Las acciones de EU han subido a nuevas alturas, ¿pero están demasiado caras?

Inversionistas temen que el segundo mayor mercado alcista de la historia se esté calentado demasiado.
Con fuerza  Wall Street logró un combo que impulsó un récord en bolsas.  (Foto: Shutterstock)
MATT EGAN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Los feroces especuladores de Wall Street a menudo argumentan que el récord de los mercados accionarios actuales no son tan exageradamente caros como lo eran a principios del año 2000.

Aunque por lo general eso es cierto, por lo menos una medida importante de los valores de las acciones se está acercando a aquellos niveles de la época de la burbuja 'puntocom'.

El S&P 500 se cotiza en 2.1 veces sus más recientes ingresos registrados, según FactSet. ¿La última vez era más alto? Sí, en septiembre de 2000, cuando se ubicó en 2.2 mientras reventaba la burbuja de las 'puntocom'.

Lee: Reino Unido voltea hacia México ante el ‘brexit’

Elevadas métricas de valoración como esa dan armas a aquellos que temen que el segundo mayor mercado alcista de la historia se haya calentado demasiado.

Wall Street logró un combo que impulsó un récord este miércoles, cuando el Dow, el S&P 500 y el Nasdaq cerraron en máximos récord. El índice Fear and Greed de CNNMoney del sentimiento del mercado cambió a “modo de codicia extrema” esta semana.

“Las emociones positivas podrían haber impulsado los precios de las acciones estadounidenses más allá de donde deberían postrarse contra la marea”, escribió en un informe Kristina Hooper, estratega de mercado global de Invesco.

“Eso no significa que las acciones estadounidenses vayan a caer pronto, pero creo que se están volviendo más vulnerables”, escribió Hooper.

Las acciones han subido a nuevas alturas este verano a pesar de la incapacidad del presidente estadounidense Donald Trump, de aprobar su agenda económica en el congreso hasta el momento. Sus promesas de reducir masivamente los impuestos, de gasto en infraestructura y de desregulación impulsaron el alza de las acciones tras las elecciones. Desde entonces, los inversionistas han recortado sus apuestas, especialmente acerca del momento y el tamaño de los posibles recortes de impuestos.

Recomendamos: La Fed alista venta de activos adquiridos durante crisis

En lugar de enfocarse en Washington, el mercado se ha mantenido a flote gracias a las sólidas ganancias de las principales compañías estadounidenses en los últimos meses. Wall Street se encendió de nuevo esta semana por las cifras sólidas de firmas como McDonald's, Caterpillar y Boeing, especialmente.

Por ahora, los inversionistas están prestando poca atención a las valoraciones y en vez de ello se están enfocando en cuánto dinero están obteniendo las compañías. Pero ese enfoque podría cambiar eventualmente.

“Las valoraciones no importan hasta que sí importan”, escribió Peter Boockvar, director de análisis de mercado de The Lindsey Group, en un informe que advertía sobre la creciente relación precio/ventas.

Boockvar argumentó que "aunque las valoraciones son terribles señales del mercado a corto plazo, importan mucho a largo plazo".

Dan Heckman, estratega de inversiones de U.S. Bank Wealth Management, dijo que la relación precio/ventas es una métrica importante, aunque un “indicador con retraso”.

Heckman señaló que las empresas continúan aumentando sus ventas; una tendencia que apuesta a que seguirá, gracias a la caída del dólar.

Wall Street prefiere valorar el mercado con base en las ganancias proyectadas. Bajo esa medida, las acciones parecen un poco más razonables.

Lee: El alza en Wall Street se desliga de Donald Trump

El S&P 500 se cotiza a 17.8 veces las ganancias futuras, según FactSet. Eso es apenas por debajo del múltiplo de marzo de 17.9, que fue el nivel más alto desde enero de 2004.

“No creemos que el mercado sea barato, pero tampoco excesivamente caro”, dijo Heckman.

Los alcistas del mercado argumentan que están garantizados múltiplos superiores y señalan el ambiente actual de condiciones favorables: toneladas de dinero fácil de parte de los bancos centrales mundiales, crecimiento lento pero constante, tasas de interés bajas y una inflación obstinadamente débil. Todo eso hace que las acciones parezcan más atractivas.

Pero los veteranos del mercado están en guardia para lo que podría generar una sacudida a las acciones después de este largo tramo de ganancias constantes.

El S&P 500 ha pasado 264 días sin un retroceso del 3% o más, el cuarto periodo más largo desde 1928, según Bespoke Investment Group.

“Todos estos nuevos máximos mantienen las antenas desplegadas sobre qué podría salir mal o traer dificultades”, dijo Joe Quinlan, director de estrategia de inversiones de U.S. Trust.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Quinlan señaló la enorme racha alcista de las acciones tecnológicas, que han llevado al Nasdaq a subir casi 20% este año.

“Yo no lo perseguiría, no me gusta comprar acciones en máximos históricos; yo tomaría mis precauciones”, dijo.

Ahora ve
En su comparecencia, Osorio Chong respondió críticas sobre seguridad
No te pierdas
×