Los hackeos que nos dejaron expuestos en 2017

WannaCry, Bad Rabbit y el robo de información de firmas como Uber y Yahoo marcaron el año... y parece que la tendencia seguirá.
Brechas de seguridad  2017 reveló que grandes firmas están expuestas a robo de información.  (Foto: iStock)
SAN FRANCISCO (CNNMoney) -

2017 fue el año en el que nada parecía estar a salvo. Los hackeos fueron revelados uno tras otro, desde una brecha de seguridad Equifax que comprometió al menos a la mitad de Estados Unidos hasta campañas de rescate que costaron millones de dólares a las compañías.

Los ciberataques señalaron la alarmante vulnerabilidad de nuestra información personal.

Más herramientas utilizadas por los hackers gubernamentales se han hecho públicas y es más fácil que nunca crear maneras sofisticadas de difundir malware o ransomware o robar información de compañías. Las compañías también fallan frecuentemente en parchar las fallas de seguridad de manera oportuna.

Y hay más por venir.

"Mientras realizamos cada vez más negocios en línea, y los criminales se percatan del valor de la información que protegen las organizaciones, vemos más brechas de seguridad de grandes nombres y de mayor perfil”, dijo Mark Nunnikhoven, vicepresidente de investigación en la nube de la empresa de seguridad Trend Micro.

En particular el ransomware, que es cuando los hackers exigen dinero para desbloquear archivos, se está volviendo más común.

Un análisis de la firma de software antivirus Bitdefender encontró que los pagos por ransomware alcanzaron los 2,000 millones de dólares en 2017, el doble que en 2016. Mientras tanto, Trend Micro predice pérdidas globales de otra tendencia en crecimiento, los engaños por correo electrónico excederán los 9,000 millones de dólares el próximo año.

Este es un vistazo a los hackeos más grandes de 2017.

Equifax

Los cibercriminales penetraron Equifax, uno de los burós de crédito más grandes en julio y robaron la información personal de 145 millones de personas. Fue considerado de las peores brechas de seguridad de todos los tiempos por la cantidad de información sensible expuesta, incluyendo números de seguridad social.

La empresa reveló el hackeo dos meses después. Esto podría tener un impacto por años pues la información robada podría ser usada para robo de identidad.

La brecha de Equifax incrementó la preocupación sobre la cantidad de información que recolectan los corredores de datos, que puede ir desde registros públicos hasta direcciones de correo, fechas de nacimiento, y otros detalles personales.

Firmas como Equifax, TransUnion y Experian venden esa información a consumidores como bancos, arrendatarios y empleadores para que puedan aprender más sobre ti. Está bajo escrutinio el que los corredores de información hagan lo suficiente para mantener segura esa información.

El exCEO de Equifax Richard Smith, quien se retiró después de que se revelara la brecha, testificó al Congreso y culpó a la falla de seguridad a una persona que desde entonces había sido despedida.

El público aún no sabe quién es responsable del hackeo.

Una bomba a Yahoo

La empresa padre Verizon anunció en agosto que cada una de las 3,000 millones de cuentas Yahoo fue hackeada en 2013, tres veces el estimado inicial.

En noviembre, la ex CEO de Yahoo, Marissa Mayer dijo al Congreso que la empresa solo se enteró de la brecha en 2016, cuando se informó que 1,000 millones de cuentas fueron hackeadas.

La compañía todavía no sabe quién fue el responsable.

Por otra parte, un hacker canadiense se declaró culpable este año por su papel en otra importante brecha de seguridad de Yahoo de 2014. Ese hackeo comprometió a 500 millones de cuentas de Yahoo. Será sentenciado en febrero.

Recomendamos: Encriptación, vital para proteger la libertad en internet

Herramientas gubernamentales filtradas

En abril, un grupo anónimo llamado Shadow Brokers filtró una serie de herramientas de hackeo que se cree ampliamente pertenecen a la Agencia de Seguridad Nacional.

Las herramientas permiten a los hackers comprometer una variedad de servidores de Windows y sistemas operativos, incluyendo a Windows 7 y Windows 8.

Microsoft dijo que había lanzado parches para las brechas de seguridad en marzo. Pero muchos negocios no habían parchado su software. Las herramientas que filtraron los Shadow Brokers fueron usadas posteriormente en los ciberataques globales más grandes del año, incluyendo WannaCry.

En marzo, WikiLeaks liberó documentos que afirman describir las herramientas de hackeo creadas por la CIA. Los investigadores encontraron que muchas de las herramientas eran viejas e imitaban hackeos que se hicieron públicos hace años.

Una herramienta, de acuerdo con los documentos, era un malware que permitía a la CIA escuchar a los objetivos a través de las televisiones inteligentes de Samsung, incluso cuando la TV se encontraba en modo de dormir.

WannaCry

WannaCry, que se desplegó a más de 150 países, se aprovechó de algunas de las herramientas filtradas de la NSA. En mayo, el ransomware tuvo por objetivo negocios que corrían software antiguo de Windows y bloqueó los sistemas computacionales.

Los hackers detrás de WannaCry exigían dinero para desbloquear los archivos. Más de 300,000 máquinas fueron afectadas a lo largo de varias industrias, incluyendo el cuidado de la salud y las empresas de automóviles.

Hubo un coste humano: En Gran Bretaña, los hospitales con los equipos bloqueados se vieron obligados a cerrar temporalmente. Un paciente dijo a CNN su cirugía de cáncer se retrasó.

Nunnikhoven, de Trend Micro, dice que es un ejemplo de un hackeo del Internet de las cosas que contó con importantes consecuencias. La Internet de las cosas se refiere a dispositivos de uso cotidiano, más allá de los ordenadores tradicionales y móviles, que se conectan a internet.

Las infecciones WannaCry eran tan malas que, en un movimiento inusual, Microsoft lanzó un parche para sistemas Windows que había dejado de actualizar.

El ataque cibernético se ha relacionado con Corea del Norte.

NotPetya

En junio, el virus informático NotPetya estaba dirigido a empresas ucranianas utilizando software de impuestos comprometido. El software malicioso se esparció a grandes empresas globales, incluyendo FedEx, la agencia de publicidad británica WPP, el gigante ruso de gas y petróleo Rosneft, y la empresa naviera danesa Maersk.

Este virus también se propagó mediante el aprovechamiento de una vulnerabilidad filtrada por los Shadow Brokers.

En septiembre, FedEx atribuyó una pérdida de 300 millones de dólares debido al ataque. La subsidiaria de la compañía, TNT Express tuvo que suspender sus negocios.

Bad Rabbit

Otra importante campaña de ransomware llamada Bad Rabbit, se infiltró en las computadoras al hacerse pasar por un instalador de Adobe Flash en sitios web de medios y noticias que habían sido comprometidos por los hackers.

Una vez que el ransomware infectaba una máquina, escaneaba la red para encontrar carpetas compartidas con nombres comunes y tratar de robar las credenciales de usuario para acceder a otros equipos.

El ransomware, que surgió en octubre, afectó principalmente a Rusia, pero los expertos vieron infecciones en Ucrania, Turquía y Alemania.

Este sirvió como un recordatorio de que las personas nunca deben descargar aplicaciones o software de anuncios o sitios pop-up que no pertenecen a la empresa de software.

Registros de electores expuestos

En junio, un investigador de seguridad descubrió casi 200 millones de registros de electores estadounidenses expuestos en línea después de que una firma de datos del Partido Republicano realizó mal una configuración de seguridad en su servicio de almacenamiento en la nube de Amazon.

Fue el último de una serie de importantes brechas derivadas de los servidores inseguros de Amazon en que se almacenan los datos. Ellos son seguros por defecto, pero Chris Vickery, un investigador de la firma de seguridad cibernética UpGuard, encuentra regularmente que las empresas lo configuran de manera equivocada.

Verizon y el Departamento de Defensa de Estados Unidos también tenían datos expuestos en los servidores de Amazon.

Hackeos a los distritos escolares

El Departamento de Educación de EU advirtió a maestros, padres y personal de una amenaza cibernética que tenía por objetivo los distritos escolares a lo largo del país en octubre.

En un distrito escolar de Montana, los padres y estudiantes temieron por su seguridad después de que un grupo de hackers enviara mensajes amenazantes como parte de una campaña de extorsión.

El grupo llamado The Dark Overlord, robó información sobre estudiantes, maestros y otros empleados del distrito. Ellos pidieron dinero para destruir la información. Las escuelas cerraron por tres días.

El mismo grupo fue responsable del robo a los socios de producción de Netflix y la filtración de episodios de "Orange is the New Black” de Netflix después de que la empresa se negara a pagar un rescate.

Un encubrimiento de Uber

En 2016, los hackers robaron la información de 57 millones de clientes de Uber, y la empresa les pagó 100,000 dólares para encubrirlo. El incumplimiento no se hizo público hasta el mes de noviembre, cuando fue revelado por el nuevo CEO de Uber Dara Khosrowshahi.

Ahora Uber se enfrenta a las preguntas de los legisladores. Tres senadores introdujeron un proyecto de ley que podría hacer que los ejecutivos se enfrenten a penas de cárcel por encubrir a sabiendas las violaciones de datos. Abogados de la ciudad de Los Ángeles y Chicago y el fiscal general del estado de Washington están demandando a Uber por la brecha de seguridad.

De cara al futuro

Espere más de esto en 2018.

Nunnikhoven predice que los ataques al internet de las cosas continuarán atacando a industrias como las aerolíneas, fábricas y automóviles a la vez que dependen de la llamada tecnología inteligente.

"Ellos se enfrentan a los mismos retos de ciberseguridad que nuestros laptops y celulares, pero están vinculados a cosas reales en el mundo real”, dijo. “Si alguien hackea mi laptop, mi información está en riesgo. Pero si alguien hackea un brazo robótico, toda la línea de manufactura está en riesgo”.

Las brechas de seguridad de este año podrían cambiar el comportamiento de los consumidores, en última instancia. Estas comprobaron que los números de seguridad social y las fechas de nacimiento podrían no ser la mejor forma de identificación segura. Los criminales compran y venden esos números por precios bastante bajos, junto con otra información personal como direcciones, correos electrónicos y contraseñas.

Los legisladores también están proponiendo legislación para luchar contra las violaciones de datos.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Mientras tanto, las empresas y las personas son al menos más conscientes de los riesgos de seguridad.

"El número de infracciones internacionales de alto nivel ha sido una llamada de atención este año a las empresas sobre que la seguridad es un elemento de nivel superior", dijo Nunnikhoven. "Afecta al resultado”

Ahora ve
Estas 20 ciudades son las finalistas de Amazon para su nueva sede
No te pierdas
×