Publicidad
Publicidad

Cómo hablar con los niños de las tragedias que salen en las noticias

Los niños detectan la temperatura emocional en casa aunque pensemos que estamos escondiendo nuestros verdaderos sentimientos.
Niños
Niños Cuando los jóvenes son los blancos y las víctimas, "se mueven los temores más profundos e impensables de los padres", apunta expertos. (Foto: JONATHAN DRAKE/REUTERS)

Nota del editor: Kelly Wallace es corresponsal digital y editora especial de CNN, especialista en temas de familia, carrera y vida. Lee sus otros artículos y sigue sus reportajes en CNN Parents y en Twitter .

(CNN) — Tras acontecimientos aterradores como tiroteos o atentados terroristas, los padres de familia se enfrentan a un dilema: "¿Qué les digo a mis hijos? ¿Cómo hablo con ellos de una cosa tan irracional e indiscriminada? ¿Cómo hablar de algo a lo que ni yo puedo encontrarle sentido?".

"Es importante explicarles a los niños que estos acontecimientos son raros", dijo Gail Saltz, psiquiatra con más de 20 años de experiencia y profesora asociada de Psiquiatría del Hospital Presbiteriano de Nueva York y la Facultad de Medicina de la Universidad Weill-Cornell.

Lee: Tiroteo en una escuela de Florida deja al menos 17 muertos

Saltz, cuyo más reciente libro es The Power of Different: The Link Between Disorder and Genius , dijo que los padres deben consolar a sus hijos diciéndoles que estos ataques parecen más frecuentes a causa de la naturaleza mundial de las noticias y de la repetición de imágenes relacionadas en las redes sociales. La también conductora del podcast The Power of Different dijo que los padres también pueden decirles a sus hijos que lo más probable es que la seguridad aumente tras un acontecimiento como este para mantener a la gente a salvo.

Tricia Ferrara, terapeuta familiar de Filadelfia, Estados Unidos, especialista en estrategias de crianza y autora del libro Parenting 2.0: Think in the Future, Act in the Now , dijo que los padres deben ser concretos al explicarles a sus hijos por qué están a salvo y cuáles son las medidas concretas que se toman para protegerlos. Los padres también pueden hacer una lista de adultos que estarán a su disposición cuando no se sientan seguros, agregó.

Publicidad

De acuerdo con los expertos, los padres de familia también deberían ser conscientes de que es normal que aumente la ansiedad tras un acontecimiento como este, aunque el ataque haya ocurrido en otro país, porque las redes sociales dan la impresión de que el mundo es muy pequeño.

"Sin embargo, con el paso del tiempo, al permitir que hagan preguntas y que compartan sus reflexiones, además de darles confianza respecto a lo que su familia y las corporaciones de seguridad están haciendo para incrementar su seguridad, la ansiedad debería disminuir", explicó Saltz.

Los padres de familia deberían estar atentos a los "cambios radicales" en la conducta, tales como la interacción con los familiares y amigos o un descenso súbito en sus calificaciones, señaló Kelly Ward Becker, directora ejecutiva de la fundación Family Lives On , que apoya el bienestar emocional de los niños en duelo. "Es importante que los canales de comunicación permanezcan abiertos para tener una idea de las reacciones y los sentimientos de tu hijo", explicó. "Reconoce sus emociones y legitima cualquier sentimiento que tengan, que puede ser tristeza, ira o indiferencia aparente".

OPINIÓN: 'Estoy harta'. Otro tiroteo en una escuela de Estados Unidos

Cuando los jóvenes son los blancos y las víctimas, "se mueven los temores más profundos e impensables de los padres", señaló Claudia Gold, pediatra y especialista en salud mental infantil, así como autora del libro The Development Science of Early Childhood: Clinical Applications of Infant Mental Health Concepts From Infancy Through Adolescence. "Aunque nuestro primer instinto sea dar confianza, lo que se necesita, primero que nada, es escuchar", explicó. "Más que encontrar la cosa 'adecuada' para decir, se trata de usar nuestra propia presencia confortante".

Después de un ataque, es más importante que nunca que los padres "sigan atentos de su ansiedad", explicó Ferrara, quien tiene un consultorio privado desde hace más de una década. "Si los adultos muestran un grado excesivo de ansiedad o vulnerabilidad, ciertamente generarán más ansiedad en los niños", señaló.

Publicidad

Ferrara, Gold, Saltz y otros expertos en crianza ofrecieron una amplia gama de consejos para reducir la ansiedad de los niños, además de que subrayaron que la edad de los niños y su temperamento es lo que realmente determina de qué —y cuánto— hablar con ellos.

Limitar la exposición a los medios es esencial

Si es posible, no es necesario decirles a los niños menores de cinco años qué ocurrió ni exponerlos a la cobertura mediática, explicó Ferrara. "Mantener la rutina es la mejor forma de dar confianza a los niños respecto a la seguridad de su mundo inmediato", señaló.

Los niños de entre seis y once años solo necesitan conocer los hechos básicos y exponerse al mínimo a la cobertura mediática. Ferrara agregó que hay muchas lecciones definitivas que aprender de lo que los niños vieron en la prensa tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Ferrara se remite a estudios en los que se determinó que los niños que habían estado expuestos repetida y prolongadamente a las imágenes de los medios tenían más dificultades para controlar la ansiedad que los niños que no estuvieron tan expuestos.

En un comunicado que emitió tras los atentados de París de 2015, la Academia Estadounidense de Pediatría urgió a los padres de familia a ser cuidadosos con lo que ven los niños. "Como pediatras sabemos que la violencia puede tener efectos duraderos en los niños aunque solo se enteren de ello en los medios", señalaba el comunicado. El organismo ofreció más recursos para padres sobre cómo hablar con los niños sobre las tragedias masivas.

Publicidad

"El niño almacena el acontecimiento en la memoria según la narrativa que le asignes", explicó Ferrara. "Para este rango de edad, apégate a lo básico y apaga el televisor".

Saltz coincide y agrega que quienes tienen hijos pequeños deberían "apegarse a los hechos a grandes rasgos" y evitar "los detalles perturbadores". Luego, los padres deben transmitir apertura y voluntad de hablar, a responder a las preguntas de sus hijos y a escuchar cómo se sienten, señaló. "Deja en claro que entiendes sus sentimientos, no los rechaces ni evites sus sentimientos. Esto puede ser difícil cuando te irrita que se sientan inquietos", explicó Saltz, autora del libro The Anatomy of a Secret Life. "Expresar sus sentimientos les ayudará a salir adelante. Luego dales confianza en toda la seguridad que nos protege y en lo raro que es un acontecimiento como ese".

null

Cómo darles confianza a tus hijos

La confianza es una de las cosas más importantes que un padre puede darle a sus hijos en un momento trágico, cuando temen que podría pasarle a ellos, explicó Glenn Saxe, presidente del departamento de Psiquiatría de Niños y Adolescentes del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York , en una entrevista anterior.

Publicidad

"El primer pensamiento y sentimiento es: '¿estoy a salvo, la gente cercana a mí está a salvo? ¿Pasará algo? ¿La gente de la que dependo me protegerá?'", explicó Saxe, quien también dirige el Centro de Estudios Infantiles de la Universidad de Nueva York (NYU, por sus siglas en inglés). "Tienes que darle confianza a tu hijo, comunicarle que… estás haciendo todo lo posible para mantenerlo a salvo", señaló. "Tampoco debes darle confianza falsa. Esto también depende de la edad del niño. También tienes que ser objetivo al respecto".

También es útil que los padres de familia reconozcan sus propios temores respecto a la seguridad de sus hijos, incluso en casos de violencia impredecible, explicó Gold, quien también escribió el libro The Silenced Child: From Labels, Medications, and Quick-Fix Solutions to Listening, Growth and Lifelong Resilience. Puede parecer ilógico, pero reconocer la incertidumbre puede ayudar a los padres de familia a conectarse con sus hijos y ayudar a obtener una sensación de seguridad más sólida.

Lee: Los alumnos advertían sobre el tiroteo en una escuela de Florida

Gold hizo hincapié en que la gente salió a las calles, tras los atentados recientes, para manifestar que no tendrán miedo. "Cuando nuestros hijos perciben el valor en nosotros, ellos tampoco tendrán miedo. Si podemos manejar nuestra propia ansiedad, estaremos en mejores condiciones de atender a las respuestas de nuestros hijos, mismas que podrían variar de acuerdo con sus cualidades individuales únicas".

Joe Taravella, supervisor de Psicología Pediátrica del Centro de Rehabilitación del Centro Médico Langone de la NYU, dijo que los padres no deberían tener miedo de mostrar sus emociones respecto a los acontecimientos trágicos. Los niños detectan "la temperatura emocional en casa" aunque pensemos que estamos escondiendo nuestros verdaderos sentimientos, explicó. "Somos el ejemplo de nuestros hijos, así que deberíamos predicar con el ejemplo en todo momento y cuando estamos tristes", dijo Taravella. "Hablamos de nuestra tristeza para poder decir que tenemos miedo y nos entristece lo que pasó, pero siempre hay que tratar de cerrar con algo positivo para ayudarles a enfrentarlo o superarlo, que sepan que somos una familia y que como familia, nos apoyamos".

Los padres también tienen que estar atentos a cualquier cambio en la conducta de sus hijos después de una tragedia, de acuerdo con Taravella. "Trataría de describir su conducta en palabras como: 'He notado que últimamente estás más irritable o más molesto, me pregunto si está pasando algo, si te sientes inquieto por algo'", recomendó. Esto podría ayudar a que los niños comuniquen lo que sienten.

Publicidad

Cómo ayudar a los adolescentes a abrirse

En el caso de los adolescentes, que probablemente se habrán enterado de los hechos violentos o de los ataques a través de las redes sociales o de las noticias, lo mejor es comenzar preguntándoles qué es lo que saben, recomendó Ferrara. Los padres de familia no deberían asumir que sus hijos están procesando los hechos traumáticos igual que ellos, agregó.

"Al principio, es posible que no tengan mucho que decir", señaló, pero es probable que vuelvan a tocar el tema cuando algo los conmueva a nivel personal.

"Esta clase de hechos suele desafiar al lenguaje y al adolescente puede costarle hablar de eso. Sin embargo, mantente abierto a estos adultos emergentes. Tienen que saber que importan y que la complejidad del mundo necesita desesperadamente que se tomen el tiempo para pensar en ello y entender qué significa ser ciudadanos globales", explicó. "Es una responsabilidad compartida que ninguno de nosotros, padres o adultos jóvenes, podemos evitar".

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad