Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La NASA designa a los astronautas de los primeros vuelos privados

Tres hombres y una mujer serán los primeros que tripularán las naves espaciales de las empresas privadas Boeing y SpaceX en 2017
jue 09 julio 2015 05:43 PM

La NASA seleccionó este jueves a los primeros cuatro astronautas, tres hombres y una mujer, que tripularán las naves espaciales de las compañías privadas Boeing y SpaceX en los próximos años.

Los primeros vuelos privados al espacio, que llevarán cuatro astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés), están previstos para 2017.

Los lanzamientos privados restablecerán el acceso de Estados Unidos al espacio y pondrán fin a un hiato de seis años, tras el retiro de los transbordadores de la NASA en 2011.

"Estos distinguidos y experimentados astronautas están abriendo un nuevo camino, un camino que un día los llevará a ellos a los libros de historia y a los estadounidenses a Marte", dijo el jefe de la agencia espacial estadounidense, Charles Bolden.

Lee:  SpaceX da el primer paso a la privatización de los vuelos espaciales

Sunita Williams, de 49 años, la astronauta más experimentada de los cuatro, es una capitana de la Marina estadounidense que ya ha pasado 322 días en el espacio. Tiene el récord de la caminata espacial más prolongada de una mujer, con 50 horas y 40 minutos, según la NASA.

Publicidad

Doug Hurley, de 48 años, es un coronel retirado de la Marina que ha pilotado dos vuelos espaciales. Los otros astronautas, Eric Boe y Robert Behnken, de 50 y 44 años respectivamente, son ambos coroneles de la fuerza aérea y han participado en dos misiones cada uno.

Boeing sería la primera empresa privada que envía un astronauta al espacio, a bordo de su nave CST-100, a fines de 2017.

SpaceX aún no anunció una fecha para su nave Dragon. La firma californiana sufrió un importante revés a fines de junio cuando su cohete Falcon 9, que transportaba una cápsula no habitada con destino a la ISS, explotó dos minutos después de su lanzamiento.

La NASA ha invertido 4,200 millones de dólares en Boeing y 2,600 millones en SpaceX para ayudarlos a construir a los sucesores del programa espacial estadounidense.

Publicidad
Publicidad