Publicidad
Publicidad

Cómo decirle a la familia que esta Navidad prefieres quedarte en un hotel

Es aceptable rechazar a un anfitrión que insiste en que te hospedes en su casa. Solo prepárate para que tu decisión enfrente resistencia.
Navidad
Navidad Si estás seguro de que prefieres tener tu propio espacio, sé cortés pero firme con los planes que estás haciendo. (Foto: Syda Productions/Shutterstock / Syda Productions)

Es la época del año en que las familias son anfitrionas o huéspedes para Navidad, y comienzan a pensar en el viaje, la comida, la logística y las visitas.

Y una gran pregunta que muchas personas deben hacerse es, ¿de verdad quieres hospedarte con la familia este año?

"Por supuesto que te quedas con nosotros", insiste el pariente en turno. "No hay ningún problema, y tenemos mucho espacio".

Eso puede ser cierto, pero a veces quedarse en un hotel cercano después de viajar es más conveniente para todos los involucrados.

Lee: 10 hoteles para pasar la Navidad con encanto

CNN habló con la experta en etiqueta Lizzie Post sobre cómo los anfitriones e invitados deben manejar lo que ella llama el "no intermedio".

Publicidad

"No los rechazas, pero no quieres estar demasiado cerca".

Cómo decir ‘no’

La vida puede ser caótica si eres anfitrión navideño, y está bien que las personas sepan que no estás preparado para que las visitas pernocten contigo. Los anfitriones que viajan mucho antes de Navidad probablemente no tengan modo de prepararse para los invitados.

Lee: Los regalos ideales para las personas difíciles en Navidad

"Está perfectamente bien decir, ‘debido a los horarios y la forma en que estas navidades están marchando, sería más fácil para nosotros si pudieras quedarte en una de las posadas u hoteles locales’", dice Post, quien es coautora de la decimoctava edición de Emily Post's Etiquette y trastataranieta del ícono del protocolo Emily Post.

Publicidad

Por otro lado, también es aceptable rechazar a un anfitrión que insiste en que te hospedes en su casa. Solo prepárate para que tu decisión enfrente resistencia.

"Es tu decisión, pero ten presente que te dirán ‘Oh, ¿por qué quieres gastar dinero? Quédate aquí’, tal vez el pariente presione un poco para animarte a quedarte con ellos".

Las visitas deben hacer su propia reserva de hotel, pero es útil que los anfitriones ofrezcan sugerencias de lugares para alojarse en una variedad de precios.

Lee: Nueve hoteles que echan la casa por la ventana en Navidad

Resalta el valor del tiempo que pasan juntos

Publicidad

Si estás seguro de que prefieres tener tu propio espacio, sé cortés pero firme con los planes que estás haciendo.

"Asegúrate de enfatizar que el tiempo que van a pasar juntos es un tiempo que estás esperando y anhelando, porque puede parecer que no quieres pasar tanto tiempo con ellos", dice Post.

"Comienza diciendo ‘estamos ansiosos de pasar las navidades con ustedes, venir a cenar, convivir’, lo que sea que vayan a hacer juntos, enfatiza de verdad lo emocionado que estás de estar haciendo eso", aconseja la experta.

¿Y si no te entusiasma?

"Si la idea no te emociona, entonces pregúntate ¿por qué vas?”

"Está bien decir que no desde el principio, antes de que tengas que pensar dónde te alojaras y todo lo demás", dice Post. "Puedes decir, ‘Creo que nos quedaremos en casa este año, pero muchas gracias por invitarnos’ si realmente no quieres ir".

Publicidad

Relaciones tensas: ¿es mejor ser honesto?

Manejar las relaciones tensas es complicado y no hay una fórmula establecida.

Las percepciones de dicha tensión a menudo varían incluso entre los involucrados. Un niño puede sentirse estresado por ver a un padre que realmente está deseando pasar su tiempo juntos.

"Depende totalmente de la situación", dice Post. En pocas palabras: establecer límites está bien, pero "todo depende de cómo lo haces".

Si defines tu negativa en un tono de confrontación o acusatorio, estás preparando el escenario para problemas.

Publicidad

"En cambio, si dices ‘Sé que las cosas a veces pueden ponerse tensas, así que pensé que sería mejor si me quedaba en el hotel y luego venir para todos los eventos, y hasta puedo ayudarte con los preparativos’", dice Post.

Preocuparse por discutir con la familia a menudo crea un terrible escenario en tu cabeza que realmente no tiene que convertirse en realidad.

Ve a la visita abierto a la posibilidad de que pueda salir bien, "y luego mira todas las cosas que puedes hacer para ayudar a facilitar una interacción positiva".

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad