentó que los sospechosos tienen actividades diferentes a Kim Dotcom
jue 26 enero 2012 05:55 AM
AFP
Megaupload-NZ-AFP AFP

Un tribunal neozelandés otorgó este jueves la libertad bajo fianza a dos colaboradores del fundador de la web de intercambio de archivos Megaupload, acusados de estar implicados en una trama que supuestamente generó más de 175 millones de dólares con piratería en línea.

El holandés Bram van der Kolk, de 29 años, y Finn Batato, un alemán de 38 años, detenidos el viernes pasado junto con el fundador de Megaupload, Kim Dotcom, fueron puestos en libertad bajo fianza.

La decisión sobre otro acusado, Mathias Ortman, fue aplazada hasta el viernes a la espera de nuevos alegatos en su solicitud de fianza.

"Estoy satisfecho de que el riesgo de fuga aquí sea mínimo y eso puede compensarse con la imposición de estrictas condiciones de fianza, incluyendo vigilancia electrónica", dijo el juez David McNaughton en un fallo emitido por escrito.

El abogado de los acusados argumentó que su papel en la compañía era diferente del de Dotcom, y que no tienen fuentes secretas de fondos o múltiples identidades.

Estados Unidos quiere extraditar a los cuatro acusados por piratería en internet, vulneración de los derechos de autor, crimen organizado y lavado de dinero.

Publicidad

El miércoles, el magistrado negó la fianza a Dotcom , de 38 años, porque creía que existía un riesgo significativo de que se fugara de Nueva Zelandia. Volverá a comparecer ante la corte el 22 de febrero.

Su abogado está preparando la apelación de dicho fallo, argumentando que Dotcom no tiene medios para salir del país.

Los acusados han dicho que son inocentes de piratería y otros cargos , asegurando que Megaupload simplemente ofrecía almacenamiento en línea.

La petición de extradición debe completarse en un plazo de 45 días desde la detención, y Estados Unidos debe demostrar que las supuestas infracciones son delitos en Nueva Zelandia, punibles con al menos 12 meses de cárcel.

Publicidad
Publicidad