We Live, la apuesta a largo plazo de We Work en Latinoamérica

El gigante que transforma los espacios de trabajo en el mundo ya prueba el modelo de coliving en Nueva York y Washington.
es un modelo de vivienda en comunidad adaptado a las necesidades sociales y profesionales de los trabajadores y emprendedores.
We Live  es un modelo de vivienda en comunidad adaptado a las necesidades sociales y profesionales de los trabajadores y emprendedores.  (Foto: iStock by Getty Images)
Jimena Tolama /
Buenos Aires, Argentina (Expansión) -

We Work, el gigante neoyorquino que alquila pisos de oficina o edificios enteros para convertirlos en espacios de trabajo colaborativos se prepara para traer a Latinoamérica en el largo plazo un segundo concepto que va más allá de rentar lugares creativos con wi-fi y café ilimitado a corporativos, emprendedores y freelancers. De hecho, esta vez incluye camas.

Se trata de We Live, un proyecto que nació con la intención de extender el estilo de vida profesional en comunidad de todo miembro de la plataforma de coworking a todas horas, todos los días, mediante la renta de departamentos amueblados, cercanos a los hubs de innovación y los distritos financieros.

Lee: We Work, un paso hacia la construcción de una red mundial de empresarios

“No puedo hablar de fechas exactas, pero estaremos trabajando en el desarrollo del proyecto para la región en los próximos 12 meses y sí, el plan incluye a México”, adelanta a Expansión el CEO de We Work para Latinoamérica, Patricio Fucks. Sin embargo, aclara, el plan aún no pasa del papel.

El objetivo de la compañía es llevar la experiencia de los ‘roomies’ a otro nivel con la interacción de todo un complejo habitacional y no solamente entre dos o tres personas que comparten el mismo techo. “Si alguien vive en un edificio con 100 o 150 vecinos, a cuántos de ellos conoce realmente. Nosotros queremos cambiar eso con la vivienda, tal como rompimos con las formas tradicionales de trabajo”, explica Fucks.

La compañía creada en 2010 por el emprendedor israelí Adam Neumman y valuada en más de 10,000 millones de dólares, según datos de Crunchbase, suma al día de hoy más de 163 sedes distribuidas en 52 ciudades de 16 países alrededor del mundo. Su entrada a América Latina sucedió apenas en septiembre de 2016 con la Ciudad de México como sede de su primera apertura.

En menos de un año la capital del país ya cuenta con seis ubicaciones. Entran dentro del total de 23 que Fucks, responsable de la expansión en la región, consiguió abrir en el mismo periodo también en Argentina, Brasil y Colombia.

“Los resultados fueron impactantes y se dieron muy rápido”, asegura el directivo, lo que le hace tener la ilusión de que la implementación del modelo de coliving también sería muy bien aceptada por el público en el largo plazo.

Del coworking al coliving



El concepto de coliving o vida compartida siempre ha existido. Pero en el universo de la innovación comenzó a ser explotado a principios de los 2000 en el área de Silicon Valley con las ‘hacker mansions’, unas casas estilo fraternidad ocupadas por los emprendedores, entre ellos Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, donde por una renta mensual barata tenían una cama y áreas comunes en las que junto con sus equipos desarrollaban sus proyectos más ambiciosos.

En Estados Unidos, Common y OpenDoor son las start-ups más conocidas que basan su modelo de negocio en el coliving. Sin embargo la estrategia de We Work se enfoca en trasladar a la renta de vivienda el mismo modelo de negocio que ejecuta con los espacios de trabajo: alquilar propiedades, acondicionarlas y después rentarlas al público con amenidades de primer nivel.

Estas incluyen una red global de networking digital para conectar a los miembros mediante una aplicación, cocinas comunitarias, TV por cable, internet de alta velocidad y áreas comunes. A estos les agrega habitaciones, gimnasios, jardines y hasta salas de cine.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En abril de 2016 la compañía lanzó dos sedes 'beta' de We Live en Wall Street, en Nueva York, y en Crystal City, a las afueras de Washington D.C. Los precios de renta oscilan entre los 1,900 y 3,000 dólares al mes.

“Aún no puedo hablar mucho del impacto de We Live, seguimos probando y estudiando los resultados. Pronto los daremos a conocer”, comenta un entusiasta Fucks, quien desea aterrizar el concepto en la región cuanto antes.

Ahora ve
Por error, HBO transmite episodio seis de la nueva temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×