Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Viajes 2016 Especial desktop header.gif

Los “hoteles del amor”, una tendencia que puede mejorar tu vida sexual

El sexo de hotel también puede manifestar los diferentes lados de las parejas, lejos de la monotonía de la vida cotidiana y nuevos entornos por explorar.
En Japón,
En Japón, las parejas pueden disfrutar de estos y otros deseos en los llamados "hoteles del amor". (Foto: yokeetod/Getty Images/iStockphoto)

Una sola noche fuera de casa puede avivar tu vida sexual, ya sea que estés con tu pareja en un motel barato o en una habitación diseñada específicamente para atender tu libido.

Imagina un sitio de recreo solo para adultos donde tú y tu pareja puedan vivir sus fantasías sexuales más salvajes, ya sea una cita en el consultorio del médico, una cita en una cueva submarina o un encuentro en un fantástico mundo de dibujos animados.

En Japón, las parejas pueden disfrutar de estos y otros deseos en los llamados "hoteles del amor". Desde la llegada del Hotel Love en Osaka en 1968, estos hoteles de corta estadía ofrecen a los huéspedes una oportunidad discreta y asequible para el sexo.

Sin embargo, no todos los hoteles del amor son extravagantes. Muchos se parecen a las típicas habitaciones de hotel y simplemente brindan a las parejas la privacidad que tanto necesitan, explica Misty Keasler, que fotografió decenas de estos hoteles para su libro Love Hotels: The Hidden Fantasy Rooms of Japan.

"En Japón, muchas personas viven en casas pequeñas con sus padres o abuelos. Todavía es muy inusual que alguien viva fuera de la casa de sus padres hasta casarse", explicó. "En un lugar con tan poca privacidad, no es difícil ver el atractivo de un hotel que se alquila por hora".

En Estados Unidos solemos asociar los hoteles y moteles por hora con la prostitución o la infidelidad . Pero ya sea que visites con tu pareja un hotel económico, un hotel de lujo cinco estrellas o algo intermedio, no hay duda de que incluso una noche fuera de casa puede darle un empujón a tu vida sexual.

Publicidad

"Alrededor de una vez al mes, alguno de mis clientes me dice que tuvo ‘el mejor sexo’ mientras estaba en un hotel", dijo la terapeuta sexual Amanda Pasciucco. ¿Qué tiene el sexo en un hotel que lo hace tan candente?

Lee: 10 razones por las que tener más sexo es beneficioso para la salud

Un factor que influye es la novedad. "Hay algo liberador y decadente en alojarse en un hotel: un descanso de la monotonía de nuestra vida cotidiana, nuevos entornos para explorar, restaurantes, sábanas de alta calidad, servicio de habitación, tal vez incluso un spa o jacuzzi", señala la terapeuta sexual Kimberly Resnick Anderson. "La investigación muestra que la novedad activa la dopamina neuroquímica, que estimula el centro de recompensa en el cerebro y mejora la libido".

El sexo de hotel también puede manifestar los diferentes lados de las parejas. "Para algunos, sin duda puede hacerlos más aventureros", dijo el terapeuta sexual Eric Marlowe Garrison.

Lee: Tu relación atraviesa un bache, ¿qué hacer para superarlo?

Los hoteles también pueden contribuir a una sensación de relajación que la mayoría de nosotros simplemente no podemos tener en casa, poniéndonos en "modo de vacaciones", incluso si solo pasamos una noche en un hotel de nuestro barrio. "Las parejas pueden escapar a este nuevo espacio y liberarse de sus preocupaciones sobre los pagos, la preparación de la comida o el informe de trabajo que debe entregarse la próxima semana", explicó la sexóloga Laura McGuire. "Esta separación del estrés cotidiano puede aumentar los sentimientos románticos e incluso beneficiar la respuesta sexual a medida que el cuerpo se relaja y está más presente en el momento".

En Japón, los hoteles del amor tienen una reputación de extrema privacidad. "Con frecuencia, nunca encontrarás a otro ser humano, excepto a tu acompañante, desde el momento en que entras al hotel hasta que te vas", dijo Keasler. "Algunos hoteles incluso tienen un sistema de tubo neumático para que puedas pagar en efectivo de forma anónima antes de dejar la habitación".

Aunque pocos hoteles en Estados Unidos ofrecen este nivel de anonimato, permiten a los usuarios disfrutar del sexo sin las preocupaciones habituales, que los niños interrumpan o que los vecinos escuchen los sonidos de tu placer. "Influye mucho saber que puedes ser tan ruidoso como desees para expresar tus sensaciones durante un encuentro sexual", dijo la terapeuta sexual Sara Nasserzadeh. "Y lo más probable es que no te topes con una cara familiar, lo que también ayuda a disminuir las inhibiciones".

Lee: Estas muñecas además de dar placer, se conectan a internet

Aunque los hoteles del amor en Japón siguen atrayendo público, su popularidad ha disminuido en los últimos años, debido en parte a que cada vez más adultos jóvenes en el país se mudan más temprano de casa, dijo el terapeuta sexual Lawrence Siegel. "Con su propio espacio, no hay necesidad de ir a ningún otro lado en busca de privacidad. Y a medida que se aceptan más tipos de expresiones sexuales, muchas prácticas sexuales y eróticas no están tan estigmatizadas como antes".

Lee: Los japoneses ya no tienen ganas de tener sexo

Muchos de estos hoteles del amor se han reconvertido en hoteles boutique o se han acercado a redes convencionales como Airbnb. Otros intentan satisfacer los gustos sexuales de los turistas, que buscan hoteles del amor por su factor de novedad, no tanto por la privacidad.

Pero los hoteles del amor han tenido un impacto duradero incluso en Occidente. La próxima vez que visites un hotel en Estados Unidos fíjate bien. Es posible que notes algunos nuevos guiños a tu vida amorosa, desde las picantes señalizaciones de "No molestar" hasta copias del Kama Sutra y kits sexuales con condones, lubricantes e incluso vibradores, los hoteles estadounidenses finalmente reconocen también su papel en el buen sexo.

Ian Kerner es terapeuta de parejas, escritor y colaborador de CNN en temas sexuales.

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad