Publicidad
Publicidad
Viajes 2016 Especial desktop header.gif

India desconocida: los secretos de Odisha

Además de tener un sitio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es cuna de más de 60 minorías étnicas, alberga uno de los festivales más coloridos de la India y ofrece alojamientos muy interesantes.
India
Templo del Sol o de Suria, Konark El Templo del Sol del siglo XIII, en Odisha, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, famoso por sus tallas eróticas, es uno de los puntos arquitectónicos más destacados de la India. (Foto: Tom Vater/CNN)

Odisha, un estado situado al este de la India y que se extiende casi 500 kilómetros a lo largo del Golfo de Bengala, está lleno de joyas arquitectónicas y culturales.

Tropical, remoto y hogar de algunos de los templos más hermosos del subcontinente, estuvo fuera del alcance del turismo durante algunos años debido al conflicto maoísta, pero reabrió sus puertas en 2016.

Lee: La India, nuevo destino vinícola

Grandes extensiones de Odisha todavía son desconocidas para los visitantes extranjeros e incluso los principales destinos del estado se mantienen libres del turismo masivo.

Publicidad

"Quienes vienen a Odisha suelen ser personas que ya han visitado la India, ya han tachado de su lista Kerala y el Taj Mahal", dice Claire Prest de la agencia de viajes Grassroutes Journeys, especializada en viajes a medida en todo el estado.

"Son viajeros con una mentalidad bastante independiente que quieren visitar pueblos y conocer gente local. Quieren una experiencia más terrenal que en los sitios habituales".

Además de tener un sitio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es cuna de más de 60 minorías étnicas, alberga uno de los festivales más coloridos de la India y ofrece alojamientos muy interesantes.

Naturaleza

Publicidad

Puri Beach es la playa más popular del estado, ocupada con turistas locales e innumerables hoteles.

Lee: Netflix y Amazon, la disputa por el mercado de India

Una pequeña sección de esta playa pública ha sido llamada Model Beach y se conserva en condiciones casi vírgenes.

Publicidad

Al norte de Puri, rumbo a Konarak, las playas son pintorescas, limpias y sin apenas gente, pero las olas que llegan desde el golfo de Bengala son formidables.

Chilika Lake es el lago de agua salobre más grande de Asia y un humedal reconocido internacionalmente debido a su biodiversidad única.

Lago Chilika
Hogar de alrededor de 150 delfines del Irrawaddy e innumerables especies de aves, es el lago de agua salobre más grande de Asia y un humedal reconocido internacionalmente.

El lago alberga alrededor de 150 delfines Irawadi e innumerables especies de aves, incluidas muchas migratorias que vienen desde lugares tan lejanos como Siberia para reproducirse.

Publicidad

"Lo mejor es un viaje en barco, con alta probabilidad de avistar delfines, y una visita a un pueblo de la isla con un almuerzo de mariscos y pernoctar en un cómodo campamento", dice Pulak Mohanty, codirector de Grassroutes.

Lee. El problema de la economía india: no hay suficientes mujeres trabajando

El Parque Nacional Bhitarkanika, el segundo mayor bosque de manglar de la India después de Sundarbans, en el extremo norte de Odisha, ofrece una abundante avifauna, especialmente en invierno.

El cercano Auli Palace, del siglo XIX, ofrece alojamiento junto al parque.

Publicidad

"El mejor acceso al parque es en barco", dice Prest. "Hay una buena posibilidad de ver cocodrilos".

Cultura

En Konark, el Templo del Sol del siglo XIII, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, famoso por sus esculturas eróticas. Con la forma de un carro gigante sobre doce ruedas, está diseñado para llevar por los cielos al dios Sol, Suria.

Publicidad

El gran número de estatuas detalladas y bellamente representadas en las paredes del templo van desde animales hasta dioses, pasando por reyes y humanos comunes. Lo más destacado visualmente son las apasionadas y voluptuosas escenas de parejas.

Lee: 20 destinos de viaje que no debes perderte

El casco antiguo de Bhubaneshwar tiene varios exquisitos templos que datan del siglo VI al XIV.

Toda la evolución de la espectacular arquitectura de los templos hindúes de Orisa (la actual Odisha) descansa en medio del bullicio de una ciudad india típica.

Publicidad

Algunos templos siguen activos mientras que otros se conservan como monumentos bien restaurados.

El impresionante complejo del templo Lingaraj del siglo XI no está abierto a los no hindúes, pero el gran estanque y las calles que lo rodean transmiten un gran sentido de la interacción entre lo religioso y lo secular en la India actual.

Raghurajpur, pueblo de artesanos
Durante siglos, el pintoresco pueblo de Raghurajpur proporcionó obras de arte para el templo de Jagannath en la ciudad de Puri, a 12 kilómetros de distancia. Muchos residentes de las 120 casas de la aldea continúan produciendo obras tradicionales.

El templo Mukteshvara, mucho más pequeño y del siglo X, ostenta sublimes esculturas de bailarinas y elefantes.

Publicidad

Por siglos, el pintoresco pueblo de Raghurajpur, en medio de plantaciones de coco y betel, suministró obras de arte al templo Jagannath en la ciudad de Puri, a 12 kilómetros de distancia. Desde el año 2000, el pueblo ha estado recibiendo apoyo del gobierno para seguir produciendo las ricas tradiciones artísticas de la región.

Lee: Los 10 mejores viajes por carretera del mundo

En la centena de casas que conforman el pueblo viven artesanos que elaboran desde representaciones de madera barata de deidades locales hasta intrincadas pinturas de escenas de la mitología hindú sobre seda y hojas de palma al estilo local de Pattachitra.

Es más probable que los visitantes extranjeros encuentren las minorías étnicas de Odisha en el accidentado suroeste.

Publicidad

A pesar de que las operaciones mineras y los misioneros han incursionado en la zona, muchos Adivasi siguen dedicándose a actividades agrícolas y de caza y recolección para mantener un estilo de vida bastante distinto de la cultura dominante de la India.

Algunas mujeres todavía llevan tatuajes en el rostro y los mercados tribales crean una vibrante vida local.

"Las restricciones para visitar a los indígenas apenas se levantaron en 2016, por lo que algunos consejos locales sobre sensibilidad cultural y planificación previa son esenciales para tener una experiencia gratificante en estas regiones bastante remotas", advierte Prest.

Festivales

Publicidad

Caleidoscópico y exuberante, el festival anual Rath Yatra, que tiene lugar en junio o julio en la ciudad costera de Puri, es uno de los últimos grandes festivales de carrozas del mundo.

Lee: Cómo ahorrar para viajar

Hasta un millón de peregrinos se reúnen para tirar de tres enormes carrozas de madera de 14 metros de altura, decoradas en tela roja y dorada, que transportan a cientos de sacerdotes brahmanes.

Publicidad

Las carrozas llevan a Jagannath, señor del universo, su hermano Balabhadra y su hermana Subhadra, y viajan desde el templo Jagannath al templo Gundicha, donde las deidades pasan unas vacaciones de dos semanas mientras la ciudad celebra, antes de ser devueltos con fanfarria a su residencia.

Del 1 al 5 de diciembre, el Festival de Danza de Konark presenta lo mejor de la danza Odissi, una de las principales formas de danza clásica de la India, junto con otras tradiciones de baile tanto clásicas como populares de todo el país.

Con un auditorio junto al templo bellamente iluminado, el festival es uno de los artísticos más importantes de la India.

Alojamiento

Publicidad

La casa Amulya Bhavan, una hermosa mansión en la playa de Puri, fue construida por un maharajá bengalí en 1902.

Lee: Las 10 ciudades más populares entre los viajeros del mundo en 2017

En 1980, el edificio se convirtió en el Z Hotel, con 12 habitaciones y un dormitorio en un jardín poblado de cuervos y monos.

Publicidad

Las habitaciones tienen mosaicos en blanco y negro, lo suficientemente espaciosas como para conducir una bicicleta alrededor de las camas con dosel y red mosquitera.

The Chandoori Sai
Una de las seis cabañas de terracota de Chandoori Sai, un encantador alojamiento situado en un pintoresco pueblo de alfareros en medio de colinas y campos.

Con sus paredes encaladas, amplias escaleras y ventanas curvas, el Z Hotel ofrece un gran respiro de las concurridas calles de Puri.

Los viajeros también pueden dirigirse al distrito de Koraput, en el sur profundo de Odisha, donde les espera Chandoori Sai, una encantadora finca situada en un pintoresco pueblo de alfareros en medio de colinas y campos.

Publicidad

Lee: 12 islas en Asia para escapar de las multitudes

Las áreas comunes del lodge están exquisitamente decoradas con saris de Gujarati, antigüedades y artesanía local, mientras que las habitaciones amplias y acogedoras ofrecen un toque de lujo.

El propietario australiano Leon Mahoney construyó el edificio con sus vecinos utilizando materiales locales y tutoriales de YouTube. Y su pastel de manzana es una exquisitez.

Z Hotel, Chakra Tirtha Rd, Badasirei, Puri, Odisha 752002, +91 675 222 2554, a partir de 2,000 rupias (31 dólares)

Publicidad

Chandoori Sai, Kakiriguma, Odisha 765013, +91 944 334 2241, a partir de 5,100 rupias (79 dólares), pensión completa

Cocina local

Distinta de la cocina india del norte y del sur, la gastronomía de Odisha se basa mucho en las verduras locales y es ligeramente condimentada.

Publicidad

Lee: 25 ciudades irresistibles para los turistas en el mundo

El estado tiene la mayor variedad de espinacas en el subcontinente, que se usan en innumerables comidas, incluidos excelentes thalis.

"En general, la comida en Odisha es menos aceitosa que en el norte de India y menos agria que la mayoría de los platos sureños", dice Debabrata Tripathy, dueño y chef de Dipu's Kitchen, un local en Puri al que Tripathy le puso el nombre de su madre.

Dipu's Kitchen, Chakra Tirtha Road, Badasirei, Puri, Odisha 752002

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad