Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los secretos ancestrales de los maestros del bonsái

Estas plantas frágiles deben revisarse todos los días en busca de signos de plagas o enfermedades.
sáb 22 diciembre 2018 07:03 AM
bonsai
Basado en el arte antiguo del penjing, de China, unos estudiantes de budismo zen lo introdujeron en Japón en el siglo VI.

(CNN) – "Siempre estoy cuidando mis bonsáis, para mí es tan necesario como comer todos los días", cuenta Kunio Kobayashi , galardonado sensei de bonsái. Los bonsái son una cruza entre la horticultura y el arte; aunque son pequeños, tienen un impacto inmenso en los maestros que los cuidan.

Lee: Un jardín hecho de 'colonias espaciales' miniatura

Basado en el arte antiguo del penjing, de China, unos estudiantes de budismo zen introdujeron el bonsái en Japón en el siglo VI, cuando regresaron de sus viajes al extranjero. La palabra "bonsái" significa, literalmente, "plantado en un recipiente", y en su nivel más elemental, este arte consiste simplemente en cultivar un árbol silvestre en un recipiente pequeño.

B_1
Sargent Juniper, en cultivo desde 1905: Voss hizo casi 80 viajes al Arboreto Nacional de Estados Unidos a lo largo de dos años; el proyecto evolucionó en un libro artístico titulado In Training, que se refiere al arte de cultivar un bonsái.

Mantenimiento y cuidados

Publicidad

Años de modelar, poner alambre, regar, cambiar macetas y podar separan a los aficionados de los maestros del bonsái. Estas plantas frágiles deben revisarse todos los días en busca de signos de plagas o enfermedades. Kobayashi, quien ha dedicado casi tres décadas al bonsái, dice que poner mucha atención le ha servido para mantener vivo y sano un enebro de aproximadamente mil años de antigüedad que compró en una subasta.

Lee: Un edificio 'retorcido' lucha por el medio ambiente

"Sin importar cuánto amor y pasión tengas, no puedes cuidar un bonsái si no sabes lo básico", dijo Kobayashi, quien cuida de su árbol antiguo en el Museo del Bonsái de Shunkaen , en Tokio, Japón. "Toma entre 6 y diez 10 años aprender lo básico, repitiéndolo una y otra vez".

B_2
Manzano silvestre de Toringo, en cultivo desde 1905: "No quería nada superfluo en estas imágenes. Quise quitar todo hasta llegar a la esencia del árbol, la hermosa curva abstraída en esta forma texturizada e interesante", explicó Voss.

Al otro lado del mundo, en el Arboreto Nacional de Estados Unidos , en Washington, D. C., el curador de bonsái del museo, Jack Sustic, cuida un pino blanco de Yamaki, de 400 años, que sobrevivió a la bomba nuclear de Hiroshima.
"Es un arte de mucha humildad", explica Sustic. "Cuando trabajas en un bonsái, trabajas a su ritmo, no al nuestro. Tengo que programar mis actividades con base en la época del año, en cuándo es mejor hacer ciertas cosas en ciertos árboles.

"La gente suele decir que los bonsái son como hijos, y en realidad lo son", prosiguió. "Los cuidas, te preocupas por ellos, te interesas en ellos. Si se ven sanos y hermosos, te enorgulleces y quieres presumirlos".

Lee: ¿Unos árboles ‘come carbono’ revertirán el cambio climático?

A continuación, Kobayashi y Sustic hablan de cómo cuidan de algunos de los bonsái más antiguos del mundo.

Un toque natural

"Quiero expresar la belleza interna del árbol, así que miro cómo se mueven el tronco y las ramas", explicó Kobayashi. "El objetivo es que el árbol luzca natural, como si nunca lo hubieran tocado. La silueta debería asemejarse a la de un árbol silvestre, con las proporciones adecuadas".

B_3
Enebro californiano, en cultivo desde 1985: Voss dice que este enebro californiano es un ejemplo del enfoque singularmente estadounidense al cultivo del bonsái; tiene una apariencia salvaje pero refinada, hermosa y cruda a la vez.

El bonsái debe estar al aire libre

"Creo que el mayor error que la gente comete cuando consigue un bonsái es tenerlo adentro", dijo Sustic. "Existen bonsáis para interiores, pero la mayoría de las especies tienen que vivir afuera. Pueden estar adentro unos tres o cinco días, pero tienen que pasar la mayor parte de su vida afuera. Si no, mueren lentamente".

B_4
Mirto crepe, en cultivo desde 1985: Uno de los árboles más pequeños y delicados del Arboreto Nacional de Estados Unidos es este mirto crepe, que representa una "apreciación de la belleza sencilla y franca del bonsái, sin artificios ni pretensiones", explicó Voss.

Podar perfectamente

"Cuando empiezas, el bonsái suele parecerse a un árbol de Navidad de Charlie Brown, pero es como el patito feo, que se transforma en un cisne hermoso", explicó Sustic.

Lee: 8 formas en que arquitectos combaten el cambio climático

"Puedes crear un bonsái muy rápido con las herramientas adecuadas. Las mejores herramientas que puedes tener son unas tijeras cóncavas. Si quitas una rama, estas tijeras crean un corte cóncavo en el tronco. Así, una vez que sane, nunca notarás que ahí había una rama. Si la cortaras con tijeras normales, se haría un bulto, algo llamado callo", advirtió Sustic. "Es como cuando tienes una herida y se hace una costra".

B_6
Arce rojo de Drummond, en cultivo desde 1974: "Las hojas del arce rojo de Drummond estaban empezando a brotar cuando lo fotografíe", cuenta Voss.

El alambre es importante

"Para el artista del bonsái, el alambre es como el pincel para los pintores", dijo Sustic. "Usamos alambre para acomodar la rama como queremos que crezca. Dependiendo de la especie, el alambre se deja un mes o más de un año. Lo importante es revisar los árboles. No queremos que las ramas empiecen a crecer y que el alambre les deje marcas".

B_7
Pino negro japonés, fecha de cultivo desconocida: Este pino negro japonés adorna la portada de In Training; casualmente emula la forma de Japón.

Raíces nuevas

"Para mantener vivo el árbol, tenemos que cambiar la maceta cada dos años, dependiendo de la especie", explicó Sustic. "Cuando lo hacemos, cortamos cierto porcentaje de la raíz. Con eso, el árbol genera raíces nuevas. Así se mantiene contento, sano y vigoroso. Así sigue creciendo".

B_8

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad