Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Netflix es aceptado en Hollywood, aunque no por todos todavía

La aceptación de la compañía de streaming va en aumento y la cinta 'Roma' la impulsó aún más.

NUEVA YORK - Netflix recibió una verdadera muestra de legitimidad en Hollywood con Roma, nominada al Oscar a Mejor película, pero la plataforma todavía está lejos de ser aceptada unánimemente por un sector que sigue defendiendo la industria tradicional.

La compañía logró un récord de nominaciones al Oscar y el martes se convirtió oficialmente en miembro de la poderosa asociación estadounidense del cine (MPAA), una importante señal de su aceptación.

Cuando el martes se anunciaron las nominaciones a los Oscar, las cadenas de cine AMC y Regal, que son, con diferencia, las principales del mercado, hicieron saber que no difundirán Roma en el marco de su tradicional programa especial sobre los premios.

AMC explicó que, al no haber podido difundir el filme cuando salió porque Netflix no le acordó los derechos, había decidido no hacerlo tampoco ahora.

Lee: Roma, de Alfonso Cuarón, se convierte en libro

La película de Alfonso Cuarón ha sido proyectada en 900 salas de cine en el mundo, más que ningún otro filme producido por Netflix, aunque el grupo aún no ha comunicado los ingresos de taquilla.

Publicidad

Y la compañía ha hecho mucho más que asegurar a Roma un estreno en sala para plegarse a las exigencias de la industria, y ha lanzado una agresiva campaña de marketing a golpe de eventos, carteles e incluso anuncios en las cadenas tradicionales, según el sitio Fast Company.

Hace tiempo que la plataforma no pone límites a su producción de series y cada día que pasa consolida más su posicionamiento al trabajar de la mano con Cuarón, Scorsese, Soderbergh o los hermanos Coen.

Recomendamos: Así reaccionó Yalitza Aparicio a su nominación al Oscar

El voto para 'Roma' es un voto para Netflix

La plataforma solo esperó tres semanas de su estreno para subir la película al servicio de streaming, mucho menos de los 90 días que las salas estadounidenses imponen a los estudios.

"Un voto para 'Roma' es un voto para Netflix (...) En otras palabra, un voto para una empresa cuyo modelo de streaming está destruyendo la industria tradicional del cine", dijo Aswath Damodaran, profesor de finanzas en la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York.

"Ellos no quieren estar en la industria del cine, sino en la industria de la suscripción", agregó

A excepción de Disney, que cuenta con algunas cartas maestras como Pixar, Star Wars o Marvel, "el resto de la industria del cine está siendo destruido", indica. "Netflix está incrementando el precio de la producción, del contenido y sacando a otros del negocio".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad