Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

¿La Mona Lisa sigue con la mirada a sus espectadores? Esto revela un análisis

Uno de los mitos más grandes que rodean la pintura de Leonardo da Vinci fue estudiado por un grupo de investigadores.
Mona Lisa
Mona Lisa. La pintura inspiró el nombre de un fenómeno científico debido al efecto de la mirada.

EMILY DIXON

La Mona Lisa es famosa por dos cosas: su sonrisa enigmática y su mirada fija, que se cree que sigue a sus espectadores por la habitación.

De hecho, la pintura de renombre mundial de Leonardo da Vinci, también conocida como La Gioconda, inspiró el nombre de un fenómeno científico: el efecto Mona Lisa o la percepción de que el sujeto de una imagen siempre está mirando directamente al espectador, sin importar dónde esté parado.

Pero según una investigación realizada por científicos de la Universidad Bielefeld de Alemania, publicada en la revista i-Perception, hay una pintura que definitivamente no demuestra el efecto de Mona Lisa: la misma Mona Lisa.

De hecho, dicen los investigadores, el sujeto de la pintura está en realidad mirando a unos 15 grados a tu derecha, la derecha del espectador: tal vez a tu oreja derecha o por encima del hombro.

Lee: Los $ecretos detrás de las $ubastas de arte

Publicidad

Gernot Horstmann, profesor asociado del Centro de Excelencia en Tecnología de la Intervención Cognitiva (CITEC) de la Universidad de Bielefeld, y Sebastian Loth, asistente de investigación, pidieron a 24 participantes que evaluaran la mirada de la Mona Lisa.

En lugar de simplemente preguntar a cada participante si sentían que la Mona Lisa los estaba mirando, una respuesta binaria que probablemente estaría influenciada por las creencias existentes, desplegaron la pintura en una pantalla de computadora y les pidieron que midieran la dirección de la mirada en una regla de carpintero de dos metros colocada horizontalmente entre ellos y la pantalla.

La distancia entre los participantes y la pantalla de la computadora permaneció igual, a 66 centímetros, pero la regla se movió más cerca y más lejos de la pantalla durante toda la prueba.

Los investigadores también modificaron el tamaño y el área visible de la Mona Lisa para determinar si la percepción de su mirada estaba influenciada por elementos particulares de su rostro.

Se les pidió a los participantes que respondieran a la pintura en varios grados de zoom, entre 30% y 70%, y vieron cortes que solo incluían sus ojos y nariz, así como otros que mostraban toda su cabeza.

Para evitar que los participantes tomen la misma medida en la regla cada vez, Horstmann y Loth también les mostraron la Mona Lisa movida 3.4 centímetros hacia la izquierda y hacia la derecha.

Publicidad

Las investigaciones anteriores citadas en el estudio indican el alcance del efecto Mona Lisa: el sujeto de una imagen parecerá estar mirando a su espectador si su mirada está dentro de los 5 grados a la izquierda o la derecha.

Sin embargo, los participantes del estudio midieron la mirada de la "Mona Lisa" en un ángulo promedio de 15.4 grados a la derecha; en resumen, la Mona Lisa definitivamente no está mirando a su público.

Este artista decora las playas británicas con solo arena y mucha imaginación

"No hay dudas sobre la existencia del efecto Mona Lisa", concluyó Horstmann y Loth. "Simplemente no ocurre con la propia Mona Lisa".

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad