Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cuando los robots y AI hagan el trabajo, ¿qué pasará con la desigualdad social?

Según un estudio, en países como Reino Unido, los pobres serán más pobres, pero el panorama parece ser distinto para México.
mar 08 agosto 2017 06:00 AM
Futuro incierto
Futuro incierto Las predicciones frente a la inteligencia artificial son utópicas y apocalípticas por igual. (Foto: posteriori/Getty Images/iStockphoto)

La inteligencia artificial y los robots son una inminente realidad para los centros de trabajo del mundo entero, incluido México. Mientras que en algunas compañías ya realizan más de un 50% de los procesos laborales, otras apenas se acercan a ellos. Sin embargo, es una realidad bastante aceptada que, como las máquinas de vapor en su momento, estas tecnologías llevarán a la pérdida de millones de empleos, y la creación de otros (aún no se sabe cuántos).

De acuerdo con un estudio de la asociación caritativa británica Sutton Trust, este futuro llevará a que se acreciente la desigualdad en países desarrollados como Inglaterra, es decir, los ricos serán más ricos y los pobres… más pobres.

Las razones citadas por el estudio tienen que ver con la habilidad de quienes ya poseen recursos para reeducarse en los nuevos empleos que se volverán prioritarios (partiendo de la programación); así como la importancia cada vez mayor de las llamadas habilidades suaves como comunicación, creatividad y confianza (en las escuelas privadas de Inglaterra, a los niños se les dan clases en estos temas).

Lee: Los dueños de Tesla y Facebook pelean por la inteligencia artificial

En algunos países desarrollados, trabajos que van desde asistente hasta manager, están siendo reemplazados por IA, con tan solo algunos humanos como supervisores. Si la tendencia continúa, no solo se perderán esos empleos, sino con ellos, la posibilidad de avanzar en una carrera. De acuerdo con el estudio, tan solo en el Reino Unido podrían perderse unos 15 millones de empleos.

Para la consultora Forrester, la inteligencia artificial ayudará a la creación de 13.6 millones de empleos durante la próxima década, sin embargo esta cifra es global, no regional.

Publicidad

El estudio de Sutton Trust contempla una posible realidad para países desarrollados, pero no da noción de lo que podría pasar en países en vías de desarrollo, como México y América Latina en general.

Para Rajeev Gupta, director de operaciones nearshore para América Latina de Tata Consultancy Services (TCS), los países de la región podrán aprovechar la inteligencia artificial para dar un salto en el desarrollo y conseguir ponerse a la par o adelante de economías más estables.

“Creo firmemente que el impacto de desarrollos como la IA debe ser positivo tanto para las empresas como para la sociedad; es normal pensar en temores y retos, en especial en una era en donde la transformación digital ha sustituido en ocasiones al humano”, asegura en entrevista con Expansión.

“La razón por la cual se prevé desigualdad social debido a la IA tiene que ver directamente con la información que se desprende de varios estudios que han encendido temores de desempleo masivo y lo que esto conlleva a nivel social”, explica Gupta. “Sin embargo, algunos estudios proyectan un futuro menos preocupante para el empleo, pues las actividades de trabajo que pueden llegar a ser sustituidas por la inteligencia artificial en muchos casos no constituyen trabajos enteros, sino sólo ciertos aspectos de ellos”.

Recomendamos: Nvidia prepara inversión en México para el mercado de inteligencia artificial

De acuerdo con un estudio de TCS, para 2020 habrá una pérdida neta de empleos de sólo entre 4% y 7% dependiendo de la función.

La recomendación de Gupta en este sentido tiene que ver con una inversión de gobiernos y empresas para calificar a cada vez más personas (a través de la actualización y creación de nuevas carreras) para ser una especie de profesores para las máquinas, en lugar de realizar exactamente la misma función que ellas.

“Las iniciativas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) son una fuente importante de crecimiento a mediano y largo plazo, es una oportunidad real de aprovechar a los jóvenes con las habilidades, los conocimientos y las oportunidades reales para asegurar que puedan ser capaces, sean ciudadanos responsables, y con ello poder prevenir la desigualdad social”, concluye

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad