Publicidad
Publicidad

Uno de los mejores mezcales de México es también el más ecológico

Esta destilería ha reinventado la práctica de la producción: en lugar de desechar los residuos, los subproductos se convierten en ladrillos de adobe que se pueden utilizar para construir casas.

Aunque solemos preocuparnos por consumir alimentos sostenibles, orgánicos y locales, pocas veces nos detenemos a pensar en la huella de carbono del cóctel que acompaña nuestra comida.

Allí tenemos por ejemplo la bebida de moda, el mezcal. En su elaboración convencional, la cantidad de residuos líquidos por cada botella producida equivale a alrededor de 10 botellas adicionales.

Lee: El actor Luis Gerardo Méndez lanza su propia marca de mezcal

Típicamente, este subproducto se desecha en los ríos cercanos a la destilería (o palenque de mezcal), y estos cuerpos acuíferos también son a menudo fuentes de agua potable y el hogar de un ecosistema submarino.

Publicidad

Richard Betts, fundador de Sombra Mezcal, en Oaxaca, ha encontrado una solución a este problema.

Su destilería ha reinventado la práctica tradicional de la producción de mezcal: en lugar de desechar los residuos de la producción, los subproductos se convierten en ladrillos de adobe que se pueden utilizar para construir casas.

Lee: ¿Qué fue primero, el mezcal o el tequila?

Betts no solo mejoró la cadena de producción al reutilizar los desechos, Sombra ha reconfigurado casi todos los pasos de la producción de mezcal para que el proceso sea más respetuoso con el medio ambiente.

Publicidad

Para empezar, las plantas de agave se cultivan orgánicamente y luego se tuestan con madera sostenible. Tradicionalmente, el agave es triturado por un molino de mulas. Pero para evitar el uso de mano de obra animal, Betts construyó un molino de energía solar.

Así es como esta destilería sustentable en Oaxaca ayuda a construir casas
Sombra Mezcal descubrió una manera de hacer mezcal que le permite utilizar los residuos para la construcción, en vez de desecharlos en ríos.

Además, el suministro de agua se obtiene a través de un sistema de recolección de lluvia, y el jugo de agave se fermenta usando levadura local (mientras que la mayoría de las destilerías optan por una levadura comercial).

Los cambios que Betts introdujo en el proceso de producción del mezcal son un gran avance tanto en la sostenibilidad como en la producción del espirituoso.

Publicidad

Lee: El 'boom' del mezcal se enfrenta al desabasto de agave

Sombra espera servir como ejemplo en la industria de alimentos y bebidas en favor de prácticas y productos ambientalmente sostenibles, todo sin sacrificar el sabor.

El clima cálido y seco de Oaxaca proporciona el ambiente perfecto para la creación de ladrillos de adobe utilizando el subproducto de la producción de mezcal.

Lee: El club del mezcal deja de ser de pocos y pequeños

Publicidad

Estando Oaxaca al sur de México, la región se encuentra entre algunas de las placas tectónicas más activas del mundo. Muchas familias que viven en estas áreas rurales pierden sus hogares debido a los terremotos, lo que hizo que Betts pensara en cómo podía hacer realmente una diferencia en la comunidad. Como muchos de los que pierden sus viviendas carecen de recursos para reconstruir, Betts decidió donar los adobes de Sombra a esta causa.

La primera casa construida completamente con ladrillos de adobe de la destilería Sombra ya ha sido concluida y una familia oaxaqueña la llama, felizmente, hogar.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad