La tormenta para el peso mexicano no ha terminado

Pese a la recuperación del primer trimestre y un marzo de ganancias, la moneda nacional enfrenta riesgos que pueden quitarle la tranquilidad lograda en esos meses.
Incertidumbre  Pese a que en los próximos días se vislumbra un panorama de ganancias para el peso, los peligros no se han disipado completamente.  (Foto: Fotoarte: Edmundo Legorreta)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Marzo se despidió del peso mexicano con un "dulce adiós" y abril lo saluda con una sonrisa.

¿La razón? Existe la posibilidad de que la moneda extienda en este mes la ganancia que la llevó casi a disipar las pérdidas históricas por temores al efecto Trump en México desde que el republicano ganó las presidenciales de su país.

El peso cerró con una apreciación acumulada de casi 10% en el primer trimestre, con lo cual casi se ubica en el nivel previo a su desplome tras el triunfo de Trump en las presidenciales de Estados Unidos.

El avance del peso en los primeros dos meses de la era Trump fue apoyado por un coctel compuesto por dos ingredientes. De un lado un tono más moderado del equipo del republicano que aminoró las principales amenazas comerciales y migratorias contra México hechas en campaña y, por el otro, medidas internas tomadas en territorio nacional, como las subastas de dólares y coberturas cambiarias.

Y aunque en los días por venir se vislumbra un panorama de ganancias para el peso, los peligros para la moneda nacional no se han disipado del todo.

Estos son los factores positivos y los riesgos para el peso en las próximas jornadas, de acuerdo con un análisis de CIBanco y BofA Merrill Linch divulgados este martes.

Lo bueno

1. El peso puede estar tranquilo, al menos en lo que resta del primer semestre de 2017.

"Las principales preocupaciones de los inversionistas financieros sobre los activos mexicanos se han pospuesto para la segunda mitad del año", indicó CI Banco en un reporte.

No es que inversionistas hayan dejado de estar temerosos, pero los hechos recientes parecen dilatar los miedos referentes a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la política fiscal de Trump con un posible impuesto a las importaciones y, en el terreno doméstico, la calificación de la deuda soberana mexicana, en revisión y con panorama negativo por las tres principales calificadoras del mundo, Moody's, Fitch y S&P.

El golpe con la realidad al momento de gobernar y los procesos administrativos han hecho que el comienzo de la revisión del acuerdo comercial atacado por Trump comience, tentativamente, hasta julio.

Antes de que acaben sus primeros 100 días de gobierno, Trump ya tuvo su primer revés legislativo, luego de que su propuesta de reforma de salud no prosperara en el Congreso. Esto pone en entredicho la capacidad del republicano para impulsar su agenda en las cámaras de su nación. Su plan fiscal es el siguiente reto.

"Es probable que la renegociación del TLCAN empiece este año, lo que aumentará la incertidumbre. Aunque una renegociación institucional tiene el potencial de beneficiar a los tres países. Las políticas antimigratorias se mantienen como un riesgo, aunque los escenarios más riesgosos parecen cada vez menos probables", explicó BofA en su análisis firmado por el economista Carlos Capistrán.

2. El calendario económico de abril parece que jugará a favor del peso, pues no hay reuniones de política monetaria ni del Banco de México ni de la Reserva Federal de Estados Unidos.

"Abril se puede convertir en un mes con menor volatilidad (...), el tipo de cambio promedie durante abril 18.75, lo que lo convertiría en el mejor mes de 2017 para el peso mexicano", indicó CI Banco.

3. Expertos han expresado cierto optimismo en las últimas semanas sobre el desempeño del peso frente al dólar.

"El peso mexicano ha entrado en un proceso de consolidación de su tendencia de apreciación, el cual se puede afianzar en este mes de abril", agregó CI Banco.

El año en curso terminará con un tipo de cambio de 20.24 pesos por dólar, de acuerdo con la más reciente Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, divulgada este lunes.

La cifra es 86 centavos menor respecto a la estimación de febrero y por primera vez en tres meses los grupos consultados ubican al dólar debajo de las 21 unidades. Además, es la tercera vez que bajan su estimación para el billete verde.

4. La inflación se disparó desde enero de este año impulsada por el gasolinazo decretado al inicio del año. Pero el avance reciente del peso ha ayudado a aminora el impacto.

"La reciente apreciación del peso y la nueva fórmula de cálculo de los precios de gasolina han ayudado a mejorar las expectativas de inflación, lo que a su vez contiene efectos secundarios en la inflación. De la misma forma, la fuerte reacción del banco central, en anticipación a la inflación, ha sido un conductor importante de la mejora de las expectativas", indicó BofA.

"La relativamente alta tasa de interés real ha apoyado al peso", añadió la institución.

Lo malo

5. Fitch, Moody's o Standard & Poors, principales calificadoras de riesgo del mundo, podrían hablar de México en los próximos días, y sus palabras pueden presionar al peso.

"Existe la posibilidad de que en estos días alguna de las principales agencias calificadoras se pronuncie sobre la calificación de deuda soberana de México", previó CI Banco.

Las tres agencias han puesto en revisión y panorama negativo la nota del país ante dudas sobre el manejo de la deuda pública.

El gobierno federal ha respondido con medidas que buscan lograr finanzas sólidas, y el remanente de 321,653 millones de pesos entregado la semana pasada por el Banxico de México a Hacienda puede ayudar a esa meta, pues los recursos serán destinados al pago de deuda y al fondo de estabilización.

"Sin embargo, es muy probable que todavía los esfuerzos sean insuficientes para evitar una reducción de un grado en la calificación de riesgo. De concretarse este escenario, la moneda mexicana podría depreciarse a niveles por arriba de los 19 pesos", apuntó CI Banco.

Aunque la decisión quizá se aplace hasta que las calificadoras vean los avances en la renegociación del TLCAN, " al que últimamente han mencionado como tema importante a seguir", añadió.

6. El peso enfrenta un riesgo, pero ahora en francés. Las elecciones para elegir al nuevo presidente de Francia comienzan con la primera vuelta el 23 de abril y la segunda el 7 de mayo.

Un triunfo de la candidata de ultraderecha, Marine Le Pen, enciende las preocupaciones de los mercados por sus ideas sobre salirse de la Unión Europea y dejar de usar el euro.

"Las encuestas han fallado en los últimos grandes procesos de votación, como lo fue el brexit y las elecciones en EUA. Esto podría generar volatilidad en los mercados financieros internacionales, incluyendo el cambiario mexicano", consideró CI Banco.

7. El peso ha salido al frente para enfrentar los golpes que vienen del exterior y parece que la historia continuará.

"El peso (MXN) seguirá siendo el principal amortiguador de choques", advirtió BofA.

8. La apreciación del peso tiene una cara no tan benéfica para el consumo, que ha sido el principal motor de crecimiento de la economía mexicana.

"La reciente apreciación del peso limitará el actual consumo en servicios y bienes locales, y también dejará de generar un impulso a las remesas en pesos. La inversión privada también se desacelerará por la incertidumbre que rodea las política públicas en Estados Unidos, así como la política interna de México", dijo BofA.

Ahora ve
Zimbabwe vive horas de júbilo tras la histórica renuncia de Robert Mugabe
No te pierdas
×