Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

El mundo va por Silicon Valley: las tecnológicas deben evolucionar

Las empresas del valle del silicio se enfrentan a la urgencia de renovarse y poner freno a problemas dentro de sus servicios como discursos de odio o prácticas monopólicas.
Silicon Valley obligado a cambiar
El escrutinio público y gubernamental presiona a que estas empresas cambien sus formas.

Nueva York (CNN Business)

El mundo tiene en la mira a Silicon Valley.

La Unión Europea instituyó leyes de privacidad radicales en los últimos años y lanzó múltiples investigaciones antimonopolio a las grandes empresas de tecnología incluyendo a Alphabet y Facebook. El miércoles, la Unión Europea multó a Google, subsidiaria de Alphabet por 1, 700 millones de dólares por abusar de su posición dominante en la publicidad en línea.

El Consejo de competencia de Turquía está investigando la posición dominante de Google en el mercado de búsquedas.

Un panel de competencia del Reino Unido determinó que las corporaciones de tecnología se han vuelto demasiado grandes, y el regulador antimonopolios de la nación dijo que investigaría el mercado de publicidad.

Te puede interesar: La UE impone a Google una multa de 1,700 mdd

Publicidad

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, la senadora Elizabeth Warren quiere dispersar a Google, Facebook y Amazon. Se reporta que los fiscales estadounidenses llevan a cabo una investigación sobre los procedimientos de difusión de información de Facebook. Y el presidente Donald Trump dijo el martes que las redes sociales deben ser investigadas por sus prejuicios contra los conservadores.

El compromiso del público con las plataformas de las grandes empresas de tecnología ha sido probado, y una minoría expresiva está cuestionando si estas empresas son fuerzas para el bien. La gente ha sentido rechazo hacia la incapacidad de Facebook de detener la filtración de información y las campañas de desinformación rusas, el abuso y discurso de odio generalizados en Twitter, los videos de reclutamiento al terrorismo en YouTube y la literatura de conspiración en Amazon. La semana pasada, el ataque en dos mezquitas de Nueva Zelanda fue transmitido en vivo en Facebook y publicado en YouTube.

Las empresas de tecnología se enfrentan a amenazas severas a sus negocios. Las empresas podrían dividirse y el público podría huir de sus servicios.

Silicon Valley ha sobrevivido encuentros con los reguladores antimonopolio en el pasado, pero su mal comportamiento y la incapacidad de controlar el contenido en sus varias plataformas podrían haber llegado a un punto de inflexión. Existe una gran diferencia entre restringir la elección de navegador de internet, como han demandado a Google y Microsoft algunos gobiernos en el pasado, y el que las redes sociales proporcionen una plataforma no supervisada para los terroristas.

Cambiar la industria de la tecnología desde adentro no será tarea fácil. Mark Zuckerberg y los fundadores de Google Larry Page y Sergey Brin mantienen el dominio de sus empresas al otorgar a sus acciones más votos que las de los demás accionistas. Snap y varias otras empresas cuentan con estructuras de acciones similares que les dan a sus fundadores un poder masivo y sin supervisión. Lyft, que pronto se volverá pública, se organizará de manera similar.

Pero si las empresas de tecnología quieren retener el control de su mensaje, imagen, marca y conformación de su negocio, tienen que tomarse en serio el cambio.

Lee también : De Silicon Valley a Guadalajara por 36 dólares

Twitter tomó uno de los pasos más innovadores de la tecnología: la empresa reveló esta semana una nueva aplicación de prueba que sirve como área de juego para que los usuarios de Twitter experimenten con características nuevas. Hasta ahora, los experimentos no son tan radicales: rediseño de los hilos de tuits, colores y botones. Sólo los usuarios de iPhone pueden probar la app y es sólo por invitación.

Pero la nueva aplicación, llamada “twttr" en referencia al nombre original de la empresa, podría convertirse en el lugar en que Twitter pruebe maneras de resolver sus múltiples problemas. La empresa ha sido incapaz de superar el abuso en su plataforma y cambiar dramáticamente la manera en que funciona su app podría ser la única solución para hacerle frente al problema.

Esa es la táctica que podría seguir Facebook. La empresa anunció la semana pasada que reposicionaría su negocio como una plataforma “enfocada en la privacidad”. En una publicación de blog, el CEO Mark Zuckerberg dijo que Facebook busca crear “el equivalente digital de la sala de estar” al incrementar la cantidad de mensajería privada, cifrada, en su plataforma.

Ese tipo de renovación estratégica radical es lo que necesita Silicon Valley. El que las grandes empresas de tecnología cumplan con esos cambios es algo que queda por ver. La tecnología tiene una larga historia de empresas emergentes que cambian a los grandes negocios tradicionales. Pero la lista de empresas que se han reinventado exitosamente es muy corta.

Se acaba el tiempo

Las empresas de tecnología pueden no tener mucho tiempo para adaptarse. Como dijo la CEO de General Motors Mary Barra sobre los cambios masivos de la industria automotriz en los próximos años en entrevista con CNN Business el mes pasado: “el tiempo no está de nuestro lado”. Barra despidió a decenas de miles de trabajadores y redirigió los recursos de la empresa a los vehículos eléctricos, SUVs y vehículos autónomos para asegurarse de que GM no se quede atrás. Continúa siendo una decisión dolorosa, poco popular y costosa, pero podría asegurar que GM tiene un futuro en la era de Uber y los vehículos autónomos.

Si la industria de la tecnología quiere sobrevivir a esta ola de regulación e indignación del público, tendrá que tomar decisiones audaces para arreglar sus errores.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Recomendaciones

Publicidad