Publicidad
Publicidad

Viajar en avión con un perro: consejos para que tu mascota vuele segura

Casos que han terminado en tragedia o confusión al transportar animales han suscitado dudas sobre la mejor forma de volar con un perro u otra mascota.
Los dueños de mascotas
Los dueños de mascotas deben prestar atención a la letra pequeña al reservar vuelos para sus animales. (Foto: CHRISsadowski/Getty Images)

Antes viajar en avión significaba despedirnos con dolor de nuestra mascota, pero gracias al creciente número de hoteles y aerolíneas que admiten mascotas, cada vez más personas se llevan a sus amigos cuando vuelan.

Pero los casos que han terminado en tragedia o confusión al transportar animales han suscitado dudas sobre la mejor forma de volar con un perro u otra mascota, y si los animales deberían siquiera viajar en avión.

Algunos, como el experto César Millán, apoyan viajar a todas partes con nuestro perro. Pero organizaciones como la Humane Society of the United States aconsejan prudencia.

Revisión médica

Kitty Block, directora de Humane Society of the United States, dice que volar con perros y otros animales domésticos siempre debe ser la última opción.

Publicidad

"Si tienes que volar [...] no lleves a tu animal a menos que obviamente no haya ninguna opción", dice. "No es una situación ideal para un animal, y puede ser estresante para él".

Lee: Plataforma para cuidado de perros DogHero llegará a México

Si no tienes opción, dice, la clave es prepararte lo mejor posible.

En las semanas previas al vuelo, el animal necesita una revisión médica veterinaria para asegurarnos de que está en condiciones de viajar y sus vacunas están vigentes.

¿Cuál aerolínea?

Publicidad

Tan pronto como hayas decidido volar con tu mascota, llama a la aerolínea, aconseja Block. No todas las compañías aceptan animales, y las reglas para volar con ellos varían.

El sitio web Petfriendlytravel.com tiene una extensa lista de aerolíneas y sus políticas sobre mascotas. Entre las más amigables con las mascotas se encuentra Virgin Atlantic, con su plan Flying Paws que otorga a las mascotas su propio esquema de recompensa de viajero frecuente.

Una cosa es segura: no hay para ellos vuelos gratis. Las mascotas acumulan puntos llamados "paw prints" que se pueden canjear por regalos como ropa para mascotas de Burberry, Prada y Gucci.

Los dueños de mascotas deben prestar atención a la letra pequeña al reservar vuelos para sus animales.

Air France, por ejemplo, dice que se aceptan algunas mascotas en la cabina y en la bodega del avión. Pero ciertos "perros de ataque" como los staffordshire terriers o pit bulls, los mastines y los tosa, no son aceptados.

Singapore Airlines pide que tu mascota tenga un certificado de buena salud, pero no permite que las mascotas viajen en la cabina del avión.

Publicidad

La mayoría de las aerolíneas estadounidenses, sin embargo, permiten que las mascotas pequeñas viajen en la cabina contigo, siempre que se los comuniques al momento de la reserva. Las tarifas pueden ser elevadas, y algunos solo permiten viajes domésticos.

Lee: ¿Viajarás en avión con mascota? Checa las nuevas reglas

"No recomendamos una [línea aérea] sobre otra", dice Block. "Lo que decimos es que llames antes, sé el mejor defensor de tu animal".

Pasaporte

Digamos que has encontrado una aerolínea que te trasladará a ti y a tu perro. Luego viene la parte difícil, el trámite.

Publicidad

Las leyes de inmigración para mascotas son específicas de cada país, pero una forma de reducir algunos de esos dolores de cabeza es crear un pasaporte para mascotas, que es "una colección de todos los documentos necesarios para ingresar a un país determinado", sugiere Pettravel.com.

El pasaporte para mascotas es una parte esencial del programa Pet Travel Scheme (PETS), un sistema que permite a los animales viajar al Reino Unido sin someterse a cuarentena si se siguen todas las normas.

Originalmente se introdujo en 2001 para los animales que ingresan o vuelven al Reino Unido desde otros países de la Unión Europea, pero desde entonces se ha extendido a otros países como Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelandia.

Pettravel.com tiene una lista completa de las normas de inmigración para mascotas específicas de cada país, con la opción de comprar los formularios necesarios en línea.

Prepara a tu mascota

Publicidad

El paso que sigue es el control de la orina.

Aunque probablemente sea un poco más fácil que volar con niños, emprender un viaje largo con tu perro no es tan simple como ponerlo en un habitáculo para animales y despegar, advierte César Millán.

Debes prepararlo para el largo viaje y dejar que se acostumbren a su caja o transportín.

"No los coloques en una caja el día anterior. Debe ser una transición", le dijo a CNN. "Tienes que enseñarle a tu perro a aguantar la vejiga, es casi como entrenar para un maratón. Realiza el proceso antes de volar. Por ejemplo, volar de Los Ángeles a España toma 14 horas".

Antes de comprar un transportín, consulta la lista de requisitos para transportar mascotas de la Air Transport Association o Asociación Internacional de Transporte Aéreo, a la que se adhieren la mayoría de las aerolíneas.

Qué hacer a bordo

Publicidad

Cuando llegue el momento de volar, tu mascota debe registrarse como carga o guardarse en un transportín debajo del asiento frente a ti, según su tamaño.

Ir en la bodega tiene riesgos, dice Block. Los posibles riesgos incluyen mala ventilación y temperaturas extremas.

"Solo tienes que asegurarte de tener en cuenta que si viajas en los meses de verano estará muy caliente, evita las escalas para que tu perro no esté en bodegas de carga y tenga múltiples transferencias", aconseja Block.

Si lo llevas en la cabina ten en cuenta las restricciones de tamaño para los animales. Algunas líneas aéreas también tienen límites para la cantidad de animales permitidos por cabina.

Cada aerolínea tiene sus propios reglamentos y procedimientos, y Block sugiere familiarizarse con ellos antes del vuelo.

Publicidad

Sé comunicativo

La Humane Society aconseja que debes hablar sobre tu animal y sus necesidades, ya sea que viaje contigo en la cabina o en la bodega.

"Nunca está de más que la gente lo sepa [que tu animal está a bordo]", dice Block. "Siempre puede haber un fallo en la comunicación". También expresa su preocupación por un incidente reciente en el que un perro fue enviado por error a Japón en lugar de Kansas.

"No podemos enfatizar lo suficiente que cuando llevas un animal en un vuelo comercial, realmente tienes que asegurarte de que todos lo sepan y de que todo funcione correctamente".

Las reglas para los animales de asistencia y apoyo emocional (que recientemente aparecieron en los titulares cuando una mujer intentó llevar un "pavo real de soporte emocional" a bordo de un vuelo) son ligeramente diferentes.

Publicidad

"Debido a que estos animales son apoyo emocional, se quedan con el pasajero", explica Block. Sin embargo, ella enfatiza que no hay reglas universales, y los pasajeros aún deben consultar con la aerolínea antes de viajar.

Cambiar las normas

Block y su equipo en Humane Society actualmente están defendiendo que no se coloquen animales en los portaequipajes superiores, lo que causó la muerte reciente de un perro en un vuelo de United Airlines.

"Estamos buscando una legislación que prohíba que un pequeño animal sea colocado en el compartimento superior, claramente fue un desastre, con consecuencias nefastas", dice.

Lee: Las 5 aerolíneas de EU con mayores casos de mascotas muertas

Publicidad

Pero Block tiene esperanzas para el futuro y describe el incidente como un posible "punto de inflexión".

En un mundo ideal, habrá vuelos comerciales específicamente para los animales, diseñados para sus necesidades.

"Las estadísticas de cuántas mascotas mueren cada año no son buenas, y eso no debería suceder", dice. "Siempre habrá accidentes, pero esta cantidad sugiere que hay un problema, así que estamos estudiándolo, es hora de resolverlo".

En última instancia, Block dice que se debe tener mucho cuidado con los animales que viajan. "No son carga, no son maletas, son seres vivos y son los miembros de nuestra familia. Así que realmente tenemos que asegurarnos de que estén seguros y a salvo".

Despedida

Publicidad

Si tienes que dejar a tu perro en tierra, no te preocupes por la ansiedad por separación. Millán dice que con un entrenamiento adecuado, tu mascota puede manejar el tiempo de separación, incluso mejor que tú.

Pero también es un problema que debe resolverse si viajas con tu mascota, ya que habrá ocasiones en que debas dejarlo en la habitación del hotel sin tener que preocuparte de que ladre y arañe la puerta o mastique las cosas cuando no estés.

Lee: HostAPet quiere ser el Airbnb para las mascotas

"La ansiedad por separación es creada por los humanos porque se sienten más cerca del perro mientras más conviven con él. Eso no es realista para el perro, que no entiende", afirma.

"Yo ayudo a las personas y les muestro cómo nosotros creamos esa ansiedad por la separación. En México, un perro no está permitido en el espacio íntimo. Muchas casas no tienen sala. El perro vive afuera. Pero en Estados Unidos, un perro vive encima del humano. El humano va a trabajar, el perro no sabe cómo separarse de él. Es fácil rehabilitarlos, pero hay que entender el concepto de proximidad para entrenarlos para el momento en que el dueño se va a trabajar”.

"No es bueno dejar que tu perro te siga a todas partes. Diles cuándo pueden estar cerca de ti, y luego diles que se vayan", sugiere Millán como un método para disminuir el apego de tu perro hacia ti.

Publicidad
¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad