'Start-up' mexicana levanta 15 mdp de capital con solo cuatro meses de operación

El sitio de venta de colchones en línea Luuna es la primera empresa que obtiene inversión de capital semilla por parte del fondo de reciente creación Mountain Nazca.
Los fundadores de Luuna.mx (de izq. a der.) Guillermo Villegas, William Kasstam, Lauréne Marie y Carlos Daniel Salinas.
Elevar el sueño.
Los fundadores de Luuna.mx (de izq. a der.) Guillermo Villegas, William Kasstam, Lauréne Marie y Carlos Daniel Salinas.
(Foto: Cortesía)
  • A+A-
Por: Jimena Tolama

Luuna.mx, una empresa que desarrolló un colchón premium que vende exclusivamente en línea, levantó 15 millones de pesos (mdp) de capital semilla por parte de inversionistas internacionales en tan solo cuatro meses de operación.

La inyección fue liderada por la firma de inversiones suiza Mountain Partners, a través de su filial latinoamericana Mountain Nazca, la cual se formó a partir de la adquisición del 51% de Nazca Ventures en noviembre de 2015.

“Esta es la primera inversión que realiza el fondo desde su creación”, dijo a Expansión el analista de inversión de Mountain Nazca, Raúl Villarreal.

El capital semilla invierte en ideas o empresas con proyectos en fase temprana, sin un historial de ventas y sin un modelo de negocio probado. De acuerdo con EY México, generalmente los montos de inversión suelen ser de hasta 500,000 dólares.

En la ronda de financiamiento también participaron dos co-inversionistas: un fondo americano, el primer inversionista institucional de Apple, y un fondo europeo, uno de los cinco súper ángeles de ese continente. "Ha sido algo muy especial para la empresa y estamos muy felices por esto, nuestra escalabilidad lo avala", agregó el CEO de Luuna, Carlos Daniel Salinas.

Al rescate del descanso

Tras siete meses de investigación y dos mdp de inversión en prototipos, Luuna desarrolló un colchón premium 100% hecho en México con materiales de alta tecnología, fácil de transportar y 60% más barato que los que venden otras marcas como Sealy o Spring Air, que pueden llegar a costar hasta 40,000 pesos.

La venta del colchón es sólo a través de su portal en línea y promete un tiempo de entrega menor a cinco días. El producto en alguna de sus cuatro modalidades (individual, matrimonial, king y queen) es entregado directamente de la fábrica al consumidor en una caja sellada al vacío, lo que lo hace menos pesado.

“Ofrecemos 30 noches de prueba y si no te gusta te regresamos el 100% de tu dinero, mientras que el producto rechazado se dona”, explica el director de operaciones y co-fundador Guillermo Villegas, de 26 años.

El modelo de negocio elimina los intermediarios entre la fábrica y el cliente, un factor que suele encarecer el costo final del producto. Además funciona con una integración vertical que permite minimizar los costos de producción y lograr precios accesibles. “No somos es un e-commerce basado en promociones. Vendemos un producto muy bueno con un negocio sostenible en el tiempo, que no requiere tanta inversión y eso llama la atención”, señala Salinas, de 28.

De acuerdo con Raúl Villarreal de Mountain Nazca, el fondo apostó por Luuna porque entendió el modelo de negocio. “Creemos que el futuro de las oportunidades de inversión en e-commerce estará basado en modelos disruptivos en industrias tradicionales, especialmente cuando se construye una marca alrededor de un producto diferenciado”, agrega Villareal.

Desde que inició operaciones en octubre de 2015, Luuna suma cientos de clientes en los 32 estados de la República y su sitio es el más visitado de México entre las marcas de su sector con 60,000 visitas al mes.

Con el capital obtenido, Carlos Daniel Salinas junto con sus tres socios co-fundadores buscará fortalecer las operaciones de la empresa con miras a una expansión en Latinoamérica, incrementarán la flota de entrega y abrirán un par de showrooms para exhibir el colchón, hasta ahora el único producto de Luuna.

Entre los proyectos a futuro, pretenden crear Luuna Lab, un laboratorio de inteligencia mexicana que aporte a la creación de productos de descanso con la misma filosofía que el colchón que actualmente venden. Esto con meses de investigación a fin de ampliar el portafolio con la mejor calidad de materiales y precio.

Con información de Carmen Murillo

  • A+A-