Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cafeína en el embarazo se asocia con sobrepeso infantil en nuevo estudio

Investigadores encontraron que mujeres que reportaban una ingesta muy alta de cafeína durante el embarazo tenían 66% más riesgo de tener un hijo con crecimiento excesivo durante el primer año de vida.
dom 10 junio 2018 07:02 AM
café en el embarazo
Café en el embarazo Investigadores encontraron que las mujeres que reportaban una ingesta muy alta de cafeína durante el embarazo tenían 66% más riesgo de tener un hijo con crecimiento excesivo durante el primer año de vida. (Foto: triocean/Getty Images/iStockphoto)

La mayoría de las mujeres embarazadas saben que han de evitar ciertos alimentos y bebidas, como la carne cruda y el alcohol. Pero un nuevo estudio refuerza la noción de que una elevada ingesta de sustancias con cafeína también puede ser perjudicial para la salud del bebé.

El estudio, publicado el lunes en BMJ Open, encontró que el consumo excesivo de cafeína durante el embarazo se relacionó con un crecimiento excesivo durante el primer año de vida del bebé y un mayor riesgo de que el niño tenga sobrepeso ocho años después, ambos fenómenos asociados con un mayor riesgo de obesidad más adelante en la vida, de acuerdo con Eleni Papadopoulou, investigadora del Instituto Noruego de Salud Pública y principal autora del estudio.

Lee: ¿El café es bueno para la salud?

"Consideramos que es muy importante estudiar los efectos [de la cafeína] en el crecimiento infantil, porque el rápido crecimiento infantil se ha relacionado de manera muy consistente con el desarrollo de la obesidad en la infancia e incluso en la adultez", escribió Papadopoulou en un correo electrónico. "En otras palabras, los niños y adultos que ganan más peso durante la infancia que sus pares corren un mayor riesgo de sobrepeso u obesidad".

La investigación analizó a más de 50,000 mujeres de toda Noruega que participaron en el estudio “Norwegian Mother and Child Cohort” entre 1999 y 2008. La ingesta de cafeína se reportó una vez durante el embarazo (a las 22 semanas), y se hizo un seguimiento de los patrones de crecimiento de los niños a partir de las 6 semanas hasta los 8 años.

Con base en los datos alimenticios auto-reportados, la ingesta de cafeína se clasificó como baja (0 a 49 mg al día), promedio (50 a 199 mg al día), alta (200 a 29 mg al día) o muy alta (300 o más mg al día). Las fuentes de cafeína incluyen café, té negro, bebidas con cafeína o energéticas, chocolate, leche con chocolate y algunos tipos de dulces.

Publicidad

nullComo referencia, una taza de 8 onzas de café con cafeína por lo general tiene entre 100 y 150 miligramos de cafeína, y una taza de 8 onzas de té negro o refresco de cola tiene entre 25 y 50 miligramos de cafeína, según la Clínica Mayo.

"Es importante que las mujeres embarazadas sepan que la cafeína no proviene sólo del café, los refrescos con cafeína también pueden aportar cantidades considerables de cafeína", escribió Papadopoulou. "La recomendación actual para las mujeres embarazadas es no exceder los 200 mg de cafeína por día, que es aproximadamente 2-3 tazas de café negro. Esta recomendación se basa en toda la evidencia científica de los efectos adversos de la cafeína en los resultados del embarazo, como aborto espontáneo y restricción del desarrollo fetal".

Los investigadores encontraron que las mujeres que reportaban una ingesta muy alta de cafeína durante el embarazo tenían 66% más riesgo de tener un hijo con crecimiento excesivo durante el primer año de vida en comparación con las mujeres que reportaron un consumo bajo de cafeína. El "crecimiento excesivo" es definido como tener un puntaje de peso-edad mayor que el percentil 75 para esa edad.

Lee: Piden más café en México, pero hay menos producción

Las mujeres con una ingesta promedio o alta de cafeína también tenían 10% y 30% más riesgo, respectivamente, de tener hijos con crecimiento excesivo durante la infancia en comparación con aquellas con una baja ingesta de cafeína, según el estudio.

"Este es un hallazgo importante, dado que alrededor del 75% de las mujeres beben café durante el embarazo y también debido a nuestro problema de obesidad", opinó sobre el estudio el Dr. De-Kun Li, epidemiólogo reproductivo y perinatal de la División de Investigación de Kaiser Permanente.

"Para la obesidad infantil, hay muchos factores de riesgo que ocurren durante el embarazo", agregó Li.

Lee: El café más fuerte del mundo puede quitarte más que el sueño

Además del crecimiento excesivo durante la infancia, el estudio analizó si los niños expuestos a niveles muy altos de cafeína durante el embarazo tenían más probabilidades de tener sobrepeso durante la infancia. Y descubrió que la exposición a niveles promedio, altos y muy altos de cafeína en el útero estaba vinculado con riesgos significativamente más altos de sobrepeso a los 3 años y 5 años de edad.

"Nuestros resultados muestran que la alta ingesta de cafeína de la madre durante el embarazo se relacionó con un crecimiento excesivo desde la infancia y más tarde con la obesidad infantil. Los resultados respaldan las recomendaciones actuales de limitar la ingesta de cafeína durante el embarazo a menos de 200 mg de cafeína por día, el equivalente a 2-3 tazas de café... pero también encontramos asociaciones con la ingesta de cafeína por debajo de 200 mg", dijo Papadopoulou.

nullPero a los 8 años de edad, se observó que solo aquellos niños que habían estado expuestos a niveles muy altos de cafeína tenían un mayor riesgo de tener sobrepeso. Específicamente, estos niños pesaron, en promedio, 213 gramos más a los 3 años, 320 gramos más a los 5 años y 480 gramos más a los 8 años que aquellos niños expuestos a niveles bajos de cafeína.

"Una vez que alcanzan los 10 años, todos los otros factores influyen para determinar la obesidad, particularmente la dieta y el ejercicio", dijo Li. "El comportamiento sedentario, como los videojuegos, las computadoras y la televisión, entra en juego y pueden sobrecargar el mecanismo interno debido a la ingesta de cafeína durante el embarazo".

Lee: El café alarga la vida y previene el cáncer, indica estudio

Esta no es la primera vez que el consumo de cafeína durante el embarazo o la gestación se ha asociado con resultados adversos en la salud de los niños. Un estudio de 2008 expuso que las mujeres que consumieron más de 200 miligramos de cafeína por día tenían más del doble de probabilidades de tener un aborto espontáneo que aquellas que no consumieron.

Asimismo, un estudio de 2015 informó que la exposición a la cafeína en el útero estaba asociada con un 87% más riesgo de obesidad infantil.

Sin embargo, este nuevo estudio es el primero en analizar los efectos de la cafeína en niveles tan bajos como 50 miligramos por día. También es uno de los primeros en examinar las tasas de crecimiento durante el primer año de vida, según Papadopoulou.

GALERÍA: Estas famosas obras de arte llegan a la crema del café

"Nuestros hallazgos sobre el consumo de cafeína y el rápido crecimiento en la infancia son novedosos", señaló. "El descubrimiento de que el consumo de cafeína dentro del rango de las recomendaciones estaba vinculado con un crecimiento infantil excesivo... también fue un poco sorprendente".

Con todo, el mecanismo que relaciona la exposición a la cafeína con el mayor crecimiento infantil aún no está del todo claro. Se sabe que la cafeína atraviesa la placenta y se ha asociado con una disminución del crecimiento del feto durante el embarazo, también conocida como "restricción del crecimiento intrauterino", de acuerdo con un estudio de 2001.

En opinión de Li, pudiera ser que la cafeína afecte el desarrollo del eje hipotálamo-hipofisario en el cerebro que es el encargado de regular muchas de las hormonas responsables del crecimiento y desarrollo en la infancia, derivando en un menor crecimiento en el útero y un mayor crecimiento después del nacimiento.

null"Sabemos que la cafeína afecta las funciones cerebrales del bebé... por lo que la hipótesis es muy plausible", dijo Li. "Sabemos que la cafeína afecta los neurotransmisores que afectan el cerebro, y sabemos que todo lo que sucede durante el período fetal se amplificará y podría ser duradero".

En 2010, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos informó que consumir menos de 200 miligramos de cafeína al día durante el embarazo no estaba asociado con efectos adversos para la salud y que la evidencia que relaciona el consumo diario de más de 200 miligramos de cafeína con un menor crecimiento fetal no es concluyente .

Pero no todos están de acuerdo con la postura actual de la organización.

Lee: Desecho de café, nuevo combustible para autobuses en Londres

"No me gustó esa idea", dijo Li. "Creo que la idea debería ser beber tan poca cafeína como fuera posible. Haz lo mejor que puedas, y si no puedes, no superes los 200 miligramos".

El nuevo estudio se basó en datos auto-reportados de una población racial y étnicamente homogénea, lo que constituye una de las principales limitaciones del estudio, admite Li.

Tampoco monitoreó la lactancia materna, que se sabe que afecta las tasas de crecimiento durante la infancia, según Tom Sanders, profesor de nutrición y dietética en King's College London, que no participó en el estudio.

Lee: ¿Es conveniente regular tu manera de consumir café?

Pero los resultados apoyan el argumento de que un mayor consumo de cafeína en el embarazo podría tener consecuencias negativas a largo plazo para la salud del bebé, apunta Papadopoulou.

“Nuestras conclusiones respaldan la recomendación actual, pues la ingesta de cafeína superior a 200 mg al día se asoció más sólidamente con el crecimiento infantil excesivo", dijo. "Sin embargo, nuestro estudio también se suma a la creciente evidencia que indica que evitar por completo la cafeína durante el embarazo podría ser aconsejable".

Publicidad
Publicidad