Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así fue entrenar sin datos de Garmin

Aunque contaba con respaldo de sus datos y los de sus equipos, para una corredora y entrenadora profesional, el ciberataque a las plataformas de Garmin alteró su manera de trabajar a distancia.
mar 28 julio 2020 03:37 PM
Entrenamientos secuestrados
La firma de wearables y procesamiento de datos deportivos y de navegación sufrió un ciberataque el 23 de junio. (Foto: Garmin)

Tras permanecer cinco días con sus sistemas de atención a clientes y plataformas en la nube bajo un ciberataque, Garmin comenzó a recuperar la sincronía de sus plataformas de software y sus usuarios comenzaron a poder usar sus apps y datos de sus relojes inteligentes con cierta normalidad; sin embargo, para algunos clientes cuyo trabajo depende de hacer deporte, el permanecer días sin poder tener acceso a datos de su desempeño, y el de sus compañeros o clientes, significó visibilizar la importancia del respaldo y de no depender solo de una plataforma tecnológica para entrenar.

“Tengo un grupo de personas a la que entreno y a todas las entreno por Training Peaks, esta plataforma en la que se sincroniza todo lo que hacen y ahí voy viendo sus avances, ahorita no me puedo enterar de lo que hicieron, algunos lo metieron manualmente, pero se les complica a algunos hacer eso”, dijo Araiz Arriola, entrenadora profesional en entrevista.

Publicidad

Para Arriola, quien ha corrido 27 maratones, más que un wearable para entrenar, su reloj inteligente es una herramienta de trabajo y no tenerla funcional al 100% la hizo sentir un poco a ciegas; sin embargo, al tener un respaldo de su información, advierte que no se sintió tan ansiosa o dependiente de que no funcionaran estos sistemas por unos días.

“Estaba medio a ciegas pero mucha gente sí es muy dependiente de ver que esto se sube o los que están en un reto y no poder subir los kilómetros, muchos estaban histéricos, yo no me siento así pero muchos sí”, dijo

Con el incidente de ciberseguridad, la plataforma de la marca Garmin Connect, estuvo sin funcionar desde el jueves 23 de junio. El ataque dejó desconectados sus servidores por un ciberataque de ransomware, posiblemente denominado Wasted Locker. El ataque solicitaba a la empresa un pago en bitcoin para liberar sus sistemas.

En los últimos cinco días, desde que inició el hackeo a sus sistemas, el precio de las acciones de Garmin cayó 0.46% para ubicarse en 99.36 dólares por unidad.

Publicidad

Tras cinco días de ataque cibernético Garmin dijo que sus sistemas se empezaban a recuperar y que no esperaban que el incidente se tradujera en daños a sus operaciones financieras o a los datos sensibles de los usuarios, como los que guarda la mara en servicios como Garmin Pay.

“Los servicios afectados están en restauración y esperemos que estén en funcionamiento normal en los próximos días. No esperamos daños materiales en nuestras operaciones ni en nuestro desempeño financiero por este incidente. Mientras están de nuevo funcionando nuestros sistemas esperamos algunos retrasos en la sincronización de la información”, citó la empresa en un comunicado.

Pese a que la empresa aseguró que los datos de los usuarios no fueron “vistos, perdidos o robados”, sus usuarios no están seguros al respecto aún y deberán esperar a que lentamente se restablezcan los servicios de la plataforma.

De acuerdo con Daily Mail, el daño económico por este posible incidente de ransomware, o secuestro digital de datos, el costo que vería la empresa tras el problema puede escalar hasta 10 millones de dólares.

Más allá de los datos de entrenamientos, otros servicios de Garmin están enfocados a posicionamiento de navegación como Fly Garmin y Garmin Pilot, los cuales también sufrieron el cese de sincronización y podrían tener mayor información sensible en juego.

Publicidad

Además del GPS, calorías quemadas al entrenar o distancia recorrida, otros datos que sincronizan las plataformas de Garmin incluyen, por ejemplo, el ciclo menstrual.

“Está sincronizado también tu periodo menstrual, entonces había muchas chavas estresadas porque no podían ver y es chistoso, ¿no? te vuelves muy dependiente de todo esto y más ahorita que estamos encerrados y más histéricos”, cuenta la entrenadora.

Jhon Scott- Railton, investigador del think tank canadiense, Citizen Lab, acuñó el término fit leaking en 2017, para describir la gravedad de un ciberataque a wearables y dispositivos deportivos, pues el riesgo de dejar ver datos sensibles, como posicionamiento e identidad, pueden ser mucho más graves que simplemente no poder compartir la cantidad de caloría quemadas en un día durante el entrenamiento.

Para el investigador los datos más sensibles que puede filtrar un wearable son Presencia, Actividad, Perfil e Identificación.

Un año después de publicar esta investigación, en 2018, la aplicación para ciclismo Strava, que se sincroniza con el software de Garmin, filtró datos de la ubicación de bases militares estadounidenses en Siria y Afganistán, las cuales podían verse a través de los datos de entrenamiento de la app.

Si bien el ciberataque a Garmin no comprometió a Arriola con su labor de forma aguda o por largo tiempo, Arriola describe que esto deja de manifiesto la importancia de no enlazar todos tus datos o desempeños deportivos a una sola plataforma, además de reflejar la importancia de respaldar tu información.

“Los dispositivos son excelentes, es de lo mejor si eres muy clavado, pero sí me di cuenta que los datos no están al 100% seguros, si les confías tu información de 10 años de todo tu desempeño y cualquier día te lo borran es peligroso no tener un respaldo”, dijo.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad