Las tasas de los bonos de EU se hunden tras el 'brexit'

Su rendimiento se acerca a niveles de 2012 tras la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.
La reciente caída en las tasas significa que los inversores han estado comprando muchos bonos del Tesoro de Estados Unidos.
Depresión  La reciente caída en las tasas significa que los inversores han estado comprando muchos bonos del Tesoro de Estados Unidos.  (Foto: iStock)
Por: PAUL R. LA MONICA
NUEVA YORK (CNNMoney) -

¿Los rendimientos de los bonos estadounidenses caerán a un nuevo mínimo histórico como una secuela del brexit? Parece que así será.

El rendimiento del bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, una tasa de referencia para muchos préstamos de consumo y corporativos, se encuentra actualmente en 1.45%.

No está muy lejos del mínimo histórico del 1.38% que en julio de 2012, cuando los inversores temían que España necesitaría un rescate en toda regla.

Varios economistas han dicho recientemente que no les sorprendería si el bono a 10 años se hunde hasta 1%; sobre todo debido a que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen ahora está insinuando que la Fed podría no tener ninguna prisa en elevar las tasas de interés nuevamente en el corto plazo.

Pero primero, un recordatorio de las lecciones básicas de renta fija: el rendimiento de los bonos y los precios se mueven en direcciones opuestas. Así que, la reciente caída en las tasas significa que los inversores han estado comprando muchos bonos del Tesoro de Estados Unidos últimamente.

Eso no es necesariamente la mejor de las noticias para los mercados; incluso si es buena para los prestatarios. (Si hay algo rescatable del brexit, es que tal vez tendrás tiempo de refinanciar tu hipoteca si aún no lo has hecho, suponiendo que puedas encontrar un banco dispuesto a aprobarla).

El fuerte apetito por los bonos estadounidenses es una clara señal del gran nerviosismo entre los inversores.

A pesar de que el Fear and Greed Index de CNNMoney, que observa siete medidas de confianza del mercado, actualmente está en territorio neutral, el indicador de Safe Haven Demand (es decir, las personas que acuden a los bonos) están mostrando niveles de miedo extremo.

Claramente, la deuda del Tío Sam todavía parece atractiva para otros compradores a pesar de la baja tasa de rendimiento esperada; y también a pesar de que China y algunos otros tenedores extranjeros de bonos del Tesoro han abandonado los bonos del gobierno estadounidense en los últimos meses.

Y eso tiene sentido. A pesar de que una tasa de alrededor del 1.5% obviamente no es nada del otro mundo, es más alta que los rendimientos de casi el resto de las otras grandes economías.

Francia y los Países Bajos tienen rendimientos de bonos apenas por encima de cero, mientras que las tasas de los bonos a 10 años de Japón, Suiza y Alemania están en territorio negativo.

Entonces, ¿qué significa todo esto?

Los inversores tienen un mayor apetito por los aburridos bonos que por las riesgosas acciones. Y podrían seguir durante el futuro previsible. No hay ninguna razón para dejar los bonos por el momento.

“Podría ser demasiado temprano para salir a cazar gangas”, escribió el director de estrategia de mercado, David Joy, después de la votación brexit. “Una postura defensiva probable sigue siendo el mejor curso de acción hasta que tengamos más claridad sobre el camino a seguir, y eso llevará algún tiempo”.

Los analistas de LPL Financial piensan que los inversores seguirán recurriendo a los bonos también. En una reciente entrada de blog, escribieron que los bonos del Tesoro de Estados Unidos, aunque no son baratos, “siguen teniendo una valoración más atractiva en comparación con sus contrapartes extranjeros en Alemania y Japón”.

Los analistas de la LPL añadieron que todavía hay un debate sobre cuál es el valor razonable en este nuevo mundo para los mercados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Las valoraciones actuales de los bonos son caras, pero los bonos del Tesoro siguen siendo una de las mejores casas en un mal vecindario”, escribieron.

En otras palabras, los inversores podrían taparse la nariz y seguir comprando bonos estadounidenses solo porque no hay muchos lugares mejores donde colocar su efectivo.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×