Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Los robots dominarán la logística del e-commerce?

Amazon presentó un par de robots nuevos que están enfocados en la distribución y almacén de productos de sus centros de distribución, pero fuera de ellos es otra historia.
lun 14 noviembre 2022 06:00 AM
amazon robots.jpg
A pesar de tener 10 años trabajando con robots, la empresa aún depende en mayoría de su personal humano.

Entrar al BOS27 de Amazon, un centro de innovación y distribución de la empresa de e-commerce, es ingresar a un espacio de futurismo. Con seis líneas de producción en la que tienen 10 estaciones de trabajo, este espacio es capaz de construir 330,000 robots al año, que no se comercializan, pues su objetivo es ir a los distintos centros de distribución de la empresa, a alrededor del mundo.

El enfoque en robótica que quieren impulsar, de acuerdo con Scott Dresser, vicepresidente de Amazon Robotics, es hacer más eficiente la línea logística de los colaboradores, ayudando a cargar, mover, recolectar y elegir los productos que llegan hasta los usuarios finales.

“Hemos buscado desarrollar a lo largo de estos años muchos equipos que sean rápidos al reaccionar, eficientes en su trabajo diario y también cercanos a los colaboradores con el fin de hacer un trabajo más rápido y responder a la demanda de e-commerce que hay alrededor del mundo”, apuntó Dresser.

Publicidad

Hasta ahora, 75% de los productos que se comercializan en la plataforma de e-commerce han pasado en algún punto de su logística por un robot, por ello la marca presentó dos prototipos nuevos: Proteus y Sparrow.

Durante el recorrido que realizó en Expansión dentro del centro de innovación, se observaron a 200 personas trabajando en las distintas líneas de producción que tienen, tanto haciendo el ensamblaje de los robots, como haciendo pruebas del funcionamiento y rendimiento de los mismos.

Además se puede ver cómo funcionan Robin o Cardinal, un par de robots que pueden redirigir los paquetes a varias ubicaciones en el almacén antes de que comiencen su viaje de entrega. Sin embargo no son los únicos, pues Amazon ha tenido un interés especial en el desarrollo robótico desde hace más de 10 años.

En 2012, la compañía adquirió a la empresa de robótica Kiva. En ese entonces, la compañía tenía un grado de automatización en sus centros de distribución y buscaba que con Kiva hubiera más innovación. Ante este enfoque, muchos colaboradores empezaron a especular sobre el reemplazamiento de sus empleos.

“Tenemos más de 520,000 unidades de accionamiento robótico y hemos añadido más de un millón de puestos de trabajo en todo el mundo. Además, tenemos una docena de otros tipos de sistemas robóticos en nuestras instalaciones en todo el mundo, incluidos centros de clasificación y centros aéreos. Desde los primeros días de la adquisición de Kiva, nuestra visión nunca estuvo ligada a una decisión de reemplazar a las personas”, apuntó la empresa.

Dresser aseguró que aunque en un futuro podrían tener equipos cada vez más inteligentes, dentro de su enfoque de desarrollo toman en cuenta cómo pueden colaborar humanos y robots.

“La idea es que se complemente su labor y más allá de reemplazar se busca que crezcan en otras áreas y su trabajo no sea repetitivo”, precisó Dresser.

Además, aún este tipo de robots están limitados. Sparrow, el nuevo brazo robotizado, tiene pequeñas aspiradoras que son las que cargan el producto, y aunque es capaz de cargar hasta 70 kilos, 45% de los productos no son viables de pasar por su unidad de trabajo a causa de los empaques.

Proteus se mueve de forma autónoma por las instalaciones utilizando tecnología avanzada de seguridad, percepción y navegación desarrollada por Amazon y se trata de un robot construido para ser dirigido automáticamente para realizar su trabajo y moverse entre los empleados, lo que significa que no tiene necesidad de estar confinado en áreas restringidas.

Aunque puede operar, levantar y mover los GoCarts, el equipo seguirá en prueba dentro del BOS27 durante dos años más.

 

¿Los robots tomarán el mando?

Además de las limitantes que mencionó Dresser, un investigación de la Universidad Brigham Young señala que solo 14% de los trabajadores dicen que han visto su trabajo reemplazado por un robot. Y aunque no hay un porcentaje claro dentro de la empresa de e-commerce, en 10 años de innovación dentro de Amazon la respuesta sigue siendo un no.

Para comprender la relación entre la pérdida de empleos y los robots, Eric Dahlin, el investigador líder de la publicación, encuestó a casi 2,000 personas acerca de sus percepciones sobre la sustitución de empleos por robots. Primero se pidió a los encuestados que estimaran el porcentaje de empleados cuyos empleadores han reemplazado los trabajos con robots. Luego se les preguntó si su empleador alguna vez había reemplazado su trabajo con un robot.

Aquellos que habían sido reemplazados por un robot (alrededor del 14%), estimaron que 47% de todos los trabajos han sido asumidos por robots. De manera similar, aquellos que no habían experimentado el reemplazo de trabajos aún estimaron que el 29% de los trabajos han sido reemplazados por robots.

Además, en mercados como el de México o Brasil, Rafael Caldas, líder de Amazon Logistics en Brasil, apunta que los centros de distribución que hay en el país y la región aún no requieren de este tipo de sistemas en su logística.

“La demanda en e-commerce ha crecido a lo largo de los últimos años, pero el enfoque que tenemos ahora es de crecer la madurez del mercado, más allá de la logística interna, pues ahora aún podemos trabajar con nuestros colaboradores sin que se requieran este tipo de soluciones”, indicó Caldas.

 
TechRoom
Suscríbete a nuestro newsletter de tecnología

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad