Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Viajes 2016 Especial desktop header.gif

El primer hotel del mundo con energía positiva estará en el Círculo Ártico

El aumento de la popularidad de la región inspiró al operador turístico Arctic Adventure of Norway a crear formas más sostenibles de explorar la belleza natural de Noruega.
El famoso glaciar Svartisen
El famoso glaciar Svartisen El Círculo Ártico tiene un encanto para los viajeros que buscan conocer una de las regiones más remotas del mundo. (Foto: Snøhetta/Plompmozes)

Al acercarse a la costa de Helgeland, en el norte de Noruega, es imposible no avistar el glaciar Svartisen que desciende por la ladera de la montaña Almlifjellet. Abajo, el fiordo Holandsfjorden, una extensión del mar de Noruega, transparente como la ginebra, refleja la montaña como un espejo.

Es en este entorno virgen donde encontrarás el hotel Svart, que pretende ser el primer hotel con energía positiva del mundo cuando se inaugure en 2021.

Diseñado por la firma internacional de arquitectura Snøhetta y propiedad de Arctic Adventure of Norway y la compañía inmobiliaria MIRIS, el complejo futurista de estructura circular aprovechará la energía geotérmica y solar para producir un excedente de energía solar que puede ser redirigido a la red eléctrica.

Lee: El hotel más alto del mundo

"La naturaleza en el Ártico es frágil y prístina. Debemos respetar la belleza natural del sitio y no arruinar lo que hace de Svartisen una atracción", expone Zenul Khan, gerente del proyecto Svart del estudio Snøhetta.

"Al crear un edificio tan sostenible, nuestro objetivo es fomentar un enfoque más sostenible del turismo haciendo que las personas sean conscientes de la forma en que experimentamos lugares exóticos".

Publicidad

El Círculo Ártico tiene un encanto místico para los viajeros que buscan conocer una de las regiones más remotas del mundo antes de que se derrita. En 2015, 3.6 millones de turistas visitaron Noruega, un incremento del 12% respecto a 2014.

Este aumento de la popularidad de la región inspiró al operador turístico Arctic Adventure of Norway para crear formas más sostenibles de explorar la belleza natural del país.

"La región ha estado bajo mucha presión durante varios años y el turismo sigue aumentando", advierte Trine Stølsnes, directora de marketing de Arctic Adventure of Norway. "Queremos asegurarnos de que Svartisen, y el resto de la región, puedan soportar el crecimiento mientras salvaguardamos el paisaje".

Recomendamos: Los 7 mejores hoteles boutique en Las Vegas

Ahí es donde entra el hotel Svart.

Como edificio de Powerhouse, por definición, "producirá más energía renovable (durante su vida útil) que la utilizada para sus materiales, producción, operación, renovación y demolición". Powerhouse es un grupo conformado por organizaciones no gubernamentales y empresas noruegas, incluida la firma Snøhetta, dedicado a la arquitectura de energía positiva.

Svart es el primer hotel del grupo.

"Los hoteleros deben asumir esta responsabilidad y asegurarse de que los turistas también comprendan su papel al visitar... un entorno como éste", señala Stølsnes.

Para cumplir con el estándar de Powerhouse, el equipo de Snøhetta tuvo que optimizar el uso de la energía en todos los aspectos del hotel.

La primera táctica fue decidir construir la propiedad a partir de materiales locales naturales, como piedra y madera resistente a la intemperie. Estos requieren una energía mínima para crearse y transportarse, a diferencia del cemento o el acero, y por lo tanto disminuirán la huella de carbono del edificio.

Lee: El concepto de 'minihabitaciones' de Yotel llega a Miami

La racionalización de los sistemas de construcción, incluida la ventilación, la refrigeración y la calefacción, también reducirá el gasto energético, dice Khan. Las terrazas sombreadas, por ejemplo, eliminarán la necesidad de aire acondicionado durante el verano, mientras que los pozos geotérmicos calentarán el edificio en invierno.

"Hemos podido disminuir el consumo de energía en un 85% (en comparación con los hoteles modernos)", detalla Khan.

La energía solar es lo que llevará al hotel de la eficiencia energética a la energía positiva.

Gracias a su latitud Norte, a unos 66 grados al norte del ecuador, la costa de Noruega disfruta de hasta 20 horas de sol durante el verano. Los arquitectos llevaron a cabo un mapeo extenso de la radiación solar en la región, y cómo se comporta en relación con el paisaje montañoso, con el fin de aprovechar de la manera más efectiva este recurso.

Con base en los ángulos de los rayos del sol, el equipo concluyó que una estructura circular optimizaría la recolección de energía solar, la principal fuente de energía de Svart. El hotel contará con aproximadamente 4,800 metros cuadrados de paneles solares en su techo, que proporcionarán energía más que suficiente para alimentar las funciones cotidianas del hotel.

Recomendamos: Los hoteles de aeropuerto más lujosos del mundo

Sin huella

Al igual que un OVNI de madera flotando sobre el agua, gran parte del hotel Svart se sentará sobre pilotes, abrevando de los rasgos arquitectónicos de un tipo tradicional de casa noruega utilizada por los pescadores. Estas cabañas de pesca o “rorbu” están construidas parte en tierra y parte en agua, sobre pilotes de madera.

"Estas son antiguas tradiciones de construcción que están bien adaptadas al clima difícil en la costa noruega", dice Khan. "Son un eco funcional y estético de la segunda industria más importante de Noruega, la industria pesquera".

El hotel Svart en el glaciar Svartisen al norte de Noruega

El hotel Svart

El hotel Svart

El famoso glaciar Svartisen, en la distancia, es el segundo más grande en la parte continental de Noruega. El hotel Svart estará ubicado en su umbral. Espera ser el primer hotel con energía positiva del mundo cuando se inaugure en 2021.
Snøhetta/Plompmozes
Turismo

Turismo

Los huéspedes del Svart podrán disfrutar de increíbles caminatas por los glaciares y bucear en aguas transparentes, entre otras actividades al aire libre.
Svart
Como un ovni

Como un ovni

El diseño del hotel se asemeja a un OVNI de madera suspendido sobre el agua. Su forma circular significa que cada habitación tendrá una vista única del impresionante paisaje ártico.
Snøhetta/Plompmozes
Cabaña

Cabaña

Suspendidos sobre un fiordo, los pilotes de madera del hotel se inspiran en un tipo tradicional de cabaña de pescadores llamada “rorbu”. En Svart, se ha construido un paseo de madera entre los pilotes para el disfrute de los visitantes.
Snøhetta/Plompmozes
Auroras boreales

Auroras boreales

Durante los meses de invierno, los visitantes tienen la mejor oportunidad de ver la danza de la aurora boreal sobre el glaciar Svartisen y las montañas coronadas de nieve.
Snøhetta/Plompmozes

En Svart, se construirá un pequeño malecón entre los pilotes de madera, debajo del hotel pero sobre el agua, para el disfrute de los huéspedes.

La singular ubicación acuática de Svart y su forma circular bordeada de ventanas significa que cada habitación y el restaurante disfrutarán de vistas del fiordo.

"Lo realmente especial del hotel son sus vistas de 360 grados. Ninguna vista desde el hotel es aburrida: se ve el fiordo, las montañas, el cielo", explica Khan. "Cada habitación tiene, de alguna manera, su propia vista única".

Para aquellos preocupados por acercarse demasiado a la naturaleza en el frío invierno noruego, Stølsnes dice que los invitados quedarán gratamente sorprendidos.

Lee: “Hoteles del amor”, una tendencia que mejora tu vida sexual

"Puede ser muy frío durante el invierno, por supuesto, pero en realidad, la Corriente del Golfo (aguas tibias que fluyen desde México) garantiza temperaturas de invierno más suaves (de lo esperado), tal vez alrededor de 32 grados Fahrenheit (0 grados Celsius), perfecto para explorar y experimentar el paisaje". Las montañas circundantes actúan como un escudo contra el viento, agrega.

En el verano, los días de 75 grados Fahrenheit (23 grados Celsius) son perfectos para practicar kayak y senderismo y ofrecen un glorioso sol de medianoche.

Pero es justo en esos fríos meses de invierno que los viajeros tienen la mejor oportunidad de ver la danza de la aurora boreal sobre el glaciar Svartisen y las montañas cubiertas de nieve.

"Esta clase de fenómenos naturales, en cierto modo, representan una nueva clase de lujo", indica Khan. "No se trata de bañeras y lavabos de oro, sino de experimentar la naturaleza en su forma más pura".

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad