La economía de la inmigración en Estados Unidos: Lo que necesitas saber

El candidato republicano dará un esperado discurso acerca de sus políticas inmigratorias y los expertos analizan sus posibles repercusiones económicas.
Si Trump se apega a su propuesta original, podría dañar la economía, han señalado muchos.
Advertencia  Si Trump se apega a su propuesta original, podría dañar la economía, han señalado muchos.  (Foto: CNN)
Por: PATRICK GILLESPIE
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Donald Trump finalmente dio su largamente esperado “gran” discurso de inmigración este miércoles.

El asunto es la piedra angular de la candidatura de Trump y tiene enormes ramificaciones para millones de inmigrantes y para la economía de Estados Unidos.

Trump ha dicho que si se convierte en presidente, deportará a los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos en un plazo de dos años. Sin embargo, en las últimas semanas, Trump y sus asesores han sido vagos sobre exactamente cuántos y qué tipo de inmigrantes serían deportados.

Lee: ¿De qué van a dialogar Peña Y Trump?

“Estoy —probablemente como todos los demás— confundido acerca de cuál es exactamente la postura de inmigración de Trump en este momento”, dice Ben Gitis, director de política del mercado laboral del American Action Forum, un grupo de investigación derechista de Washington.

Si Trump se apega a su propuesta original, podría dañar la economía, han advertido muchos.

De acuerdo con Gitis y con su colega Jacqueline Varas, la fuerza laboral se reducía, la economía perdería 1 billón de dólares y el gasto federal en deportaciones se dispararía.

“Si tuviéramos que eliminar a todos los indocumentados, sería una enorme presión sobre nuestra economía”, dice Gitis.

La inmigración es clave para el crecimiento económico, según algunos expertos. Es el principal factor de un análisis de Moody's de cuántos empleos se crearán bajo un gobierno de Hillary Clinton o de Trump.

Lee: Trump Jr. afirma que la postura inmigratoria de su padre no ha cambiado

Estas son algunas de las preguntas y respuestas clave sobre el gran discurso de Trump que se volvió el centro de los reflectores.

1. ¿Los trabajadores indocumentados toman trabajos que los ciudadanos estadounidenses podrían tener?

La respuesta corta es: Sí, los trabajadores indocumentados quitan empleos a ciudadanos estadounidenses.

En 2014, el jefe de la Comisión de Derechos Civiles de Estados Unidos, Peter Kirsanow, escribió una carta al presidente Barack Obama, en la que argumentó que los trabajadores indocumentados perjudican las oportunidades de empleo y los salarios de los trabajadores poco cualificados, muchos de los cuales son de raza afroestadounidense. Los expertos concuerdan.

“Los trabajadores indocumentados predominantemente son poco cualificados, lo que significa que los trabajadores poco cualificados en Estados Unidos, incluyendo muchas minorías, están peor porque sus ingresos se han reducido”, dice George Borjas, profesor de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Harvard.

Lee: Donald Trump descarta cambios en su plan migratorio

Pero eso no quiere decir que si todos los inmigrantes indocumentados fueran deportados, sus trabajos serían fácilmente ocupados por ciudadanos estadounidenses. Si todos esos trabajadores fueran deportados y todos sus empleos fuera ocupados por trabajadores estadounidenses, aún así habría 4 millones de empleos sin cubrir, según un análisis del American Action Forum.

Gitis y Varas estiman que las industrias de la agricultura, la construcción y el ocio serían las más afectadas.

2. ¿Los trabajadores indocumentados utilizan los servicios del gobierno pero no pagan impuestos?

Es un argumento común que los inmigrantes indocumentados no pagan impuestos pero se benefician de la utilización de recursos públicos como escuelas y hospitales públicos. Los expertos dicen que las escuelas para los hijos de inmigrantes son el mayor lastre que aportan a las bases impositivas.

Sin embargo, la evidencia cuestiona ese estigma, a mostrar que los trabajadores indocumentados sí pagan impuestos. El Institute on Taxation and Economic Policy encontró que los inmigrantes indocumentados pagan casi 12,000 millones de dólares al año en impuestos estatales y locales. California por si solo obtiene más de 3,000 millones de dólares en ingresos fiscales de sus aproximadamente 3 millones de inmigrantes indocumentados.

A pesar de pagar algunos impuestos, aproximadamente la mitad de los inmigrantes indocumentados no solicitan devoluciones de impuestos y la gran mayoría no recibe Seguridad Social aun cuando son elegibles, según el Migration Policy Institute.

Aún así, es difícil saber exactamente cuántos inmigrantes indocumentados pagan impuestos a nivel estatal o federal y cuántos cobran su paga en efectivo.

Lee: Hillary Clinton critica la campaña racista de Donald Trump

En general, los trabajadores indocumentados contribuyen más a los impuestos estatales y locales que lo que reciben a cambio, dice Kent Smetters, el profesor de Economía de la Universidad de Pennsylvania económica que creó el Modelo de Presupuesto Penn Wharton. Pero enfatiza que las contribuciones fiscales de los inmigrantes varían mucho de una ciudad a otra.

3. ¿Qué hará Trump para evitar que los trabajadores indocumentados tomen los empleos de los estadounidenses?

Una de las formas en que Trump dice que puede obligar a los empleadores a no contratar trabajadores indocumentados es mediante el uso de un sistema de verificación electrónica conocido como E-Verify, que permite a los empleadores comprobar el estatus inmigratorio de un posible empleado antes de contratarlo.

Borjas de Harvard cree que E-Verify, si es reforzado con sanciones para aquellos que rompan las reglas, podría ser exitoso para evitar que los inmigrantes indocumentados tomen empleos que los ciudadanos estadounidenses pueden solicitar.

Sin embargo, E-Verify ha tenido dificultades para lograr su aceptación. En Arizona, donde es obligatorio que todos los empleadores utilicen E-Verify, CNNMoney ha hablado en el pasado con propietarios de negocios que no lo usaban porque era un obstáculo adicional para el proceso de contratación y los propietarios de negocios encuentran la tecnología difícil de usar.

“E-Verify es un muy antiguo mecanismo de política... con muchos defectos conocidos, de los cuales, el no menos importante es que la mayoría de los empleadores no quiere participar”, dice Raul Hinojosa-Ojeda, profesor de la UCLA, que ha estudiado el impacto económico de la reforma migratoria.

4. ¿Qué significarían las políticas de inmigración de Trump para la economía?

Los trabajadores poco cualificados, en particular los afroamericanos, se beneficiarían de las deportaciones. Sus salarios y oportunidades de empleo probablemente mejorarían porque compiten por puestos similares, según los expertos.

Borjas calcula que los trabajadores indocumentados generan alrededor de entre 10,000 millones y 12,000 millones de dólares de producción para la economía de Estados Unidos. Pero también sostiene que esta producción puede ser eclipsada por el hecho de que algunos no pagan impuestos, sus hijos utilizan recursos públicos como escuelas y porque también compiten por empleos con los ciudadanos estadounidenses.

Fuera de los trabajadores poco cualificados, gran parte de la economía se vería perjudicada, sostienen otros expertos.

El American Action Forum sostiene que la política de Trump provocaría que la economía se contraiga en 1 billón de dólares. Eso representa la pérdida de empleos y los dólares perdidos que esos inmigrantes no gastarían en las tiendas y en los restaurantes estadounidenses.

Más allá de eso, simplemente deportar a 11 millones de personas en dos años requeriría de muchos más recursos por parte del gobierno.

Trump dice que triplicaría el número de agentes de la patrulla fronteriza ICE. Gitis estima que Trump tendría que aumentar el número de agentes de aproximadamente 5,000 a más de 90,000 para deportar a los 11 millones de inmigrantes en el marco temporal de dos años de Trump.

En la opinión de algunos expertos, los números de Trump simplemente no cuadran.

“Las propuestas de inmigración de Trump no tienen absolutamente ningún sentido económico”, dice Hinojosa-Ojeda.

Newsletter
Ahora ve
LauDrive transporte ‘on demand’ para las mujeres
No te pierdas