Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El reto de practicar un deporte invernal donde no hay nieve

Pita Taufatofua participa en los Juegos de Invierno en PyeongChang como el primer esquiador de fondo del país tropical de Tonga… y con solo tres meses de experiencia en la nieve.
vie 09 febrero 2018 01:30 PM
El tongano
El tongano se enfrentó a las frías temperaturas en la ceremonia de apertura este viernes 9 de febrero. (Foto: KAI PFAFFENBACH/REUTERS)

La vida de Pita Taufatofua cambió en un instante cuando caminó por el estadio Maracaná de Río de Janeiro, con su torso desnudo y musculoso untado de aceite.

Llevaba la bandera de Tonga en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de 2016, vestido con apenas una falda tradicional tongana, Taufatofua ganó fama inmediata, y muchos admiradores.

Su vida no ha sido la misma desde entonces.

Pero los millones de espectadores alrededor del mundo poco sabían del sacrificio y la determinación detrás del sueño de Taufatofua de convertirse en atleta olímpico.

"Es bastante divertido porque ese momento fue algo muy importante, pero fueron 20 años de trabajo duro para llegar allí", dijo Taufatofua a CNN antes del comienzo de los Juegos Olímpicos de Invierno.

El tongano se enfrentó a las frías temperaturas en la ceremonia de apertura este viernes 9 de febrero para repetir su caminata estelar, ondeando la bandera de su país con su torso nuevamente aceitado.

Publicidad

OPINIÓN: El uniforme coreano, ¿una respuesta superficial a un problema político?

"Definitivamente cambió mi vida de muchas maneras diferentes e interesantes", agregó, refiriéndose a aquel momento de 2016.

Ahora, no contento con ser la primera persona en representar a su país en taekwondo en los Juegos Olímpicos, Taufatofua participa en los Juegos de Invierno en PyeongChang como el primer esquiador de fondo de Tonga… y con solo tres meses de experiencia en la nieve.

Sueño de invierno

Nacido en Australia pero criado en Tonga, Taufatofua anunció sus planes para intentar calificar para el "deporte más difícil" de los Juegos Olímpicos de Invierno en diciembre de 2016.

Antes de su primera carrera, solo había cronometrado cuatro semanas de entrenamiento en la nieve.

"Cuando no tienes nieve, es muy difícil aprender un deporte de nieve, así que estudiamos todas las formas en que podía imitar estar en la nieve sin estar en la nieve", contó.

"Hallamos los esquís de ruedas (rollerskis), me los ponía y corría en la playa solo para tratar de encontrar ese punto de equilibrio, y miraba mucho YouTube y veía lo que los profesionales hacían, y yo trataba de imitar eso mentalmente en mi cabeza".

Una sonrisa irónica se dibuja en el rostro de Taufatofua ante la mención de esquiar sobre ruedas: "posiblemente la peor cosa que se haya inventado", dice. "Es como patinar pero no", explica. "Al esquiar sobre ruedas no puedes parar, la única forma de parar es caer y lo aprendí de la manera difícil muchas, muchas veces".

nullDespués de su primera carrera, la clasificación para los Juegos Olímpicos de Invierno parecía una posibilidad remota.

Pita superó sus propias expectativas, pero incluso el confiado tongano momentáneamente permitió que la duda lo alcanzara. "Nuestro objetivo era terminar en 12 minutos... y lo hice en seis", recuerda.

"Estaba tan por detrás de todos esos esquiadores profesionales que pensé, ‘dios, esto es tan difícil, ¿en qué me he metido?’".

Además de tratar de conseguir fondos para financiar unos esquís de calidad (los que usó Pita durante el último año eran rentados), los vuelos y los costos del viaje, el mayor desafío ha sido perder peso.

Con una estatura de 1.91 m, Pita Taufatofu pesaba 100 kilos en Río. Desde entonces, ha perdido 15 kilos de grasa y músculo, aunque todavía pesa al menos 20 kilos más que sus rivales.

Pero de todas las dificultades de intentar dominar un nuevo deporte en el lapso de un año, nada pudo haberlo preparado para su última carrera en Islandia a fines de enero, su última oportunidad de clasificar para PyeongChang.

Viajaba en compañía del esquiador chileno Yonathan Fernández y el mexicano Germán Madrazo , pero una gigantesca tormenta de nieve significó que la ruta hacia el sitio de la carrera, cerca de Ísafjörður, estaba bloqueado por avalanchas.

"Yona de Chile, un tipo militar, dice: ‘¿Saben qué? Tenemos que atravesar la tormenta", cuenta Taufatofua. "Y así terminamos conduciendo durante dos días tratando de superar la ventisca”.

"Avanzamos ocho horas, luego tuvimos que regresar y volver a intentarlo, pero habíamos calculado exactamente dónde estaban esas avalanchas y estaban a 20 kilómetros de la carrera".

"Entonces pensamos que podíamos llegar a donde habían cerrado la carretera, dejar el auto allí y luego caminar, tendríamos que caminar 20 kilómetros a través de la ventisca para llegar a la carrera, era nuestra última oportunidad. Afortunadamente, en el tercer día que intentamos pasar, las carreteras acababan de despejarse, así que logramos avanzar y llegar a la última carrera".

Sueño imposible

Su determinación valió la pena, y con su resultado final y los puntos de clasificación de las carreras de esquí sobre ruedas, Taufatofua tenía lo suficiente para calificar para los Juegos de Invierno.

"El sueño de este año era calificar, era el sueño imposible. Supongo que participaré sin presión", dice.

"He llegado el último, así que creo que soy la última persona en el ranking, si obtengo una medalla de oro, seré feliz; si soy el último, seré feliz. Logré entrar a los Juegos Olímpicos y llevé a Tonga a los Juegos Olímpicos".

En cuanto a su vestimenta para la ceremonia de apertura (o más bien, la falta de ella), Taufatofua admitió que las bajas temperaturas estaban muy presentes en su mente.

Arrancan los Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018

Ceremonia de inauguración

Ceremonia de inauguración

A una temperatura de 5 grados centígrados bajo cero, se dio inicio a los Olímpicos de Invierno con una ceremonia de apertura que incluyó una espectacular muestra de realidad aumentada que proyectó las constelaciones sobre el escenario principal.
Montserrat Valle Vargas
Uno solo

Uno solo

Las porristas de la delegación de Corea del Norte también estuvieron presentes en la inauguración. Los atletas de Corea del Sur y Corea del Norte marcharon bajo una bandera unida.
Montserrat Valle Vargas
Participantes

Participantes

150 artistas tocaron los tambores mientras la bandera de Corea del Sur era traída al escenario y un coro de niños cantaba el himno nacional.
Montserrat Valle Vargas
Abanderado

Abanderado

Akwasi Frimpong fue el abanderado de la delegación de Ghana. Frimpong tiene una increíble historia: pasó de refugiado en los Países Bajos a convertirse en un atleta olímpico.
Montserrat Valle Vargas
Bailarines

Bailarines

La ceremonia de inauguración comenzó con un baile sincronizado de 150 bailarines tradicionales de Corea del Sur.
Montserrat Valle Vargas
Mensaje de unión histórico

Mensaje de unión histórico

El presidente de Corea de Sur Moon y la hermana del líder de Corea del Norte se saludaron dándose la mano en uno de los balcones VIP del estadio. Kim Jong Un envió a su hermana menor a Corea del Sur como parte de la delegación: es la primera vez que un miembro de la dinastía Kim ha visitado el país.
Montserrat Valle Vargas
Ceremonia

Ceremonia

La ceremonia estuvo acompañada de símbolos emblemáticos de la cultura y musicalizado con grupos de K-Pop.
Montserrat Valle Vargas
México presente

México presente

Durante la inauguración lucieron imágenes gigantes de las banderas de los competidores, como la de México.
CHRISTOF STACHE/REUTERS
3 disciplinas

3 disciplinas

La delegación mexicana esta integrada por 4 atletas, que competirán en esquí alpino, esquí estilo libre y esquí de fondo, respectivamente.
KIM KYUNG-HOON/REUTERS
Récord

Récord

Se espera que la asistencia del público a estos Juegos Olímpicos de Invierno sea la más elevada en la historia del evento.
KIM KYUNG-HOON/REUTERS

"No sé si sea posible vencer ese evento, eran los Juegos de verano", ríe. "Estaremos a menos 18 o menos 20 grados. Quiero asegurarme de que al menos pueda llegar a mi competición y no congelarme, así que tengo que mantener el calor en la ceremonia de apertura".

El calor se lo dio el público, a temperaturas bajo cero, el abanderado de Tonga volvió a desfilar con su tradicional vestimenta y el torso desnudo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad