Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Fitbit pasa de fabricar wearables a fabricar respiradores

Fitbit presentó el Fitbit Flow, un respirador de emergencia de bajo costo para ayudar a las necesidades médicas que hay en el mundo a causa de COVID-19.
vie 05 junio 2020 10:30 AM
Fitbit
La empresa se caracteriza por desarrollar wearables, sin embargo la emergencia por COVID-19 los obligó a innovar

Fitbit anunció que desarrolló un respirador de emergencia de bajo costo y fácil de usar llamado Fitbit Flow. El nuevo equipo ya obtuvo la autorización de parte de la Administración de comida y medicina de Estados Unidos (FDA) para que pueda ser usado en instituciones.

Publicidad

La empresa enfocada en el desarrollo de wearables aplicó su experiencia interna en el desarrollo de sensores y diseño de hardware para la realización de este respirador que funciona de modo automático inspirado en el ventilador que desarrolló el Instituto Tecnológico de Massachussets, basado en las especificaciones de la guía de desarrollo de ventiladores de la Organización Mundial de la Salud.

Durante el desarrollo y las pruebas, Fitbit consultó a los médicos de emergencias de la Oregon Health Science University, que atienden a pacientes con COVID-19 en el Hospital OHSU y laboró con el grupo de trabajo sobre el diseño y las necesidades de los profesionales.

"El COVID-19 nos ha desafiado a todos a sobrepasar los límites de la innovación y la creatividad, y utilizar todo lo que está a nuestra disposición para desarrollar más rápidamente productos que apoyen a los pacientes y a los sistemas de atención médica que los cuidan", dijo James Park, cofundador y CEO de Fitbit.

"Vimos una oportunidad para reunir nuestra experiencia en el desarrollo avanzado de sensores, la fabricación y nuestra cadena de suministro global, para abordar la necesidad crítica y continua de respiradores y ayudar a marcar la diferencia en la lucha global contra este virus", agregó.

Publicidad

Fitbit Flow se basa en bolsas de reanimación estándar, como las utilizadas por los paramédicos, con instrumentos sofisticados, sensores y alarmas que funcionan en conjunto para soportar compresiones automáticas y monitoreo de pacientes. El dispositivo está diseñado para ser intuitivo y fácil de usar, lo que puede ayudar a reducir la presión sobre el personal especializado que normalmente se necesita para operar un respirador comercial. Otros respiradores de emergencia similares varían en la combinación de características que ofrecen, pero Fitbit cree que ninguno de ellos ofrece todos sus atributos en un rango de menor precio.

Según el New England Journal de Medicina, los hospitales en Estados Unidos ya están informando sobre la escasez de equipos para atender a pacientes críticos, incluidos respiradores y equipos de protección personal (EPP) para el personal médico. Las estimaciones actuales de la cantidad de respiradores en los Estados Unidos varían de 60,000 a 160,000.

Fitbit tiene como objetivo aprovechar la vasta infraestructura y las capacidades de fabricación de la compañía, que actualmente produce millones de dispositivos Fitbit por año para producir volúmenes de estos dispositivos de emergencia rápidamente que puedan surtir la demanda, aunque no se especificó la producción de Fit Flow hasta el momento.

El objetivo es suministrar estos dispositivos a los sistemas de salud de todo el mundo, que no cuentan con un número suficiente de respiradores comerciales tradicionales. Fitbit Flow está diseñado para usarse solo cuando un respirador comercial tradicional no esté disponible.

Las protestas en EU son las mismas que Trump criticó en Hong Kong

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad