Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El caso de Facebook centra la atención en la transparencia de las Big Tech

La filtración de Frances Haugen ha puesto de manifiesto la importancia de cómo se comparte información al interior de las compañías y sus esfuerzos por esconder datos.
mar 12 octubre 2021 01:00 PM
transparencia en las big tech
Algunas tecnológicas han sido transparentes internamente, pero esa cultura de trabajo ha cambiado paulatinamente.

La transparencia en torno a las grandes empresas de tecnología ha vuelto a cobrar relevancia y también ha generado que los ojos de los organismos independientes y políticos se posen, una vez más, sobre estas compañías para intentar generar mecanismos de regulación.

Frances Haugen, la exempleada de Facebook que reveló cómo la compañía ha escondido información para beneficiar su negocio a pesar de los efectos nocivos en los usuarios, dijo que también hablará con la Junta de Supervisión Independiente de la plataforma para compartir lo que aprendió durante su periodo en la empresa.

Además, argumentó que una de sus motivaciones para colaborar con la Junta es que “Facebook le ha mentido en repetidas ocasiones y estoy deseando compartir la verdad con ellos”.

Publicidad

Por su parte, la Junta de Supervisión Independiente publicó un comunicado donde refiere que tras la revelación de la información de Haugen sobre la moderación de contenido, buscan “discutir las experiencias de Haugen y recopilar información que pueda ayudar a impulsar una mayor transparencia y responsabilidad de Facebook a través de nuestras decisiones y recomendaciones”.

Este organismo comenzó a operar en diciembre de 2020 y hasta ahora ha sido partícipe de las apelaciones de decisiones de moderación de contenido en Facebook e Instagram. En mayo de este año, fue parte importante para que la empresa mantuviera la prohibición a las cuentas del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Asimismo, Haugen compartirá sus perspectivas con los legisladores en el Reino Unido y la Unión Europea el próximo 25 de octubre que examinará el proyecto de seguridad en línea del Reino Unido, así como otras ideas para regular las redes sociales.

“Debe haber una mayor transparencia en las decisiones que toman empresas como Facebook cuando intercambian la seguridad del usuario por la participación del usuario”, comentó Damian Collins, miembro conservador del parlamento británico.

Publicidad

Las tecnológicas comparten información al interior, pero no al exterior

Aunque la postura de Facebook y otras tecnológicas respecto a ser cerradas para compartir información con organismos reguladores ha sido criticada, el periodista especializado en Silicon Valley, Brad Stone, reportó que esa falta de transparencia no existe al interior de algunas big techs y, de hecho, es totalmente contraria.

De acuerdo con un informe del especialista, Haugen pudo hacerse con decenas de miles de documentos internos gracias a sus políticas de transparencia flexibles, las cuales le permitieron recopilar información acerca de la compañía.

“Las políticas de seguridad de datos aparentemente laxas de Facebook no son únicas”, refiere Stone, pues son parte de una cultura de transparencia interna común en Silicon Valley, donde se tiene la idea de que los empleados deben tener acceso a investigaciones o documentos internos de otras áreas para estar informado sobre lo que sucede en ellas y poder colaborar de mejor manera.

Este tipo de dinámicas han sido replicadas en empresas como Google, la cual se basó en el desarrollo de código abierto para implementar tales ideas a la cultura de trabajo. Incluso esto derivó en que se organizaran sesiones de preguntas y respuestas entre los directivos de las compañías y los trabajadores.

Publicidad

Sin embargo, cabe recordar que hace algunos años estas conversaciones también se filtraron a la prensa y, por lo tanto, la transparencia interna se fue cerrando paulatinamente, según testimonios de empleados al periodista.

Por otra parte, la transparencia no ha sido un tema que le preocupe a otras grandes empresas como Amazon o Apple, las cuales nunca han reconocido algún tipo de beneficio a partir de estas dinámicas y, más bien, han logrado prosperar con estrictos silos internos y niveles muy altos de secrecía.

Publicidad
Publicidad