Cómo se vive la hora de dormir en los hogares de todo el mundo

En todo el mundo no solo hay diferencias en la hora de dormir de los bebés, sino en lo que sucede antes de que duerman.
Los padres lo intentan todo para que los niños se duerman  Las rutinas de la hora de dormir involucran un enfoque diferente en todo el mundo, y en algunos lugares, parecen ser menos comunes.  (Foto: iStock)
Jacqueline Howard
(CNN) -

Para las familias de todo el mundo es un momento especial cuando cae el crepúsculo, los niños bostezan y comienza la rutina para ir a la cama.

Sin embargo, los lugares donde duermen los niños, el momento en que se acuestan por la noche e incluso cómo se preparan para descansar varían según las culturas.

Hasta las diferencias en las habitaciones de los niños de todo el mundo pueden ser sorprendentes, como revela la serie fotográfica de James Mollison "Where Children Sleep", ahora adaptada a un libro.

Lee: La cuna diseñada por Ford que logra dormir a los bebés.

A pesar de que han pasado casi siete años desde que se publicó la serie, las fotografías aún suscitan interés porque son una ventana a la hora de dormir alrededor del mundo.

Mientras fotografiaba la serie, "conocí a muchas familias que duermen juntas en un cuarto o niños que duermen en un espacio al que difícilmente podrían llamar a su habitación", dijo Mollison.

"Llegué a valorar lo privilegiado que fui por haber tenido mi propio cuarto para dormir y crecer", comentó. "Conocí niños que literalmente no tenían nada, excepto un lugar donde dormir y otros niños que no podían moverse por la cantidad de juguetes".

Esta es una muestra de cómo se vive la hora de dormir en los hogares de todo el mundo.

Grandes diferencias en las horas de dormir de los bebés

Mientras investigaba el sueño de los niños en todo el mundo, la psicóloga clínica Jodi Mindell se sorprendió al descubrir diferencias significativas en la hora de acostarse para los bebés y niños pequeños según el lugar donde vivían.

Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones

Ella describió las diferencias como "increíbles".

"Cuando comencé a hacer este estudio, realmente pensé que veríamos diferencias de 10 o 15 minutos", dijo Mindell, profesora de la Universidad Saint Joseph en Filadelfia y directora adjunta del Centro del Sueño del Hospital Infantil de Filadelfia.

Sin embargo, "vimos diferencias de 2 horas y media entre países como Australia y Nueva Zelanda con respecto a otros países como Hong Kong y Corea", señaló. "Las horas de dormir variaron dramáticamente en todas las culturas".

Mindell y sus colegas analizaron las respuestas de los padres de 29,287 bebés y niños pequeños, hasta los 3 años de edad, en cuestionarios sobre la hora de dormir de sus hijos. Esos hallazgos fueron publicados en la revista Sleep Medicine en 2010.

Los padres eran de China, Hong Kong, India, Indonesia, Corea, Japón, Malasia, Filipinas, Singapur, Taiwán, Tailandia, Vietnam, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos. Completaron los cuestionarios entre mayo y junio de 2006, septiembre y diciembre de 2007 y abril de 2008.

Lee: ¿La nueva configuración Night Shift de Apple te ayudará a dormir?

Los investigadores descubrieron que el horario más tardío para dormir fue reportado por los padres en Hong Kong, que en promedio señalaron la hora de dormir a las 10:17 p.m., mientras que las rutinas más tempraneras pertenecían a los padres de Nueva Zelanda, alrededor de 7:28 p.m. en promedio.

El estudio fue patrocinado por la farmacéutica Johnson & Johnson, y Mindell funge como consultora de la compañía.

Las horas de dormir también varían en los países europeos, dijo Sara Harkness, profesora y directora del Centro para el Estudio de la Cultura, la Salud y el Desarrollo Humano en la Universidad de Connecticut.

Harkness no participó en el estudio de Sleep Medicine, pero realizó investigaciones sobre las actividades y los horarios de cama de los niños.

"En nuestra investigación hallamos que en España las horas tempranas no eran comunes para los niños pequeños. De hecho, en una ocasión, nuestro colega español nos invitó a ver una presentación de niños de preescolar en un festival local que comenzaba sobre las 11 p.m.", comentó Harkness.

Lee: El nuevo alojamiento de Airbnb: dormir con tiburones.

"El contraste más dramático que hemos visto a este patrón es en los Países Bajos, donde bebés y niños pequeños se acuestan alrededor de las 6:30 o 7 y se espera que duerman toda la noche en su propia cama, a menudo en su propia habitación," dijo.

Por otro lado, "en las sociedades preindustriales tradicionales de pequeña escala como el pueblo Kipsigis de Kenia, donde investigamos en la década de 1970, los bebés siempre estaban muy cerca de los cuidadores, generalmente su madre o un hermano mayor, y dormían en cualquier parte y en cualquier momento", detalló.

En todo el mundo no solo hay diferencias en la hora de dormir de los bebés, sino en lo que sucede antes de que duerman.

Los padres lo intentan todo para que los bebés se duerman

En Estados Unidos, es común que los padres preparen a sus hijos para la hora de acostarse con un baño relajante seguido de una canción de cuna o un libro si los niños son más grandecitos.

Sin embargo, las rutinas de la hora de dormir involucran un enfoque diferente en todo el mundo, y en algunos lugares, parecen ser menos comunes.

"Una de las mayores similitudes es que la mayoría de las familias incluye en la rutina, entre niños de 0 a 3 años, algún tipo de alimentación, ya sea lactancia, biberón o refrigerios, y eso se presenta en todos los países, pero salvo eso, hay grandes diferencias en actividades como bañarlos", dijo Mindell, citando su propia investigación.

En Estados Unidos, "el 60% de las familias incluye el baño como parte de la rutina para irse a la cama. En Reino Unido es incluso más alto, un 81%, pero en lugares como la India, baja a 13%. En Indonesia, es apenas el 6%", dijo. "Normalmente se bañan por la mañana o en otro momento del día".

También hay diferencias regionales en las rutinas de la hora de dormir que incluyen rezar, agregó Mindell.

"En Filipinas, el 29% de las familias, básicamente una de cada tres familias, incluye algún tipo de oración como parte de su rutina para irse a la cama", indicó. "Mientras que en Australia solo el 6% lo hace. En Indonesia, el 30% incluye los rezos en la rutina".

Lee: El dispositivo que ayuda a pacientes a dormir en hospitales

Una vez que llega el momento de cerrar los ojos, los padres usan diferentes enfoques para que sus hijos duerman.

En Corea, dijo Harkness, los padres a menudo duermen con sus bebés para ayudarlos a entrar en la tierra de Morfeo, pero los padres holandeses acostumbran dejar a sus bebés solos en sus habitaciones, donde los niños deben aprender a dormirse solos.

"Los padres holandeses en nuestros estudios apoyaron firmemente una regla cultural de tres elementos en la crianza de los hijos - descanso, regularidad y limpieza - que implicaba establecer una rutina fija con una buena cantidad de sueño en un horario regular desde una edad temprana ", dijo Harkness.

Quién comparte la cama y quién no

Las diferencias también surgen entre las prácticas de compartir la cama.

"Dormir en compañía es la práctica habitual en las sociedades preindustriales de todo el mundo donde no hay camas especiales para que los bebés duerman solos y a salvo. Compartir esteras en el piso es una norma cultural en Asia, donde la familia tradicionalmente duerme junta en la misma habitación. Las esteras se sacan por la noche y luego se guardan durante el día, de modo que la misma habitación es a la vez sala de estar y dormitorio", dijo Harkness.

El aeropuerto de CDMX ya cuenta con estas cápsulas futuristas para dormir

"Encontramos más tolerancia para dormir juntos durante al menos parte de la noche, para bebés y niños pequeños, en las comunidades europeas que estudiamos, pero esto puede haber cambiado más recientemente por los consejos pediátricos", añadió.

En Estados Unidos, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda no compartir la cama con el bebé y afirma que "no hay pruebas suficientes para aconsejar o desaconsejar el uso de dispositivos promocionados para hacer que compartir la cama sea ‘seguro’".

"Los padres estadounidenses parecen recibir una orientación más estricta, especialmente de los pediatras, sobre evitar dormir con los bebés", dijo Harkness. "Esto es parte de un conjunto más amplio de consejos sobre las medidas para dormir, que incluyen no usar protectores acolchados alrededor de las cunas, hacer que el bebé duerma boca arriba y no usar cobertores o cobijas para bebés, todo con el propósito de evitar el peligro de asfixia".

En general, las rutinas para ir a la cama pueden beneficiar el desarrollo de un niño, dijo Mindell.

Lee: Ejercicio, una contra el insomnio

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Las rutinas a la hora de dormir son el paquete perfecto no solo para dormir, sino también para promover un desarrollo infantil positivo", dijo Mindell.

"Los niños que tienen rutinas consistentes a la hora de acostarse no solo duermen mejor, también favorecen la alfabetización, el apego, el lenguaje, la vinculación y el autocuidado, todas las cosas que queremos que tengan los niños, vivan en la India o en Estados Unidos", concluyó la experta.

Ahora ve
Estos son los cinco autos más robados con violencia en México
Te Recomendamos
×