Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Viajes 2016 Especial desktop header.gif

Los sitios reales que no puedes perderte en Londres

La capital de Reino Unido tiene una amplia variedad de palacios, museos y galerías, entre ellos el palacio de Buckingham y el palacio de Kensington, residencia oficial de Catalina y Guillermo.
Foto real
Palacio de Buckingham La residencia oficial de la reina y del príncipe Felipe está abierta al público durante las vacaciones de verano de la familia real. (Foto: Andrew Holt / Royal Collection Trust / Her Majesty Queen Elizabeth II 2017)

Pompa, historia y más castillos que en Game of Thrones. Aunque la realeza británica tenga una imagen moderna firmemente establecida, sigue siendo ejemplo de un pasado de tradición y ceremonia.

Si querías ondear una bandera en las celebraciones del 90 aniversario de la reina Isabel, o si derramaste una lágrima de alegría con la noticia de que el príncipe Guillermo y Catalina, duquesa de Cambridge, están esperando a su tercer hijo, no eres el único. Parece que el mundo no se harta de los que posiblemente sean los aristócratas más conocidos del mundo.

Lee: Los 'White Walkers' de 'Game of Thrones' invaden Londres

No hay mejor destino que Londres si quieres conocer los 1,000 años de historia de las reinas y los reyes británicos. La capital de Reino Unido tiene una amplia variedad de palacios, museos y galerías abiertas al público, entre ellos el palacio de Buckingham (centro de operaciones de la realeza) y el palacio de Kensington, la residencia oficial de Catalina y Guillermo.

Simplemente no conocerás Londres como se debe si no visitas al menos uno de estos sitios. ¿Quién sabe? A lo mejor puedes llegar a ver a la mismísima reina.

Los salones dorados del palacio de Buckingham

Publicidad

El palacio de Buckingham es la residencia oficial de la reina y el príncipe Felipe en Londres; se abre al público cuando la familia real está de vacaciones de verano.

No podrás husmear por todo el palacio (después de todo, la reina vive allí, en unas habitaciones privadas en el ala norte). Sin embargo, los visitantes pueden admirar los suntuosos interiores estilo regencia y las invaluables obras de arte de los Salones de Estado, en donde la familia real recibe a las personalidades.

Diseño
El palacio de Buckingham tiene 775 habitaciones, entre ellas 19 salones de Estado, 52 dormitorios reales y para invitados, y 78 baños.

Hay más arte de la impresionante colección real en la Galería de la Reina y unos carruajes de ensueño en las caballerizas. El boleto Royal Day Out (adultos, alrededor de 940 pesos; menores de 17 años, unos 530 pesos) te da acceso a los tres, además de que podrás dar un paseo por los jardines. El precio incluye una audioguía.

Lee: La asombrosa remodelación de un museo en Londres

Si inviertes unos 1,800 pesos más, asegurarás un recorrido nocturno exclusivo por los Salones de Estado con una copa de champagne. En la entrada principal, trata de no perderte el cambio de guardia si quieres ver una ceremonia llena de pompa y circunstancia, ejecutada por soldados con enormes gorros de piel de oso.

Palacio de Buckingham : Londres, SW1A 1AA.

La grandeza gótica y las tumbas reales en la abadía de Westminster

Camina por el mismo piso a cuadros que Catalina recorrió el día de su boda con el príncipe Guillermo, en 2011. Luego, admira el asombroso legado real de la abadía: más de 16 bodas, 17 tumbas de reyes y reinas, y la coronación de casi todos los monarcas desde hace mil años.

Bajo la vasta estructura de la abadía, junto a los restos de la realeza, yacen los de británicos célebres: Darwin, Dickens, Olivier, Handel y Livingstone, entre otros.

Puedes encontrar a genios célebres como C.S. Lewis, Philip Larkin, Jane Austen, Rudyard Kipling y muchos más en el Rincón de los Poetas, en el transepto sur.

Lee: Los 6 restaurantes más antiguos de Londres

La inauguración de un museo y galería, llamado Galerías del Jubileo de Diamante de la Reina, está programada para 2018. Se está construyendo en una galería medieval, situada 20 metros sobre el piso de la abadía, que ha estado cerrada al público desde hace 700 años.

Si quieres saberlo todo sobre las maravillas de la abadía, descarga en tu smartphone el excelente recorrido en audio, narrado por el actor Jeremy Irons. La abadía sigue siendo un lugar de culto, así que no olvides consultar los horarios de visita.

Abadía de Westminster : 20 Deans Yard, Westminster, Londres SW1P 3PA; +44 20 7222 5152; entradas: adultos, 22 libras (alrededor de 500 pesos); menores de 16 años, 9 libras (alrededor de 215 pesos). Los boletos son más baratos en línea.

El palacio de Kensington, lugar de nacimiento de la reina Victoria

Esta elegante residencia real del siglo XVII es ahora la residencia oficial de los duques de Cambridge. Son muy amables en permitir que los visitantes paseen por los opulentos apartamentos del rey, los apartamentos de la reina y los jardines.

Huella
El Jardín Blanco del palacio de Kensington, creado en memoria de Diana, princesa de Gales.

Desde sus primeros días, en los que albergaba a la corte de Guillermo y María de Orange, el palacio ha atestiguado muchos momentos extraordinarios de la historia. La reina Victoria nació aquí en 1819 y fue aquí en donde recibió la noticia de que ascendería al trono, 18 años después.

Como varios monarcas sucesivos gastaron generosamente en la decoración, se ha llegado a pensar que el palacio "impone moda". Esta reputación se afianzó en el siglo XX, cuando era hogar de la princesa Margarita, la difunta hermana de la reina e ícono de la moda en sus tiempos.

Lee: Después del 'brexit', vacacionar en Londres es más barato

También fue hogar de Diana, princesa de Gales, hasta el día de su muerte. Las manifestaciones nacionales de duelo por su muerte, en 1997, se tradujeron en tributos y ramos de flores al pie de las rejas doradas del palacio. Puedes echar un vistazo a la evolución del estilo de Diana en Diana: Her Fashion Story, una exposición sobre sus atuendos famosos.

Palacio y jardines de Kensington : London W8 4PX; +44 20 3166 6000; entradas: adultos, 15.50 libras (alrededor de 360 pesos); menores de 16 años, gratis. Los boletos son más baratos en línea.

Un milenio de sangre en la torre de Londres

Esta formidable fortaleza del siglo XI tiene una historia sangrienta, que incluye el encarcelamiento de reyes, la ejecución de reinas y montones de batallas.

Durante 600 años fue también un zoológico que albergaba a las mascotas exóticas de la realeza, tales como monos, cebras, cocodrilos y un oso polar.

Lee: Bunyadi, el primer restaurante nudista en Londres

Recorre el sitio con uno de los alabarderos, mejor conocidos como beefeaters (aunque no les gusta que les digan así), para que te enteres de lo que pasó a lo largo de mil años de monarcas británicos extravagantes, traidores condenados a muertes horrorosas y encarcelamientos muy sonados.

Si quieres conocer datos más horripilantes, puedes visitar las armerías reales en la Torre Blanca, que está llena de armas e instrumentos de tortura.

Historia
La torre de Londres se agregó a la lista de sitios patrimonio mundial en 1988.

Si quieres algo menos intenso, puedes echarles un vistazo a las joyas de la corona, pero debes llegar temprano: la torre es famosa por sus filas.

Las 23,578 joyas se guardan en la Casa de las Joyas y están bajo custodia de guardias armados. La reina sigue usando algunas para ceremonias como la de inauguración del Parlamento. Pon atención a los letreros de "en uso".

Aquí también hay mucho entretenimiento para los niños: estatuas de los animales reales, visitas guiadas con disfraces, la hora de comer de los famosos cuervos de la torre, y una guía multimedia diseñada especialmente para los niños.

Lee: 23 viajes literarios con los mejores escritores del mundo

Torre de Londres : Londres, EC3N 4AB; entradas: adultos, 24.80 libras (alrededor de 600 pesos); niños, 11.50 libras (unos 270 pesos); menores de cinco años, gratis. Los boletos son más baratos en línea.

El patio de juegos de Enrique VIII en el palacio de Hampton Court

Thomas Wolsey, cardenal de Enrique VIII, construyó en 1514 este vasto palacio de ladrillos rojos que el rey confiscó más tarde, cuando su canciller cayó de su gracia. Es el patio de juegos por excelencia de los Tudor.

Ya era uno de los palacios más elegantes de Europa cuando el arquitecto Christopher Wren agregó una extensión estilo "barroco mesurado" en el siglo XVII, misma que se funde armoniosamente con el edificio anterior.

Legado
El palacio de Hampton Court es uno de los dos palacios pertenecientes a Enrique VIII que quedan.

Puedes pasar un día aquí fácilmente. Piérdete en el famoso laberinto, échale un vistazo a la recreación de la corona de Enrique VIII con perlas y gemas incrustadas en la magnífica Capilla Real; conoce los invaluables tesoros del Renacimiento en la Galería Mantegna, y admira las pinturas de Rembrandt, Van Dyck y Holbein en la Galería de Arte Cumberland.

Una de las partes más divertidas de este palacio son las habitaciones del siglo XVI. Puedes ver qué se servía en los festines del rey en la recreación de las cocinas de Enrique VIII y luego vagar por el Gran Salón, en donde se servían los banquetes. No te olvides de visitar las cocinas de chocolate, construidas ex profeso. ¿Así o más extravagancia?

Palacio de Hampton Court : East Molesey, Surrey. KT8 9AU; +44 844 482 7777; entradas: adultos (mayores de 16 años), 20.90 libras (alrededor de 500 pesos); niños (de 5 a 15 años), 10.45 libras (unos 250 pesos). Los boletos son más baratos en línea.

El castillo de Windsor, el retiro favorito de la reina para el fin de semana

El castillo de Windsor tiene cosas enormes que presumir en su currículum. No solo es el castillo continuamente habitado más grande del mundo, sino también el más antiguo.

También es una de las residencias principales de la reina: aquí pasa la mayoría de sus fines de semana privados. El estandarte real ondea en la Torre Redonda cuando Su Majestad está presente.

Hay mucho que ver y el castillo no está en Londres, propiamente, sino en el elegante pueblo de Windsor, en donde también se sitúa el Eton College, la escuela privada más famosa de Reino Unido. Así que aparta un día para que visites todo.

Antigüedad
El castillo más antiguo del mundo se está sometiendo a una remodelación de 27 millones de libras, que se estima que quede terminada a finales de 2018.

Entre lo más destacado están las habitaciones que la familia real usa para los eventos oficiales y la delicada arquitectura gótica de la capilla de san Jorge, en donde yacen los restos de 10 reyes, entre ellos Enrique VIII y Carlos I.

Si te perdiste el cambio de guardia en el palacio de Buckingham, puedes ver otra versión aquí, si lo permite el clima, durante la primavera y el verano.

La casa de muñecas de la reina María es algo que no puedes perderte. Sabemos qué es lo que algunos de ustedes están pensando, pero se trata de una maravilla arquitectónica en miniatura. La diseñó el arquitecto británico Edwin Luytens (famoso por su intervención en el trazo de Nueva Delhi). Su extraordinaria atención al detalle incluye agua corriente y electricidad.

Como esta es una de las residencias de la reina, algunas partes pueden estar cerradas, dependiendo de la época del año. Consulta los detalles en el sitio web.

Castillo de Windsor : Windsor, Berkshire SL4 1NJ. Entradas: adultos, 20.50 libras (alrededor de 500 pesos); niños menores de 17 años, 12 libras (unos 280 pesos).

La pompa y circunstancia del Museo de la Caballería Real

A la vuelta del palacio de Buckingham, rumbo al campo de desfiles de la Caballería, encontrarás a un grupo singular de soldados con sus compañeros equinos.

Los Guardaespaldas de la Reina son la guardia montada oficial de Su Majestad y provienen de un regimiento del ejército, llamado Caballería Real. En ocasiones especiales, como la inauguración del Parlamento, sus sombreros emplumados, sus sacos coloridos y sus resplandecientes caballos negros aportan una enorme dosis de pompa y circunstancia a su escolta montada.

En el museo puedes echar un vistazo íntimo a lo que pasa en la vida de quienes han sido guardaespaldas del soberano desde hace más de 350 años.

Aunque es pequeño, el museo está lleno de objetos que cuentan esa historia: estandartes reales, uniformes ceremoniales, objetos de plata de Fabergé y accesorios para caballos, incluidos unos enormes timbales de plata.

Todos los días hay dos centinelas montados de guardia; en un momento de inspiración, alguien instaló una pantalla de vidrio entre el museo y los establos para que los visitantes puedan ver a los soldados trabajando con sus corceles. Si vas a las 10:45 de la mañana, podrás ver cómo preparan a los caballos para el cambio diario de guardia en el campo de desfiles.

Los soldados también están totalmente entrenados para el combate: el regimiento ha servido en Bosnia, Iraq y Afganistán.

Campo de desfiles de la Caballería : Whitehall, London SW1A 2AX. Entradas: adultos, 7 libras (alrededor de 160 pesos); niños de 5 a 16 años, 5 libras (unos 120 pesos).

La elegante vida de familia en el palacio de Kew

Vive dos experiencias excelentes en un solo viaje a este palacio, que justamente está en los terrenos de los jardines botánicos más famosos de Londres.

Además del magnífico invernadero victoriano y de los jardines primorosamente cuidados, el palacio de ladrillos rojos permite echar un vistazo a la vida familiar de la realeza del siglo XIX.

Un acaudalado comerciante flamenco lo construyó hace un par de siglos; terminó en manos de la realeza y era particularmente del agrado del rey Jorge III. Se sabe que vivió aquí durante uno de sus episodios de "locura" (aunque hay quien piensa que se debía a un trastorno genético llamado porfiria), que se representó en la cinta Las locuras del rey Jorge, de Nicholas Hytner.

Si vas, no dejes de ver la milagrosamente bien conservada cocina principal; también vale la pena visitar las habitaciones de las princesas, en donde se muestra el pináculo de la moda en diseño de interiores de la era georgiana.

También puedes visitar la cabaña rústica que la esposa de Jorge, la reina Carlota, construyó en los jardines; la familia la usaba para tomar el té y para descansar en sus paseos por el terreno.

Cerca de allí hay un potrero que, entre otras cosas, se usó para criar canguros, mascotas extrañas de la realeza a principios del siglo XIX. El palacio está abierto de abril a octubre.

Palacio de Kew y Jardines Botánicos Reales : Richmond, TW9 3AE. Entradas: adultos, 15.50 libras (alrededor de 360 pesos); niños menores de 16 años, 3.50 libras (unos 80 pesos). Los boletos son más baratos en línea.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad