Cifras de crecimiento de China e India carecen de credibilidad para economistas

Los últimos números de estas economías indican una expansión de 6.7 del PIB chino y de 7.9% del PIB indio, pero los escépticos tienen sus propias métricas.
Los economistas desconfían de la independencia de la agencia china de estadísticas .
Dudas  Los economistas desconfían de la independencia de la agencia china de estadísticas .  (Foto: Reuters)
Por: CHARLES RILEY
NUEVA DELHI (CNNMoney) -

En un mundo de crecimiento en desaceleración y aumento de la incertidumbre, es tentador consolarse con el pensamiento de que las gigantes economías emergentes de Asia siguen expandiéndose a un ritmo saludable.

Considera las más recientes cifras del PIB de China e India: Pekín dice que su economía creció un respetable 6.7% en los primeros tres meses de 2016, mientras que Nueva Delhi registró una notable expansión del 7.9% en el mismo periodo.

Sin embargo, no te pongas demasiado cómodo: ambos países han sido afectados por las persistentes dudas sobre la calidad de sus datos, conduciendo a decenas de economistas de renombre a rechazar las medidas oficiales y recurrir a indicadores alternativos en su lugar.

¿Por qué es tan importante? En conjunto, estos países representan el 16% del PIB mundial, o unos 13 billones de dólares. Son baluartes contra lo que el Banco Mundial describió el miércoles como el crecimiento global “insípido” de 2.4% en su último pronóstico.

Para India, las nubes de tormenta comenzaron a arremolinarse en enero de 2015, cuando la oficina de estadística del país cambió la forma en que calcula el tamaño de la economía. De la noche a la mañana, el ritmo de crecimiento pasó de mediocre a asombroso.

Las autoridades han defendido el cambio, con el argumento de que el nuevo método es mucho más riguroso, e incorpora datos cruciales provenientes del sector empresarial que solo están disponibles recientemente.

Sin embargo, críticos de la agencia de estadísticas no se han dejado influir. Dicen que las nuevas cifras del PIB carecen de credibilidad porque divergen muy dramáticamente respecto de indicadores como la producción industrial, el gasto de inversión y las exportaciones.

Cuando el gobierno reportó un crecimiento al rojo vivo la semana pasada, un crítico persistente, Shilan Shah de Capital Economics, dijo claramente que el número era sospechoso: “Hay cierta evidencia de que la economía de India se ha acelerado recientemente, pero los datos extraordinariamente fuertes del PIB de hoy son difíciles de creer”.

El día siguiente, T.C.A. Anant, el estadístico en jefe de India, se reunió con la prensa para defender el trabajo de sus expertos en estadísticas, al tiempo que reconoció que no es perfecto.

“La pregunta es, si prefieres caminar con los ojos cerrados o con un par de lentes que están muy sucios”, preguntó. “La respuesta a menudo es que usarías los lentes que están sucios”.

Los estadísticos del gobierno de India ganan puntos por conversar abiertamente con sus críticos. Pekín, por su parte, se ha mantenido en gran medida en silencio frente de los persistentes cuestionamientos.

Algunos economistas argumentan que los datos de China son demasiado parejos, y casi nunca se desvían de los objetivos del Partido Comunista. También hay preocupación por la falta de independencia de la agencia de estadísticas del país.

Los escépticos a menudo recurren a métricas sustitutas para medir la salud de la economía china. Observan la producción de electricidad, los envíos de carga y los volúmenes de carga en los puertos. Estos indicadores sugieren que la economía está creciendo entre 4% y 5%.

Eso es lo justo; incluso el primer ministro Li Keqiang ha descrito los datos económicos oficiales como “poco fiables”.

Cuando Li era un funcionario de provincia en 2007, dijo al embajador de Estados Unidos que las estadísticas oficiales del PIB eran “hechas por el hombre” y que debían ser utilizadas “solamente como referencia”.

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×