Publicidad
Publicidad

Un museo de arte digital que en vez de objetos vende experiencias

Las instalaciones interactivas pueden funcionar en el contexto de un museo, pero queda la interrogante sobre cómo poner precio y vender obras de arte que a menudo son altamente experienciales
Las experiencias digitales inmersivas
Las experiencias digitales inmersivas son relativamente nuevas en el mundo del arte convencional, pero teamLab ha estado explorando el campo por más de 15 años. (Foto: teamLab)

Hay muchos museos inusuales en el mundo: museos dedicados al sexo, a los helados, al cabello. Pero todos ellos se basan en una fórmula probada: exhibir (principalmente) objetos inanimados en paredes blancas, sobre pedestales o en urnas de cristal.

Luego, en el otro extremo, está la propuesta totalmente diferente presentada por el colectivo japonés de arte experimental teamLab. Compuesto por los autodenominados "ultra-tecnólogos" (entre los que hay diseñadores, informáticos, ingenieros y programadores), el grupo, en colaboración con el desarrollador urbano Mori Building, planea abrir un museo de 10,000 metros cuadrados en Tokio dedicado completamente a trabajos digitales.

'Wander through the Crystal Universe'
teamLab es conocido por sus obras de arte a gran escala. En 2016, el colectivo exhibió 'Wander through the Crystal Universe' en Tokio.

Como el museo no abrirá hasta el verano, los detalles exactos de las instalaciones aún no se conocen. Pero se espera que el arte interactivo y digital del colectivo llene y se mueva por las paredes y los pisos. Según el director de comunicaciones de teamLab, Takashi Kudo, será una experiencia inmersiva.

Publicidad

Lee: Obras retorcidas que te desconcertarán

"Cada día será una experiencia diferente", dijo en una entrevista telefónica. “Hay diferentes monitores y proyectores (y) las personas pueden formar parte de la obra. No tiene fronteras y trasciende los límites”.

'Drawing on the Water Surface Created by the Dance of Koi and People - Infinity'
Las rutas de nado del Koi respondieron en tiempo real a los movimientos de los visitantes.

"Cuando creas algo, ya hay límites. Si lo haces en un lienzo, hay límites; si haces una escultura, no puedes cambiarla. Pero en el arte digital, siempre puedes cambiar, porque el mundo digital no existe en realidad. Queremos que las personas entren en nuestras obras de arte".

Publicidad

Las experiencias digitales inmersivas son relativamente nuevas en el mundo del arte convencional, pero teamLab ha estado explorando el campo por más de 15 años.

El próximo museo ampliará las ideas y tecnologías utilizadas en el trabajo anterior del colectivo, que incluye instalaciones interactivas que se muestran en galerías de sitios como Londres, Sídney y Estambul.

La más reciente exhibición en la cartera de teamLab es Walk, Walk, Walk: Search, Deviate, Reunite, que se inauguró en la National Gallery de Singapur a principios de enero. Dentro de la instalación, se invita a los visitantes a pasear entre flores de cerezo y bosques de bambú, pasando entre peatones digitales que cambian de dirección y responden a los movimientos de la vida real.

El colectivo multidisciplinario también decidió operar fuera de los espacios museísticos estándar, proyectando su trabajo al aire libre. En el trabajo A Forest Where Gods Live, teamLab intervino un jardín del período Edo utilizando como herramientas luces, proyecciones, sensores y sonidos (a las rocas, árboles y plantas como lienzos). La exposición incluyó una cascada simulada y miles de arbustos de azalea que se iluminaban para recibir a los visitantes.

Publicidad
'A Forest Where Gods Live'
Miles de arbustos de azalea se iluminaron para recibir a los visitantes.

Esas instalaciones reflejan la misión del colectivo de explorar la relación entre la humanidad y la naturaleza. Desde la pintura de paisajes hasta el ikebana (arreglos florales), el arte japonés siempre ha buscado inspiración en su entorno. El nuevo espacio permanente del grupo, que se ubicará en el distrito Odaiba de Tokio, continuará explorando estos conceptos a través de nuevas obras.

'Drawing on the Water Surface Created by the Dance of Koi and Boats'
Luces y peces brillantes fueron proyectados sobre la superficie de Mifuneyama Rakuen Pond.

"Tratamos de encontrar la relación del hombre y el mundo", dijo Kudo, explicando que la distinción entre ambos es borrosa. "En Japón, la naturaleza y los humanos (están juntos como) una parte de la naturaleza".

Publicidad
'Ever Blossoming Life Rock'
Las flores se proyectaron sobre una gran superficie rocosa.

Por lo tanto, aunque teamLab tiene sus ojos firmemente puestos en el futuro, su conexión con la naturaleza hace que el colectivo sea, al mismo tiempo, parte de una larga tradición.

Este enfoque único pone a teamLab a la vanguardia de un mundo del arte que aún tantea los riesgos potenciales y las recompensas de volverse digital. El arte que se puede empaquetar y vender más fácilmente, como el software de realidad virtual, puede ser copiado con la misma facilidad y sin costo.

'Floating in the Falling Universe of Flowers'
Se liberaron aromas florales en el aire mientras abrían las flores digitales.
Publicidad

Las instalaciones interactivas pueden funcionar en el contexto de un museo, pero queda la interrogante sobre cómo poner precio y vender obras de arte que a menudo son altamente experienciales, comenta Peter Boris, vicepresidente ejecutivo de Pace Gallery, que ha sido sede de cuatro exposiciones de teamLab en los últimos años.

Lee: La Estela de Luz se convierte en centro cultural dedicado al arte digital

"A pesar de que en la galería vendemos trabajos de teamLab que tienen como soporte un monitor, los entornos a gran escala son demasiado grandes para todos salvo para algunos coleccionistas, corporaciones o museos", dijo por correo electrónico.

"Entonces, con las instalaciones a gran escala, no estamos vendiendo objetos sino que estamos vendiendo una experiencia”.

Publicidad

“Los costos de producción de crear entornos inmersivos y el equipo técnico requerido para que funcione, son realmente sustanciales, a menudo de millones de dólares”, agregó. “El modelo de negocio se parece más al del entretenimiento, al cine, al teatro, a la música (así) que lo que hacemos es vender entradas".

Lee: Realidad virtual, ¿cómo vender al arte más progresivo?

'Trascending Boundaries'
teamLab expresó una sensación de asombro por el nuevo mundo digital que no era racional", dijo el vicepresidente ejecutivo de Pace Gallery, Peter Boris.

No obstante, para Takashi Kudo de teamLab, la producción digital no es diferente de cualquier otro proceso artístico.

Publicidad

“Creemos que esto es artesanía", dijo. "Somos creadores (y) creemos en experimentar algo que puede cambiar nuestra forma de pensar, nuestros valores, algo que puede darnos sueños para el futuro”.

"No sabemos si nuestra producción es ‘arte’ o no. Tal vez eso se decidirá dentro de cien años. Pero tratamos de crear algo en lo que creemos".

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad