Publicidad
Publicidad

La BMV, inalcanzable para las ‘startups’ mexicanas

El mercado bursátil mexicano no favorece a los emprendedores tecnológicos, dicen analistas; se estima que para que la primera ‘startup’ mexicana debute en bolsa deben pasar otros cinco años.
A falta de mercados alternos en México emprendedores buscan IPO's fuera de México. (Foto: Getty Images)
bmv

Durante la última década, el ecosistema de startups tecnológicas en México ha crecido y atraído la mirada de diversos fondos de capital y aceleradoras extranjeras y nacionales. Algunas firmas ya facturan cifras de seis ceros y han influenciado a las nuevas generaciones de emprendedores; no obstante, la oferta pública de estas empresas está pendiente.

¿La razón? Los montos mínimos para cotizar en el mercado de valores mexicano, y otras condiciones regulatorias no los favorecen;  sin embargo, para quienes tengan una startup de alcance global, realizar una oferta pública no tiene por qué reducirse a México.

“Si el proyecto del emprendedor va dirigido a la economía nacional nada más se verá restringido a éste, pero en la medida que vean sus empresas globales, lo último que les va a preocupar es si hay una bolsa de valores disponible para ellos en México, porque estarán en posición de acceder a otras bolsas”, dijo el director del Centro de Investigación e Iniciativa Empresarial CiiE del IPADE, José Antonio Dávila.

Actualmente algunos de los frenos que existen para que los emprendedores coticen en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) son por ejemplo que el monto mínimo de facturación de la empresa sea de 300 millones de dólares mientras que en Estados Unidos, el monto mínimo es de 70 millones de dólares. En México se requiere cuatro veces más volumen de facturación para listarse que en el país vecino.

Publicidad

Para la directora general de Endeavor México, Pilar Aguilar, pensar global e irse a otro país es una opción; sin embargo, dijo que aunque esa tendencia global “ ya nadie la para”, debe seguir empujando a que exista en México un mercado bursátil alterno, el Nasdaq mexicano,  cuya creación se ha intentado sin éxito los últimos 15 años.

“Ha habido varios intentos en los últimos 15 años para hacerlo y no se ha podido, pero yo estoy cierta de que en los próximos cinco años vamos a ver algunos intentos y logros de estos mercados secundarios porque cada vez se oye más”, dijo Aguilar.

Ya sea con la creación de estos mercados alternos o saliendo a otros mercados, Aguilar estima que en los próximos cinco años se podría ver que una startup mexicana logre una salida a bolsa.

Otras voces del sector, como la aceleradora 500 startups, estiman que este brinco a la bolsa se dará durante la próxima década y algunos más conservadores como la aceleradora de Telefónica Wyra lo ven posible, pero sin un margen de tiempo definido.

Publicidad

Además del mercado alterno, el socio líder de clientes y mercados PWC, José Antonio Quesada destacó que hacen falta algunas otras políticas públicas para que el avance del ecosistema emprendedor se logre como mayor acceso a fondos de capital, sólo para el sector tecnológico, y no para emprendedores en general, además de una mayor interacción con grandes empresarios e inversionistas mexicanos en posibilidad de ayudarlos a crecer.

“Debe establecerse otro fondo que sea dedicado a este tipo de empresas como el de Small Business Administration que existe en EU, hay que poder diversificar estas opciones además de exenciones fiscales y acercamiento a mayores inversiones”, dijo.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad