Publicidad
Publicidad

¿La música navideña te convierte en un “grinch”?

Muchos estudios dicen que el mejor tipo de música para la salud es de naturaleza clásica, con sonidos ricos y calmantes.
grinch música
¿Cuál es el problema con las canciones navideñas? Una de las razones por las que nos disgusta es la sobresaturación, señalan estudios. (Foto: LittleBee80/Getty Images/iStockphoto)

¿La música navideña agranda tu corazón o lo encoje, sumiéndote en el mal humor?

Si te identificas con una bestia peluda y verde que odia las navidades, conocida como Grinch, cuando llegan a tus oídos las melodías de la temporada, no estás solo.

Lee: El regalo para la persona más difícil en la lista de Navidad

Una encuesta de 2011 de Consumer Reports encontró que casi el 25% de los estadounidenses eligió la música como uno de los aspectos más temidos de la temporada navideña, justo detrás de "ver a ciertos parientes".

Publicidad

Asimismo, un sondeo a 2,000 personas realizado este otoño en Estados Unidos y Gran Bretaña por Soundtrack Your Brand, una compañía respaldada por Spotify que dice que su misión es "aniquilar la mala música de fondo", halló que el 17% de los compradores estadounidenses y el 25% de los compradores británicos detestan "activamente" la música de Navidad".

Beneficios de la música para la salud

Cuando se trata de tu salud, la ciencia dice que la música es buena. Los estudios muestran que la música puede tratar el insomnio ; disminuye la experiencia del dolor (incluso durante los procedimientos dentales ); reduce tu frecuencia cardiaca, presión arterial y ansiedad; mejora tu estado de ánimo y reduce la depresión; altera las ondas cerebrales y reduce el estrés; te ayuda a comer menos y más despacio durante una comida; ayuda a tu cuerpo a recuperarse más rápido; y activa áreas del cerebro involucradas con prestar atención, recordar y hacer predicciones. Muchos estudios dicen que el mejor tipo de música para la salud es de naturaleza clásica, con sonidos ricos y calmantes.

Publicidad

Lee: Cómo decirle a la familia que esta Navidad prefieres quedarte en un hotel

Con todos esos aspectos positivos, ¿cuál es el problema con las canciones navideñas?

Una de las razones por las que nos disgusta es la sobresaturación. Debido a todo el marketing navideño anticipado, la música y las decoraciones parecen asaltarnos cada vez más pronto, casi apenas terminado Halloween. Eso da mucho tiempo para escuchar el éxito de Mariah Carey "All I Want for Christmas is You" o “Los peces en el río” una y otra vez, mucho antes siquiera de pensar en los regalos y el arbolito.

Esa sobresaturación puede causar fastidio, incluso estrés, y estropear tu espíritu navideño, ponerte como el Grinch.

Publicidad

Así les pasa a los trabajadores del sector minorista que se ven obligados a escuchar canciones navideñas y villancicos en un ciclo aparentemente interminable en su lugar de trabajo.

nullLa encuesta de Soundtrack Your Brand encontró que uno de cada seis empleados cree que la repetición de música navideña afecta negativamente "su bienestar emocional", mientras que un 25% dijo sentirse menos festivo… o más grinch.

Dejando de lado el ataque auditivo que sufren los empleados minoristas en estas fechas decembrinas, hay otra forma de ver las estadísticas de la encuesta: alrededor del 75% de nosotros disfrutamos escuchando música navideña. Y no es solo la nostalgia de los baby boomers la que alimenta ese porcentaje. Según el informe Music 360 de 2017 de Nielsen, los millennials son los mayores fanáticos de la música navideña (36%), seguidos de cerca por la generación X (31%) y luego los baby boomers (25%).

Las tiendas usan la música en tu contra

Publicidad

Los minoristas están muy conscientes de esas estadísticas y han aprendido la mejor manera de utilizar nuestras emociones para abrir nuestras billeteras.

Los estudios demuestran que la música navideña, combinada con aromas festivos, puede aumentar la cantidad de tiempo que los compradores pasan en las tiendas, así como sus intenciones de compra. Y resulta que el ritmo de la música de Navidad también juega un papel.

Lee: Los 11 mejores juguetes para Navidad

Publicidad

Las canciones más rápidas como "Jingle Bells" vigorizan a los compradores y hacen que recorran más rápidamente una tienda de lo que les gustaría a los minoristas. Por eso prefieren poner melodías de ritmo más lento, como "The Christmas Song" de Nat King Cole, para relajar a los compradores y que gasten más tiempo y dinero.

Eso tiene sentido para el psicólogo David Greenberg de la Universidad de Cambridge, que estudia la relación entre nuestros estilos cognitivos y las preferencias musicales. Él cree que la forma en que tú piensas es un excelente pronosticador de qué música te gustará.

Según Greenberg, si te gusta analizar las reglas y los patrones en el mundo, como los que se aplican a la tecnología, los motores automotrices y el clima, probablemente seas un "sistematizador" (systemizer). Si por el contrario disfrutas enfocarte en comprender y reaccionar a los sentimientos y pensamientos de los demás, probablemente seas un "empatizador" (empathizer).

Lee: Las 5 versiones que más odiamos de 'Despacito'

Publicidad

¿Quieres saber cuál es tu estilo personal respecto a la música y la forma de pensar? Haz el cuestionario de Greenberg o prueba este:

TEST

Publicidad

Si tus resultados están en algún punto intermedio, Greenberg dice que eres un pensador "equilibrado", y tus elecciones musicales probablemente contengan una mezcla de piezas de alta y baja energía.

"Alrededor de un tercio de nosotros pertenece a cada grupo: sistematizador, empatizador y equilibrado", explicó Greenberg. "Pero también depende del género. Las mujeres puntúan más alto en la empatización y los hombres en la sistematización".

Lee: ¿Spotify, Apple Music o Google Play Music?

¿Cómo se aplica eso a la música navideña?

Publicidad

"Los que empatizan prefieren estilos suaves de música, soft rock, R&B y soul, música que es más lenta", dijo Greenberg. "Puede ser triste o nostálgica y ciertamente tiene una profundidad emocional. Ese perfil coincide con muchas canciones navideñas como ‘I'm Dreaming of a White Christmas’, canciones con características que te ponen en estado de ánimo navideño".

A un "sistematizador", dice, le gustará música más compleja y de alta energía. Los ejemplos incluyen hard rock y heavy metal, como Metallica, The Sex Pistols y Guns N’ Roses. Y la mayoría de las melodías navideñas no encajan en esa categoría.

Lee: El streaming debora el mercado musical

Es posible, dice Greenberg, que a quienes no les guste la música navideña desde el comienzo de la temporada, caigan en la categoría "sistematizador". O tal vez prefieran escuchar éxitos más movidos, como el número dos de Billboard en esta Navidad, "Rockin 'Around the Christmas Tree" de Brenda Lee, o el cuarto, "A Holly Jolly Christmas" de Burl Ives.

Publicidad

Así que la próxima vez que los sonidos y aromas de la temporada navideña comiencen a abrumarte en tu tienda favorita, relájate. Comprende que todo se trata de estilo personal. Toma un consejo del Grinch y deja que tu corazón crezca.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad