¿Debe el gobierno de Estados Unidos gastar más?

La presidenta de la Fed y los candidatos presidenciales han sugerido aumentar el gasto público como un modo de impulsar el crecimiento en Estados Unidos.
Más, más, más...  La Reserva Federal, a cargo de Yellen, trabajan en impulsar la contratación para ayudar a crear empleos en Estados Unidos.  (Foto: Especial)
Por: HEATHER LONG
NUEVA YORK (CNNMoney) -

El próximo presidente de Estados Unidos debe estar dispuesto a trabajar con el Congreso para gastar más dinero.

Ese es el mensaje de inversores y economistas, entre ellos Janet Yellen. La pregunta es cuánto efectivo lanzar, y cuándo.

Casi todos concuerdan en que si se desata una crisis, el gasto público debe ser parte de los esfuerzos de rescate.

“La política fiscal tradicionalmente ha desempeñado un papel importante en la respuesta de las desaceleraciones económicas severas”, dijo la presidenta de la Reserva Federal Yellen en un discurso el viernes.

Lee: Las frases que marcaron el discurso de la presidenta de la Fed, Janet Yellen

Uno de los colegas de Yellen en la Fed fue incluso más contundente.

“La política fiscal debe ser nuestro equivalente de respuesta de emergencia ante las recesiones”, dijo este mes John Williams, presidente de la Fed de San Francisco. Incluso se está hablando de que Estados Unidos debería promulgar “estabilizadores automáticos” que entren en vigor cada vez que la economía se hunda por debajo de un cierto nivel.

El banco central de Estados Unidos ha estado haciendo la mayor parte del trabajo para tratar de impulsar la contratación y el crecimiento económico en los últimos años, pero la Fed sostiene que hay límites a lo que puede hacer.

Clinton y Trump proponen estímulo

Muchos inversores dicen lo mismo. De hecho, muchos en el mundo empresarial quieren que el Congreso (y los gobiernos extranjeros) abran la válvula de dinero pronto.

Larry Summers, secretario del Tesoro de Estados Unidos durante el gobierno de Bill Clinton, ha estado pidiendo más gasto público durante meses. Cree que es la mejor solución para sacar a la economía de lo que llama un “estancamiento permanente”.

Y no está solo. Un récord de 48% de los inversores piensan la política fiscal global es actualmente demasiado restrictiva, de acuerdo con la encuesta reciente Global Fund Manager Survey de BofA Merrill Lynch. Ellos quieren que Europa, especialmente, gaste más después de la impactante votación del brexit.

Lee: Hillary Clinton promete apoyos a los emprendedores

Incluso en Estados Unidos, donde la economía se está desempeñando bastante bien, el 43% de los expertos encuestados este mes por la National Association of Business Economics cree que el gasto del gobierno es “demasiado restrictivo”. Eso es un alza desde solo el 29% que pensaba así hace un año.

Hillary Clinton y Donald Trump han escuchado el mensaje. Ambos proponen un alza en el gasto público, en especial en infraestructura. Clinton quiere inyectar 275,000 millones de dólares en su primer periodo en la mejora de carreteras y puentes en Estados Unidos. Trump promete el doble de eso si es elegido.

¿Necesita Estados Unidos mucho más estímulo?

Inflar el gasto en infraestructura puede ayudar a crear empleos y reforzar la actividad de negocios en el corto plazo.

“Carreteras, puentes, alcantarillas, agua. Lo que sea, nos estamos rezagando”, dice David Kotok, presidente de la firma de inversiones Cumberland Advisors. “Estados Unidos necesita algún punto entre 3 billones de dólares y 4 billones de dólares de gasto en infraestructura”.

Si el Congreso y el próximo presidente aprueban un gran proyecto de ley en infraestructura (Clinton quiere hacerlo en sus primeros 100 días), eso debería ayudar a la economía y a los mercados en 2017 y 2018.

El debate es si Estados Unidos necesita aun más estímulo por parte del gobierno federal. Podría darse en la forma de recortes de impuestos (como propone Trump) o más gasto (como propone Clinton).

Estados Unidos está en una recuperación de crecimiento lento. La economía ha estado expandiéndose alrededor de 2% al año, muy por debajo del promedio histórico de más de 3%. En lo que va de este año, el crecimiento de Estados Unidos ha estado por debajo del 1%, según los últimos datos dados a conocer el viernes.

Estados Unidos 'no está en una recesión'

La Fed cree que un rebote se producirá en la segunda mitad del año. De hecho, el viernes Yellen dijo que cree que la economía se ha “fortalecido” y que puede estar lista para otra alza de la tasa de interés, el mayor signo de confianza por parte de la Fed.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El estímulo es lo que puedes necesitar durante una recesión. No estamos en una recesión. La economía no necesita estímulo per se por parte del gobierno federal”, dice el economista en jefe de TIAA-CREF Tim Hopper.

Con el crecimiento de la deuda estadounidense, la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos parece reacia a gastar mucho más. Aún está por verse si eso cambia después de noviembre... o después de la próxima crisis.

Ahora ve
El gobierno de Trump anuncia el fin del permiso temporal TPS para haitianos
No te pierdas
×