Estrenón, la empresa que evoluciona el mercado de ropa de segunda mano

Este retailer formaliza la venta de ropa usada y permite a personas de bajos recursos acceder a prendas de calidad a bajo precio.
José Luis Reyes  fundó la cadena de tiendas para acercar a personas con pocos recursos prendas de calidad en buen estado.  (Foto: Simon Barber)
Jimena Tolama /
CIUDAD DE MÉXICO (Revista Expansión) -

Juan Alberto Pérez no tenía ropa para ir a una entrevista de trabajo ni mucho dinero para adquirirla. De casualidad, encontró un traje de 89 pesos en Estrenón, una tienda de ropa de segunda mano en el centro de Guadalajara, donde encontró la misma experiencia de compra que en cualquier otra boutique, con publicidad, etiquetado, música, ofertas y el sonido de la caja registradora.

“El conjunto le ayudó a conseguir una posición de jefe de producción en una fábrica”, cuenta José Luis Reyes, fundador del concepto, quien recibió una carta de agradecimiento de Pérez, que evidenciaba la filosofía del negocio: mejorar la apariencia, la autoestima y las oportunidades de los clientes mediante prendas de bajo costo.

Lee: ¿Cómo crear un negocio de impacto social?

Así es como la empresa social, que opera desde 2011, busca formalizar la venta de ropa seminueva, ya que, según datos de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), 60% de lo que se comercializa en el país se hace de manera informal.

Por otra parte, los tianguis elevan hasta en 60% el costo de la ropa seminueva, mientras que Estrenón mantiene un margen de entre 10 y 20%, a un costo promedio de 27.5 pesos.

La empresa compra a personas de clase media-alta las prendas que ya no utilizan a un precio promedio de 5% sobre el valor nuevo. En su centro de compra de Zapopan, clasifica mediante un software propio el uso previo, talla, moda, temporada y la marca de los artículos.

Los de mejor estado son seleccionados y se acuerda un precio de compraventa con un contrato legal. Las prendas son sanitizadas, etiquetadas, empacadas y en menos de 12 horas aparecen colgadas en alguna de las 27 tiendas de Jalisco, Aguascalientes, Michoacán y Guanajuato. En cinco años, el negocio ha registrado 30 millones de pesos en ventas.

Reyes abrió su primera tienda con 50,000 pesos de inversión propia. Después, recibió 1 millón de pesos a través de tres inversionistas ángeles. Varios premios internacionales, como el MassChallenge, en Estados Unidos, con el que obtuvo 100,000 dólares, le permitieron mejorar su sistema logístico, infraestructura y software.

Actualmente opera mediante tiendas propias (80%), franquicias (10%) y alianzas con microemprendedores (10%) que sólo quieren poner su tienda y surtirse. El plan es conquistar el sureste de México, hasta expandirse por otros países de Latinoamérica en 2021.

“Este modelo de negocio es totalmente inexplorado, pero si funciona es porque hay mercado”, dice el socio líder del sector retail de KPMG México, José Manuel González.
Sin embargo, resalta que el mayor riesgo que enfrenta es el de quedarse sin inventario, principalmente, si planea expandir la empresa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Estamos estudiando detenidamente la estrategia de crecimiento”, asegura el emprendedor, pues en 2018 quiere llegar a la Ciudad de México con 20 tiendas y un segundo centro de compra.

Nota del editor: Este artículo fue publicado en la edición 1207 de la revista Expansión.

Ahora ve
Apple TV 4K planea competir contra cableras y videojuegos en México
No te pierdas
×