Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un T-rex fue vecino de tiburones hace 67 millones de años

El dinosaurio Sue murió hace 67 millones de años, y según científicos, cayó en un río de Dakota del Sur repleto de pequeños tiburones.
Visitors look at a 67 million year-old skeleton of a Tyrannosaurus Rex dinosaur, named Trix, during the first day of the exhibition "A T-Rex in Paris" at the  French National Museum of Natural History in Paris
T-rex El enorme dinosaurio carnívoro, similar al de esta imagen. no murió en un ataque de tiburón, pero cayó en un río de Dakota del Sur repleto de pequeños tiburones.

WASHINGTON - Un grupo de científicos que realizaron un minucioso examen de las dos toneladas de roca que quedaron después de que los huesos fosilizados del célebre Tyrannosaurus rex bautizado como Sue fueran recuperados en la década de 1990 se encontraron con una sorpresa: dientes de tiburón.

El enorme dinosaurio carnívoro no murió en un ataque de tiburón, pero científicos dijeron este lunes que, cuando Sue -de 12.3 metros de largo- murió hace unos 67 millones de años, cayó en un río de Dakota del Sur repleto de pequeños tiburones que se desarrollaron en un ambiente de agua dulce.

Lee: El dinosaurio depredador de gran tamaño y antiguo procede de los Alpes italianos

El esqueleto de Sue, el T-Rex más grande, completo y mejor conservado jamás descubierto, se exhibe en el Field Museum de Chicago, que por años mantuvo la roca que lo envolvió en un almacén subterráneo. Esa roca ahora ha sacado a la luz fósiles de otras criaturas que eran vecinas de Sue, incluida una especie de tiburón llamada Galagadon nordquistae.

Los Galagadon, emparentados con los tiburones alfombra, medían entre 30 y 60 centímetros y tenían dientes del tamaño de un grano de arena. Los dientes de tiranosaurio medían hasta 30 centímetros de largo.

Si los Galagadon alguna vez interactuaron con Sue, puede haber sido cuando el sediento T-Rex llegó al río a tomar agua.

Publicidad

Recomendamos: Este 'unicornio' habitó la Tierra hace 39,000 años con los neandertales

"No me sorprendería en absoluto si un individuo de T-rex asustara un poco a los Galagadon cuando bajaba la cabeza para beber", dijo el paleontólogo de la Universidad Estatal de Carolina del Norte Terry Bucky Gates, autor principal de la investigación publicada en el Journal of Paleontology.

"Sus dientes tienen una forma inusual con tres puntos desiguales. Algunos dientes tienen un extraño parecido con la nave espacial en el juego de arcade de los años 80 Galaga, que inspiró el nombre del género", sostuvo por su parte el coautor, Pete Makovicky, paleontólogo y curador de dinosaurios del Field Museum.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad