Estos son los errores que cometes en Linkedin, según los reclutadores

Dejar el perfil incompleto, utilizar la foto incorrecta y omitir logros es lo que impide a los candidatos encontrar nuevas oportunidades laborales.
Fuente de empleo.  Ocho de cada 10 empresas a nivel mundial utilizan la red social para encontrar candidatos potenciales.  (Foto: iStock)
Zyanya López /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Con 10 millones de usuarios activos en México y más de 300 empresas reclutando en el país, Linkedin se convirtió en la red social más adecuada para conseguir empleo: es la primera fuente de búsqueda de candidatos para ocho de cada 10 compañías alrededor del mundo.

Una de ellas es Llorente y Cuenca, consultora de comunicación que publica 100% de sus vacantes en esta plataforma. Para Juan Arteaga, codirector general de la empresa en México, “Linkedin es la red clave para atraer talento, ya que nos permite identificar y analizar los perfiles profesionales”. Menciona que esta fuente de reclutamiento les ha permitido atraer gente con experiencia en el sector y que se compagina con la cultura organizacional.

“Creamos y publicamos contenido para construir la marca, promocionamos nuestros productos y generamos conversación con el resto de los profesionales. De esta manera nos aseguramos que las personas interesadas en las vacantes aporten algo de valor a la compañía”, expone el codirector de Llorente y Cuenca.

Lee más: Con Linkedin consiguen trabajo incluso sin buscar

Pero la búsqueda no siempre es tan sencilla. Gloria Amador Tardiff, coordinadora de Prácticas Profesionales en la Dirección de Empleabilidad de la Universidad Iberoamericana, organización que también recluta a través de la red social, dice que los candidatos no saben llenar un perfil virtual, lo que dificulta el acercamiento con reclutadores.

Con esto coincide Fernanda Brunzisian, gerente senior de Comunicación Corporativa de Linkedin: “El gran error del profesional es dejar incompleto su perfil. Llenar todos los campos de manera objetiva y con palabras conocidas en el sector al que pertenecen eleva las posibilidades de ser contratado”, refiere.

Cifras compartidas por la red social revelan que agregar el puesto actual incrementa ocho veces las visitas del perfil, colocar el nivel educativo aumenta hasta 17 veces los contactos por parte de las empresas reclutadoras y poner la ubicación hace hasta 23 veces más probable localizable a un candidato.

Lee más: Tres millones de mexicanos consiguen empleo vía Linkedin

Lo que no debes hacer

Otra de las fallas que cometen los candidatos es no contar con una estrategia de comunicación. Postear la experiencia, colocar intereses y logros no es suficiente para encontrar oportunidades laborales. “Las empresas te van a contratar porque eres el mejor candidato, pero se los tienes que demostrar. La clave está en compartir contenido especializado e interactuar con los actores relevantes del sector”, aconseja Gloria Amador.

Para Juan Arteaga lo importante es la reputación online. Debido a que es una red profesional, en Linkedin no se debe compartir información fuera del ámbito laboral, ya que puede ser un motivo para que el reclutador descarte a un candidato.

Lo mismo sucede con la foto del perfil: “Si bien es la imagen que le das al mundo profesional y que eleva nueve veces tus solicitudes de conexión, no necesariamente tiene que ser con traje y corbata, todo depende del área en la que te desarrollas”, explica Brunzisian. Agrega que el candidato debe mostrar la forma en la que labora día a día, por ejemplo, si el ambiente es relajado y el código de vestimenta acepta jeans y camisetas, tal vez no sea necesario llevar traje en la imagen.

Lee más: Elabora un CV que ayude a incrementar tu sueldo

Los reclutadores recomiendan

“No estar en Linkedin ya no es una opción”, indica el codirector de Llorente y Cuenca. Por más contactos que se tengan en el mundo profesional, hoy día es imprescindible contar con un perfil virtual que expanda las posibilidades de empleabilidad de un trabajador. “No hay mejor lugar para hacer networking que las redes sociales”, asegura.

Finalmente, la coordinadora de la Universidad Iberoamericana aconseja no ver el perfil virtual como un sustituto del CV físico, puesto que llegar a una entrevista de trabajo con más de una página impresa sólo reduce las posibilidades de contratación. “No olvidemos que los reclutadores no invierten más de seis segundos en revisar la hoja de datos del trabajador”.

Los secretos de LinkedIn
Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×